La cabra santandereana estaría a punto de desaparecer

Por: 
Diego Castrillón Franco
26 de Mayo 2013
compartir
Cabra criolla santandereana.
Son cada vez menos cabreras en Santander donde se pueda encontrar esta raza de cabra. Foto: Gobernación de Santander.
La Gobernación de Santander aseguró que en el departamento se encuentran cerca de 40.000 animales, pero para los especialistas en el tema, ya no quedan más de 5.000 cabezas.

Hace algunas semanas el gobernador de Santander, Richard Aguilar, le comunicaba a los santandereanos y al país la noticia de que la cabra criolla santandereana sería reconocida, antes de terminar el año, como la segunda raza pura caprina en todo el mundo.
 
Para alcanzar esta distinciòn, la Gobernación destinó $400 millones y a través del Corpoica gestionó $400 millones más, los cuales serán invertidos en la dinamizaciòn de dicho proceso, que busca obtener el reconocimiento a más tardar en diciembre de 2013. (Cabra santandereana, cerca de ser la segunda raza pura en su especie)
 
Un camino que luce interesante y valioso para Colombia. No obstante, se escuchan otras voces que dan un panorama desalentador sobre el tema. Según señaló Álvaro Uribe, veterinario espcializado en esta raza y habitante de la región del Chicamocha, lugar de origen del caprino, de las 40 mil cabezas que menciona el gobernador Aguilar, en la actualidad no quedan más de 5 mil.
 
“Las cabras criollas santandereanas se acabaron, ya quedan muy poquitas. Puede preguntarle a Pedro Salazar (intentamos comunicarnos con él, pero su esposa manifestó que se encontraba en delicado estado de salud), una de las personas que más sabe de esta raza y se lo puede confirmar”, argumentó Uribe. (Caprino de la raza Boer)
 
Ante esta revelación, el experto destacó las ventajas del animal, entre las que se reconoce su resistencia frente a los problemas sanitarios, su producción de leche y su tamaño.
 
“Es una raza fuerte. Su color, tipo de piel y tamaño la hacen ideal para vivir en regiones montañosas, lo cual evita que se lastime o se corte, es un animal supremamente fértil, que no tiene muchos problemas sanitarios y permite hacer cruces con otro tipo de cabras sin ningún problema”, contó el veterinario santandereano. (Feria Nacional Ovino Caprina se toma a Santander)
 
Álvaro Uribe aseguró que sin duda la cabra criolla santandereana es un excelente ejemplar, que puede reproducirse 2 veces al año, su producción de leche es suficiente para alimentar a 2 crías al tiempo, lo cual no hace un animal rentable en el mercado. Su valor por kilo está entre los $5.000 y $6.000, sin embargo, la poca cantidad de cabreras, hace que sea complejo comercializar con ellas.
 
Ventajas de los caprinos
Ante los beneficios descritos por Uribe, CONtexto Ganadero consultò con una empresa que trabajara con la leche de cabra y logró hablar con Diana Torres, gerente de la empresa Caprichi. Esta organizaciòn, ubicada en Bucaramanga, lleva más de 2 años dedicada a trabajar con este producto y con los caprinocultores del departamento.

Según narró Torres, Caprichi es una empresa que no solo les compra el lácteo a los campesinos, sino que además les brinda asistencia técnica, los capacita en buenas prácticas de ordeño y cuidado de los animales, para que el producto extraído sea óptimo.

“La leche de cabra es muy susceptible. Quien va a ordeñar al animal debe ser muy cuidadoso porque cualquier olor se pega al lácteo y lo daña. Por ejemplo, si el ordeñador fuma o se aplica una lociòn muy fuerte, esto podrìa afectar sustancialmente el sabor del lìquido, por eso los estamos capacitando constantemente”, reseñó la Gerente de Caprichi. (Caprino raza Anglo nubiana)

La santandereana manifestó que el cabro es muy conocido por su carne, en especial en Santander y La Guajira, pero aseguró que la leche tiene grandes propiedades que le aportan a la nutriciòn de niños y adultos mayores.

“El lácteo que proviene de la cabra es diferente, tiene menos lactosa y para quienes sufren de intolerancia se ideal para su consumo. Su cantidad de minerales es mayor, por eso se la recomiendan a las mujeres embarazadas, adultos mayores y madres lactantes, además sus moléculas de grasa son más pequeñas, pero sin duda su principal cualidad es el parecido que tiene con la leche materna”, explicó Diana Torres. (Aumenta comercialización de ovinos y caprinos en Colombia)

Además de los puntos que destacó la Gerente de Caprichi, Uribe recalcó que la carne de cabro es de muy buena calidad y con mucho reconocimiento, sin embargo, su consumo está ligado a zonas donde culturalmente se adopta al cabro como un alimento natural de su dieta, tal cual como ocurre en Santander y La Guajira.
 
“Es una carne muy buena, pero lo que ocurre muchas veces es que quienes la consumen por primera vez pueden encontrarse con un corte que provenga de un cabro adulto, lo cual afecta considerablemente el sabor y eso no permite que el consumo sea masivo y se quede en las culturas que ya lo adoptaron”, puntualizó Uribe.