Preñez bovina, lo que todo ganadero quiere asegurar

Por: 
Sully Santos
07 de Julio 2014
compartir
preñez bovina
Todo ganadero quiere que sus vacas queden preñadas y tengan crías vivas, aseguran expertos. Foto: CONtexto Ganadero.
Tener vacas y toros con capacidad de reproducirse es una de las metas que persigue el ganadero en cualquier rincón del mundo.
 
Sin embargo, preñar las reses no es tarea sencilla, más ahora que han surgido nuevas enfermedades bovinas y los animales se enfrentan a cambios climáticos inesperados.
 
Aun así, se cuenta con estudios, profesionales y herramientas tecnológicas para lograr la preñez bovina con resultados favorables para el productor.
 
Esos resultados se alcanzan con el uso de tecnologías convencionales o no convencionales, una dieta alimenticia rica en nutrientes, cuidados en sanidad animal, disminución de los días abiertos, destete y el control los abortos. El logro principal será ver retribuido el trabajo con el nacimiento de una cría viva.
 
Carlos Jairo Gómez Torres, experto en transferencia de embriones, aseguró que la alimentación y salud van de la mano para tener reses gestantes. Luego de eso, se puede elegir la herramienta para iniciar el proceso de reproducción. (Lea: Índice de preñez del 100% es posible con destete precoz)
 
Existe la herramienta convencional en la que se usa el toro, y otras como inseminación artificial, inseminación sincronización a tiempo fijo con hormonas, transferencia de embriones y la in vitro”, dijo Gómez Torres.
 
El toro calentador probador de celo en vacas, señaló, se utiliza en ganaderías lecheras, mientras que en la comercial el toro directamente insemina.
 
Jorge Ernesto Suárez Sanz, médico veterinario, especialista en patología de reproducción en vacas productoras de leche y experto en palpación de reses, manifestó que las ganaderías buscan reducir los días abiertos en las vacas, periodo después del parto en el que la res puede volver a quedar preñada.
 
Para tal fin, un médico especialista en reproducción bovina, anotó Suárez Sanz, debe hacer los controles continuos para detectar el celo en las vacas, lo cual se logra con la escogencia de un protocolo que incluye una evaluación sobre el tipo de ganado y variables externas de la zona donde estén los rumiantes.
 
Del adecuado reconocimiento del celo, momento en el cual la vaca tiene más capacidad de quedar preñada, se garantizará el nacimiento de más crías.
 
Según el especialista en patología de reproducción, se ha comprobado que el celo tiene periodos cortos de tiempo entre la noche y la mañana. (Lea: Claves para garantizar la preñez bovina con inseminación artificial)
 
Por ello, el médico veterinario encargado del programa de reproducción bovina en la finca es quien tiene la “pericia” de reconocer el celo en la res para que el toro la monte y la preñe en ese momento, con lo que se reducen los días abiertos en las vacas.
 
Sobre el uso del toro calentador probador de celo, señaló que se usa cada vez menos en el país, y si se tiene un protocolo de sincronización de detección del calor de la vaca, no es necesario buscar su ayuda; además porque muchos de esos animales se “vuelven agresivos”.
 
César Gómez Velásquez, médico veterinario, magíster en ciencias veterinarias y especialista en gerencia de Empresas Agropecuarias, avala el uso de los toros probadores. Él practica las intervenciones quirúrgicas a machos con menos de 14 meses de edad para que detecten el celo en las vacas.  
 
El magíster aseguró que los toros se someten a una de las 5 cirugías aprobadas para evitar que el pene penetre la vagina de la vaca y la preñe. 
 
“Hay varias técnicas referenciadas. El objetivo de cualquiera es evitar que el pene penetre la vagina de la vaca, obviamente con el fin de que a la vaca se le detecte el celo y sea inseminada en ese momento”, manifestó Gómez Velásquez, al asegurar que la más recomendada es la desviación del miembro del toro 90 grados, debido a que no causa dolor al animal y se garantiza que el macho no penetra la hembra.
 
La sanidad de los vacunos
 
La palpaciones en las vacas se hacen para conocer el estado del sistema reproductor de la vaca y el momento de ovulación. (Lea: 14 enfermedades sin control oficial atacan al ganado en Colombia)
 
“Cada 40 o 60 días se hace el chequeo (vaginal)”, señaló Suárez.
 
El especialista en patología de reproducción en vacas productoras de leche mencionó que una res que recibe alimento de calidad tiene buena corporalidad y con las palpaciones se puede conocer el momento ideal para que con alguna técnica, o el toro, se preñe.
 
Señaló que lo más importante en la ganadería es que después de la fecundación nazca una cría.
 
Todo el éxito de la carga (preñez) es que nazca una cría viva, macho o hembra, para tener población y grupos de reemplazo, y por qué no, tener animales para aumentar el hato. Además el efecto es que cuando se tiene el parto normal siempre habrá lactancia”, explicó Suárez.
 
Las enfermedades bovinas se convierten en uno de los obstáculos a superar en la ganadería porque afectan la reproducción animal y la producción de leche o carne.
 
En Colombia se tiene que estar atentos a las patologías que puedan generar abortos. La de más cuidado, dijo Suárez Sanz, es la brucelosis.
 
Al ser una enfermedad de control oficial, recomendó a los ganaderos vacunar sus animales contra esa y otras patologías que pueden interrumpir la preñez. Con eso, todo el trabajo adelantado de fertilidad será exitoso y no habrá pérdidas de tiempo, costos y animales.