Agrosavia comercializa producto para controlar la polilla que afecta a la papa

Por: 
CONtexto ganadero
10 de Septiembre 2018
compartir
Agrosavia, polilla de la papa, Baculovirus, polilla guatemalteca (Tecia solanivora), plaguicida biológico a base de un virus que se adquiere por vía oral cuando las larvas ingieren partículas infectadas al alimentarse, Phthorimaea operculella. Bioproducto, eficacia, alcanza el 80 % para el control de la polilla guatemalteca, además, no presenta limitaciones para aplicarlo junto a otros insumos agropecuarios en el cultivo o en la etapa de almacenamiento, ciclo biológico del insecto, Ganadería, ganadería colo
Se trata de un plaguicida biológico a base de un virus que se adquiere por vía oral cuando las larvas ingieren partículas infectadas al alimentarse. Foto: Agrosavia
La Corporación colombiana de investigación agropecuaria – AGROSAVIA actualmente comercializa un producto biológico denominado Baculovirus como estrategia de control de la polilla guatemalteca (Tecia solanivora) en papa almacenada.
 
Este es un producto para espolvoreo, a base de un aislamiento de granulovirus de Phthorimaea operculella.
 
La producción de papa culmina con el almacenamiento del producto antes de su comercialización, cualquiera que sea su destino, consumo en fresco, la agroindustria o para usar como semilla, el objetivo es llegar en las mejores condiciones de calidad posibles. 
 
Lo que facilita la proliferación de plagas y enfermedades en el almacenamiento son las características propias del tubérculo; liberación de agua, generación de dióxido de carbono y calor que se produce como parte del metabolismo.
 
Este escenario sumado a las malas condiciones de ventilación y regulación de temperatura en el sitio de almacenamiento favorecen la presencia de plagas como la polilla guatemalteca que se deben controlar para evitar grandes pérdidas económicas.
 
El bioplaguicida
 
Baculovirus es un bioplaguicida que se aplica por medio de espolvoreo a los tubérculos de papa antes de iniciar el período de almacenamiento, 2,5 kg por tonelada de papa asegurando un completo recubrimiento.
 
La eficacia del bioproducto alcanza el 80 % para el control de la polilla guatemalteca, además, no presenta limitaciones para aplicarlo junto a otros insumos agropecuarios en el cultivo o en la etapa de almacenamiento.
 
“Sembramos en pequeñas áreas y conseguimos con el Baculovirus trabajar el tema de la polilla, más cuando estamos en verano. Para polilla solo esto.” comenta Oscar Nieto, agricultor orgánico de papas nativas en Cundinamarca.
 
Respecto a su eficacia este agricultor dice que, “como somos pequeños agricultores no tenemos un sistema de medición, sin embargo, confiamos en el producto, sabemos que cuando hay polilla se necesita actuar preventivamente, por eso lo uso”.
 
El ciclo biológico del insecto
 
En efecto, de acuerdo con información de INIA en Manual Interactivo de la papa, manualinia.papachile.cl, en cuanto al ciclo biológico del insectola hembra pone un promedio de 138 huevos en un total de 24 días, depositándolos tanto en grupo como de forma individual, en diferentes órganos de la planta: hojas, tallos, tubérculos, incluso suelo y sacos. La larva al salir del huevo comienza a alimentarse del órgano más próximo, sin embargo, su predilección es hacia los tubérculos, razón por la cual apenas sale de su huevo comienza a avanzar hacia los tubérculos pudiendo enterrarse hasta 10 cm en el suelo. Una vez que ya se alimentó, la larva comienza a tejer un capullo con interior de seda, dentro del cual se desarrollará la pupa.
 
Los daños
 
De acuerdo con este Manual, la hembra ovipone en diferentes órganos de la planta, tales como tallos, hojas, tubérculos, pero también pueden ser encontrados enterrados en el suelo, en resto vegetales, incluso en sacos para almacenaje. Al salir del huevo y desarrollarse, la larva de este insecto se alimenta de distintos órganos de la planta. Aquí se distinguen dos fases principales de ataque de larvas.
 
En el primero, ésta actúa como minadora de hojas, generando galerías en éstas y desencadenando daños, principalmente en tallos y brotes. En una segunda fase, las larvas dañan con mayor intensidad a los tubérculos. Cabe destacar que, al alimentarse, las larvas dejan heridas que luego otras enfermedades, tanto fúngicas como bacterianas, usarán como vía de entrada a la planta. 
 
Fuente: Agrosavia. Inia. Manual Interactivo de la papa