Palma y ganadería, una combinación ganadora

Por: 
Diego Castrillón Franco
26 de Septiembre 2016
compartir
bidagro, bidagro colombia, producción de palma en colombia, producción ganadera en colombia, palma y ganadería, palma colombia, ganado angus, ganado brangus, bidagro colombia, contexto ganadero, ganadería colombia
La compañía ha unido de forma óptima los cultivos de palma con la producción pecuaria. Foto: Bidagro.
Una empresa colombiana ha apostado por unir 2 actividades distintas y sacarles el mayor provecho posible. Es tal el grado de compenetración que en este momento sus asesores no conciben la una sin la otra.
 
La diversidad de suelo, climas y terrenos que tiene Colombia permiten experimentar. Ese ensayo y error en ocasiones puede ser costoso y no generar nada bueno, pero también de ahí es posible obtener grandes resultados e incluso uniones que eran impensadas. (Lea: Fruto de palma nativa, una opción económica para alimentar ganado)
 
Bidagro
 
Este es el caso de Biotecnología, Innovación y Desarrollo del agro colombiano, Bidagro, una empresa que se estableció en el país desde 2002 con capital privado como respuesta a la necesidad de abastecer el mercado nacional e internacional de productos naturales y orgánicos.  Su actividad y experiencia los distinguen como una de las compañías más pujantes en materia de distribución de productos  y materias primas.
 
Su principal línea de producción son los aceites esenciales, que son mezclas de sustancias orgánicas volátiles, como es el caso de la tintura madre de las plantas aromáticas y medicinales. Aceite de limón, naranja, mandarina; hecogenina, y extracción de fique, son sus artículos posicionados en el mercado.
 
Ganadería
 
Pese al éxito que tienen con esos productos, el grupo de socios que conforma Bidagro decidió montar una explotación ganadera. Tramitaron una serie de préstamos ante los bancos y poco a poco adquirieron tierras en varias zonas del país. (Lea: Torta de palmiste, valiosa fuente de energía para ganado)
 
Inicialmente trabajaron con ganado Brahman comercial, pero pensando en dar un salto de calidad, usaron una de las explotaciones de la compañía para empezar a cruzar esa raza que ya tenían con otro tipo de especie y obtener un semoviente adaptado al trópico: Brangus.
 
En una de las fincas que se compraron, el mayordomo que trabajó se quedó con la empresa y él fue quien nos contó que se hacía en el predio, en donde ya habían trabajado con inseminación artificial y transferencias de embriones. No obstante, esa experiencia no se tenía por lo que empezamos a trabajar en ella”, contó Fredy Parra Antolinez, uno de los asesores con los que cuenta Bidagro en el Meta.
 
Los primeros 2 toros se compraron a un productor ubicado en Titiribí (Antioquia), luego se adquirieron 3 más y a partir de allí inició el trabajo de cruzamiento y reproducción. A eso se le sumó la asesoría y el acompañamiento brindado por la Asociación Angus & Brangus de Colombia, quienes, recomendaron qué clase de reproductores adquirir y cómo usarlos para así sacarles su máximo provecho. (Lea: Ganaderos en Plato compran pastos de hacienda que cultiva palma)
 
Hoy la empresa produce ganado Angus y Brangus, y es uno de los aliados estratégicos de la asociación en materia de venta de semovientes con destino sacrificio, lo que denota el trabajo organizado que se ha hecho y el éxito del mismo.
 
Palma
 
Además del proyecto pecuario establecido por Bidagro, la compañía también le está apostando a uno de los cultivos que más crece en el país: la palmicultura. Esa actividad la vienen promoviendo en el departamento del Meta. Allí se han establecido varias hectáreas de la planta, buscando incrementar no solo la producción sino el rendimiento.
 
El propósito que tiene la compañía con ese cultivo es que año tras año aumenten las zonas sembradas para alcanzar índices productivos cada vez más altos. Eso va de la mano de la protección del medio ambiente, que es una de las políticas de Bidagro, y el uso adecuado de los recursos naturales, área en la que la empresa tiene mucho conocimiento por cuenta del trabajo que ha adelantado con empresas petroleras en esa zona. (Lea: Palma de aceite: apertura y cierre del ciclo agrícola)
 
Palma y ganadería
 
Gerardo Gelvez, otro de los asesores con los que cuenta Bidagro, también considera que las 2 actividades deben seguir integradas de la manera en las que lo hace la compañía, toda vez que no solo se complementan sino que permiten aprovechar los ingresos que estas generan para potenciarlas.
 
Gelvez es administrador de empresas agropecuarias y adelanta estudios en ingeniería agrónoma. Su propósito es poner todo ese conocimiento al servicio de los cultivos. “Quien es palmero es ganadero, es una gran alternativa de crecer”, dijo y agregó que esa reunión de sistemas productivos ha ayudado a que aumente la ganancia de peso de los semovientes y la eficiencia de los cultivos.
 
En tanto, Parra Antolinez indicó que la combinación de los cultivos agrícolas y pecuarios permite que haya un crecimiento en varios aspectos como es en lo personal, profesional y económico, aspectos por los cuales no dejaría de producir palmas y bovinos. (Lea: La palma también le está apuntando a la producción sostenible)
 
“La palmicultura genera los ingresos periódicos que requiere una explotación. En época de cultivo las ganancias se notan y es una actividad que bien desarrollada da buenos dividendos. Mientras que la producción ganadera es una reserva, es decir, allí hay un ahorro que requiere ser bien administrado”, apuntó.
 
Ambos profesionales del campo les recomendaron a los productores combinar la ganadería con otra actividad agrícola, toda vez que así no solo tendrán otras fuentes de ingreso, sino que aprovecharán mejor la tierra, pensando en la demanda alimentaria del país y del mundo.