La mejor vacuna contra la mastitis entra por la boca, según Ceballos

Por: 
Sully Santos
28 de Mayo 2015
compartir
mastitis en vacas
Alejandro Ceballos Márquez, médico veterinario y zootecnista de la Universidad de Caldas. Foto: Cortesía.
A pesar de ser prevenible, la mastitis es la enfermedad que más perjudica al hato bovino en el mundo. De ahí la importancia de tener predios capaces de cumplir con el adecuado manejo de las vacas productoras de leche.
 
Alejandro Ceballos Márquez, médico veterinario y zootecnista de la Universidad de Caldas, con maestría en nutrición en rumiantes de la Universidad de Austral de Chile y doctorado en epidemiología cuantitativa de la Universidad de la Isla del Príncipe Eduardo, Canadá, le concedió una entrevista a CONtexto ganadero para hablar sobre la mastitis, patología que conoce de cerca. (Lea: Conozca el momento de descartar una vaca con 3 pezones)
 
Según el investigador, estudios hechos por médicos veterinarios en el país revelan que la bacteria Staphylococcus agalasis ocasiona el mayor número de casos de mastitis en vacas de Colombia, seguido de Staphylococcus aureus. Por esto es importante iniciar procesos de control en los predios lecheros y asegurar una dieta rica en nutrientes para los animales.
 
CONtexto ganadero (CG): ¿Por qué hay una relación estrecha entre nutrición y mastitis?
 
Alejandro Ceballos Márquez (ACM):  Básicamente, siempre he sostenido que la mejor vacuna entra por la boca. Una vez que el animal tiene cubiertas todas las necesidades nutricionales, desde el punto de vista de la proteína, energía, algunos minerales y vitaminas, entonces se va a contribuir para que su respuesta inmunológica, cuando se ve desafiado por infecciones a las que está expuesto, sea la mejor manera posible, porque hay una relación directa entre el sistema inmune y algunos nutrientes que favorecen una adecuada respuesta de este.
 
CG: ¿Qué bacterias están afectando a las vacas de Colombia para que desarrollen mastitis?
 
ACM: Nosotros hemos tenido la oportunidad de hacer trabajos financiados por Colciencias, la Universidad de Caldas y algunas plantas procesadoras del leche en el país, y en primer lugar hemos encontrado que una de las bacterias que más afecta es la Staphylococcus agalasis; es la que más efecto tiene sobre la calidad de leche, pero por fortuna es la más fácil de controlar. Necesitamos empezar a implementar un plan que nos permita establecer medidas de control y prevención contra esta bacteria y lograr un impacto directo en la calidad de la leche.
 
La otra bacteria que se encuentra en los tanques de lecherías o en cantinas cuando se entrega leche en caliente es la Staphylococcus aureus, que representa un problema serio por ser una bacteria más difícil de controlar. Su prevalencia es de un 80 % en nuestros hatos, eso quiere decir que por cada 10, alrededor de 8 son positivos a esta bacteria. (Lea: ¿Una vacuna bovina puede fallar?)
 
Tenemos otras bacterias Staphylococcus que también merecen nuestra atención, pero el esfuerzo del Gobierno, productores, procesadores y academia debe centrarse primero en el Streptococcus agalactiae y Staphylococcus aureus y luego nos ocupamos de lo otro.
 
CG: ¿Por qué las vacas viejas tienen más riesgo de que su leche tenga más células somáticas?
 
ACM: Porque las células somáticas son la respuesta a las infecciones a las que se expone la ubre de una vaca, entonces si asumimos que la vaca en la medida que ha tenido más partos está más expuesta a las bacterias causantes de la mastitis, pues van migrando más células somáticas a la ubre, por ese contacto directo con la bacterias.
 
Esa sería una de las explicaciones, pero una más acertada sería que, en la medida en que las vacas aumentan en número de partos, la producción de leche tiende a disminuir porque el epitelio funciona menos, etc; en otras palabras porque las vacas se van volviendo más viejas, y al producir menos leche las células somáticas se van concentrando y hay un fenómeno de dilución.
 
CG: ¿Cómo deben manejar los ganaderos los casos clínicos y subclínicos de la mastitis?
 
ACM: La recomendación nuestra, desde el grupo de trabajo de la Universidad del Caldas, es que las mastitis clínicas y subclínicas deben tratarse. La explicación es sencilla: en la medida que tengamos más vacas libres de infección, va a ver menos presión de infección en vacas sanas.
 
En las subclínicas hay ciertas bacterias que no permiten que la vaca se cure por si sola, por lo tanto se hace necesario su tratamiento y esas son mastitis causadas por bacterias gran positivas. Hay también involucrado un factor humano porque nosotros somos responsables de aliviar el dolor de las vacas y las mastitis duelen y harto. Si queremos animales confortables y en buenas condiciones y estamos preocupados por el bienestar animal, entonces en el tratamiento de mastitis el hombre tiene mucho que ver.
 
CG: ¿Qué razones sustentan que se deba descartar vacas con mastitis crónicas?
 
ACM: Esa pregunta es un poco sensible porque no queremos descartar vacas y más si consideramos que el levante de una novilla en Colombia es costoso. (Lea: Crean vacuna para prevenir la mastitis en reses)
 
Las vacas con mastitis crónica ponen en un riesgo muy alto de infección a las vacas sanas. Esas reses crónicas son el reservorio de infección para las demás vacas y por esa razón cuando una vaca crónica no tiene una adecuada respuesta al tratamiento debe pensarse en el descarte cuando termine la lactancia o no dejar que se vuelva a servir.
 
Cuando la vaca tiene más partos y es muy crónica la infección de mastitis, la probabilidad de éxito del tratamiento es baja, entonces son las vacas que productores y ordeñadores nuestros nos van a mencionar que no han respondido al tratamiento.
 
CG: ¿Se transmite a las novillas la mastitis por consumir leche de vacas infectadas?
 
ACM: La recomendación es no alimentar terneros y vacas con leche de reses con mastitis o leche que se descarta porque hay bacterias que sobreviven en la piel de los animales por mucho tiempo y si las terneras se alimentan de esta leche y se maman entre ellas la ubre, que es común cuando se levantan juntas, eso hace que esas bacterias se queden en la piel hasta el primer parto del animal y eso va a producir mastitis en novillas de primer parto.
 
CG: ¿Se recomienda el uso de la vacuna de la mastitis de la mano del tratamiento de bioseguridad o la vacuna es una alternativa ?
 
ACM: Es una alternativa más dentro de un plan de control de la mastitis. No podemos pretender que la vacuna nos solucione todos los problemas. La vacuna es una medida complementaria del plan integral de prevención. Con la vacuna lo que hacemos es simular una infección y estimular defensas que el animal produce, entonces sirve pero tenemos que ayudarle a la vacuna con un programa integral y no dejando en ella la responsabilidad del programa.