La importancia del gen de pelo corto para la ganadería bovina

Por: 
CONtexto ganadero
21 de Marzo 2022
compartir

En el mundo hay cada vez más iniciativas para cruzar bovinos que tengan el gen de pelo corto o “slick” en busca de crías más resistentes al estrés calórico. Así se fue como se descubrió el gen que manifiesta este fenotipo y conozca cuáles son las razas que lo poseen.

 

Según el artículo “Beat the heat with slick genetics” (Combatiendo el calor con genética slick) del portal Select Sires, el ganado “slick” se encontró originalmente en la raza senepol, originaria de la isla caribeña de St. Croix o Santa Cruz (Islas Vírgenes).

 

“El pelo corto es causado por una mutación en el gen del receptor de prolactina que le da al ganado bovino la habilidad de regular mejor su temperatura corporal interna y mejor capacidad de sudar”, explicó la publicación.

 

Y continuó señalando que así como el alelo sin cuernos (polled), el alelo slick es dominante, lo que significa que solo se necesita de un progenitor con este gen para que el fenotipo se exprese en una cría que resulta de otro bovino que no tenga el gen.

 

Por ello, en varias partes del mundo se están adelantando proyectos para cruzar toros con mutación de pelo corto (slick hair) con vacas de alta producción lechera, para obtener novillas igual de productoras pero más resistentes al calor que sus madres.

 

Justamente, Miguel Novoa Bravo, PhD. y director científico de Genética Animal de Colombia Ltda., indicó que esta herramienta contribuiría a la adaptación bovina al cambio climático, quien sostuvo el fenotipo se ha asociado a características importantes de producción.

 

“Es consistentemente asociado a niveles más altos de termotolerancia y a niveles más altos de producción lechera en cruzamientos en ambientes del trópico”, aseguró. (Lea: Conozca cómo influye en gen del pelo corto en presentación de estrés calórico)

 

Cabe recordar que el genotipo es el conjunto de los genes y la información genética, en tanto que el fenotipo es la expresión en forma física de los atributos. Así pues, el gen de pelo corto se manifiesta en la característica de pelaje corto en los animales.

 

 

¿De dónde proviene el “pelo corto” y qué razas presentan el fenotipo?

 

Novoa Bravo explicó que el pelo corto es una cualidad física en el ganado bovino que denota “la presencia de pelos más cortos y una densidad más baja de folículos pilosos en gran parte del cuerpo comparado con la versión silvestre de este fenotipo”.

 

La característica se presenta de manera natural en razas bovinas criollas y sudamericanas, como romosinuano, blanco orejinegro, limonero, carora y senepol. Sin embargo, no se sabe si estas razas provienen de la misma población o de diferentes poblaciones.

 

Según el experto, una de las hipótesis más probables sobre el origen del “pelo corto” es que parece haber aparecido en eventos independientes. (Lea: Así están trabajando en Nueva Zelanda para obtener vacas lecheras más resistentes al calor)

 

“Esto se denomina en biología ‘homoplasia’, diferentes procesos convergen en un mismo fenotipo, presumiblemente por mecanismos de selección natural y artificial, donde dicho fenotipo presenta una ventaja al fenotipo silvestre”, observó.

 

 

¿Por qué cruzar con animales de pelo corto?

 

Por su parte, Torres, Sierra y Rojas, en el documento “Importancia del gen pelo corto en rebaños tropicales” anotaron que la genética y el ambiente deben ir de la mano para lograr una mayor productividad, de lo contrario se perdería dinero en recursos genéticos.

 

El clima tropical sigue afectando en forma directa al animal, sin embargo, pueden surgir problemas si la preocupación se orienta más a acondicionar el ambiente sin realizar una selección del genotipo en los animales para que se exprese el fenotipo adecuado”, dijeron.

 

Los autores precisaron que el estudio de Olson y otros en 2003 demostró lo mencionado más arriba, que el pelo corto designado como slick, es controlado por un solo gen dominante. (Lea: ¿Por qué deberíamos hacer nuestra propia selección genómica en ganadería?)

 

Por ello, en el artículo propusieron como alternativa genética para programas doble propósito “la utilización de razas que presenten el gen pelo corto por su tolerancia al calor”, lo que puede tener mejor impacto en la producción de leche y reproducción en los hatos.

 

De hecho, Olson y otros encontraron que el gen de pelo slick también tiene como resultado el mantener temperaturas rectales más bajas y esta reducción de hasta 0,5 ºC, que es la misma reducción que el 50 % o más que proveen las cruzas cebuinas.

 

Los investigadores estudiaron cruces de senepol y holstein, notando que bovinos portadores del gen presentaron mayor sudoración que los no portadores. (Lea: La modificación genética también puede contribuir al bienestar animal de bovinos)

 

En Nueva Zelanda también se han adelantado estudios que evidencian las ventajas de cruzar bovinos con gen de pelo slick y vacas de alta producción, un trabajo que adelanta la Corporación para el Mejoramiento del Ganado (LIC por sus siglas en inglés).

 

El investigador jefe de LIC, Richard Spelman, argumentó que el gen podría ser una herramienta valiosa para mejorar el bienestar general de las vacas lecheras de Nueva Zelanda, produciendo un rebaño más tolerante al calor en el futuro y con alto rendimiento lechero.

 

En el artículo de Select Sires, el director de marketing de área para América Latina, Humberto Rivera, aseguró que las ventajas que otorga el gen slick al ganado de EE. UU. en los meses cálidos y húmedos podría hacer que produzcan todo el año como ocurre en países tropicales.

 

“La selección del gen de pelo skick tiene el potencial de convertirse en una gran ventaja para los productores que trabajan en condiciones tropicales en todo el mundo”, afirmó. (Lea: La Magnolia, un modelo de ganadería integral a partir del senepol)

 

Como lo manifestó Novoa Bravo, “uno de los mayores efectos del cambio climático en la producción bovina es el aumento de la temperatura que genera estrés térmico; esto causa depresión productiva y reproductiva en los animales”.

 

Para remediar la baja en la producción de los bovinos se ha desarrollado la implementación de cruzamientos con las variantes genéticas del “pelo corto”, pues los bovinos con esta variación podrían adaptarse a temperaturas más altas que sus progenitores.

 

A su juicio, sumado a otras características de las razas criollas adaptadas como la fertilidad y longevidad alta, las que poseen este gen “son una fuente genética importante para afrontar las nuevos desafíos que conlleva el cambio climático en la producción agropecuaria”.