El plato que le permite saber el mejor momento de sus forrajes

Por: 
CONtexto Ganadero
05 de Mayo 2014
compartir
Plato medidor de praderas
El Plato medidor de praderas ayuda ostensiblemente a la organización en el predio ganadero. Foto: Universidad de La Salle.
Con la herramienta del Plato medidas de praderas, el productor bovino conocerá cuál es el mejor momento para darles el pasto a sus animales y, además, detallará cómo mejorar su productividad.
 
Ante las temporadas de verano que las diferentes regiones del país han vivido, los ganaderos colombianos comenzaron a mirar la alimentación de sus semovientes como una actividad vital para que su producción láctea y cárnica no decaiga.
 
Aunque los productores bovinos se han volcado con rigurosidad al tema, muchas veces conocer el momento perfecto para que las reses consuman el pasto necesita de precisión y tecnología para que la tarea quede completa. (Lea: En Meta se realizó sistematización de la planificación forrajera)
 
Ante esto, y para evitar el comúnmente llamado 'ojímetro', la Universidad de La Salle trajo al país el Plato medidor de praderas (Rising plate meter, en inglés), un dispositivo tecnológico que le permite al ganadero medir el forraje y pronosticar el momento preciso para que sus animales lo ingieran.
 
De acuerdo con Iván Darío Calvache García, profesor del área de Zootecnia del Claustro Universitario, este artefacto se convierte en una herramienta para que el productor vacuno encuentre el estándar de calidad que tanto busca para competir codo a codo con la globalización.
 
Este Plato medidor de praderas les ayuda a los ganaderos a poder perfeccionar sus pastos en función de crecimiento, de cantidad de nutrientes y de disponibilidad en el predio, para que en el momento de consumo sea el más óptimo para las reses”, añade Calvache García.
 
Asimismo, el docente de La Salle explica que gracias a este instrumento el productor pecuario contará con la posibilidad de establecer la cantidad exacta de rumiantes que se alimentarán por cada hectárea, pues con las variables climáticas y técnicas que les brindará el Plato, se podrá calcular fácilmente el crecimiento del forraje en la finca. (Lea: Ganaderos de San Gil aprendieron sobre el manejo de praderas)
 
Si el pasto que consume el animal no cuenta con una óptima composición química y no hay una disponibilidad necesaria en la pradera de la finca, el rendimiento en cuanto a productividad y a calidad no será el esperado por el productor”, culmina el experto.
 
Alimentación estacional
 
 
De acuerdo con diferentes estudios que la Universidad de La Salle ha realizado basándose en la utilización del Plato medidor de praderas, cuando el productor conoce el ciclo que tiene el pasto en cuanto a crecimiento en el predio, se sabe a ciencia cierta el momento exacto en que el forraje cuenta con una mayor cantidad de nutrientes para el animal. 
 
Una de las investigaciones asegura que el consumo de forrajes por parte de los rumiantes en el momento óptimo del pastoreo, incrementa ostensiblemente la concentración de grasa y proteína en la bebida al momento del ordeño.
 
Asimismo, al tecnificar el proceso de conocimiento de forrajes, el productor bovino aprovechará considerablemente la base alimenticia en sus animales, disminuyendo de esta forma las pérdidas económicas que la falta de planificación acarrearía para su bolsillo. (Lea: El aforo, vital para el cuidado de forrajes)
 
¿Cómo funciona el dispositivo?
 
Para instalar este Plato medidor, que fue un invento desarrollado en Nueva Zelanda, en donde se describió como una herramienta de gestión de las explotaciones, es necesario hacer presión sobre el pasto con el instrumento tecnológico para que luego de ser ubicado alrededor del bastón logre medir la altura comprimida del forraje.
 
Luis Clavijo Rojas, coinvestigador del proyecto en el país, explica que luego de realizar este primer paso, el sistema toma los datos y los reemplaza en una ecuación previamente elaborada bajo las condiciones de cada país, de acuerdo con la región, el clima y la estación del año (en naciones que las tienen), para calcular así la cantidad de kilogramos de material seco y proyectarlo por hectárea. (Lea: Fedegán presenta novedades en semillas y pasturas a capacitadores del país)
 
Esta herramienta tecnológica solo es efectiva si es acompañada por un plan que ayudará a mejorar la competitividad y producción. Con esto, la posibilidad de aumentar las ganancias de la empresa ganadera hasta en un 10% frente al método tradicional, es muy positiva”, añade Clavijo Rojas.
 
La importancia de la planeación forrajera
 
 
La Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, explica en una cartilla titulada ‘Guía para realizar una planeación forrajera en predios ganaderos’, el paso a paso de la importancia que tiene conocer los pastos que los animales consumen a diario.
 
En la publicación se informa que “el éxito de la planeación forrajera se basa en el buen manejo de información”, lo que impulsa la utilización del Plato medidor para conocer detalladamente cómo es el predio.
 
La oferta de forraje determina la capacidad de carga de los sistemas establecidos, y se calcula por medio de aforos. Aforar es determinar o medir y se hace en kilos por hectárea, cuadra, fanegada o kilos por metro cuadrado. Por eso hay que obtener información básica del terreno a evaluar: área total, área que ha de ser aforada, días de descanso, etcétera, para determinar así las áreas sin forrajes y los posibles porcentajes de cada especie dentro de la pradera”, añade la cartilla. (Galería: Plato medidor de forrajes)
 
De esta forma, el Plato medidor se convierte en una herramienta fácil de manipular, pues solo requiere una sencilla inducción que no tiene ningún nivel de profundidad, con el único objetivo de prevenir el desperdicio de pasto evitando que se pastoree más de lo necesario. Los resultados hablarán por sí solos y las épocas críticas de verano e invierno no dejarán tantas pérdidas en la productividad.