Dispositivo bioelectromagnético mejoraría el rendimiento agrícola

Por: 
CONtexto Ganadero
15 de Noviembre 2013
compartir
Dispositivo electromagnético para el agro
El dispositivo aumenta la capacidad de solubilidad del agua y a la vez que potencia la actividad metabólica y fisiológica de las plantas. Foto: CONtexto Ganadero.
Un grupo de investigadores del Centro de Tecnología del Agua, CENTA, en Chile, pretenden optimizar los recursos hídricos de las zonas rurales, mediante la utilización de un desarrollo tecnológico que simultáneamente mejora el rendimiento de los cultivos agrícolas.
 
Responder a la constante necesidad de recursos hídricos en varias zonas del Cono Sur es el propósito de este proyecto que con una inversión cercana a los USD$140 mil, que aportará la Fundación para la Innovación Agraria, FIA, que además busca enfrentar la creciente demanda de bienes agrícolas en todo el mundo.
 
Por esto, el grupo de científicos desarrolló un dispositivo que permite generar un campo electromagnético en el agua, aumentando la capacidad de solubilidad del preciado líquido, así como la estabilización del PH, a la vez que potencia la actividad metabólica y fisiológica de las plantas. (Lea: Las biotecnologías también son para los pequeños productores)
 
“Desarrollamos un dispositivo que produce un campo electromagnético y lo estamos aplicando al agua de río. Así, magnetizamos el líquido y la hipótesis es que eso debería producir un mejor desarrollo de las plantas”, le dijo Raúl Fernández, coordinador del proyecto a Portalfruticola.com.
 
Fernández además señaló que el proyecto fue inspirado en un reciente descubrimiento hecho en Cuba, con el cual detectaron que al aplicar un campo magnético, primero en las semillas y luego en las plantas, estás se desarrollaban mucho mejor, crecían más. Asimismo, ya se han desarrollado técnicas similares con imanes que no resultaron tan eficientes, ya que tienen un campo electromagnético limitado.  
 
Por eso, este dispositivo es electrónico y cuenta con un campo de acción, en cuanto a la frecuencia modulada de ancho de banda, más amplio que el imán, lo cual rompe con toda una serie de restricciones y podrá funcionar en cualquier tipo de planta. “Nosotros creamos un campo electromagnético eléctrico y esto ofrece mayor flexibilidad en su aplicación”, señaló Fernández al portal web.
 
Universidades de España, Cuba y Colombia han estado trabajando con este tipo de técnicas y han comprobado su eficacia en diferentes tipos de especies vegetales. Pero el CENTA se ha enfocado en la producción de hortalizas debido a que el proyecto dura solamente un año. (Lea: La tecnología, vital para el manejo de los recursos hídricos)
 
Por lo pronto, los investigadores chilenos se encuentran puliendo detalles y efectuando las últimas pruebas de campo para que la eficacia del sistema esté a toda prueba y se pueda masificar a partir de enero de 2014. “Creo que debe estar funcionando antes de que termine el año. La idea es que, de resultar el dispositivo, nos contactaremos con empresas agrícolas, agricultores, etc. para poder desarrollar la experiencia”, concluyó.