Golpe al agro colombiano en el largo plazo: aumentan las lluvias intensas y sequías extremas

Por: 
CONtexto Ganadero
18 de Enero 2023
compartir
agricultor
El aumento en los eventos climáticos de lluvias y temperaturas extremas en Colombia y la región se incrementarán para el 2050. Foto: El Colombiano

Una investigación desarrollada por meteorólogos de Brasil, Honduras, Estados Unidos y Colombia alerta sobre los cambios en la temperatura y las afectaciones al suelo.

 

Los eventos extremos del clima, como lluvias intensas y sequías prolongadas, están aumentando notoriamente en Colombia y demás países de América Latina y el Caribe, con efectos negativos para la producción agropecuaria. Así lo determinó una investigación publicada en la revista Earth Systems and Environment, titulada ‘Extremos climáticos actuales y futuros en América Latina y el Caribe’ en la que participó el docente Cristian Felipe Zuluaga, del área de Climatología de la Corporación Universitaria de Santa Rosa de Cabal, UNISARC.

 

“Como parte de una investigación entre varios científicos de América Latina y el Caribe, hemos corroborado las tendencias climáticas que ya se venían anticipando hace varias décadas, sobre como ha venido cambiando el clima. Eventos que esperábamos que se presentaran mucho más adelante, ya se están viviendo” dice Zuluaga.

 

Según la investigación, el aumento en los eventos climáticos de lluvias y temperaturas extremas en Colombia y la región se incrementarán para el 2050 (largo plazo). La tendencia es que cada vez más el volumen de precipitación se concentre y caiga en una menor cantidad de tiempo, lo cual genera saturación de los suelos y provoca eventos como el que se está viviendo Rosas, municipio del departamento del Cauca.

 

Mientras que por el lado de la temperatura se tiene una proyección que muestra un incremento en las temperaturas máximas en horas nocturnas conocidas como el fenómeno de ‘las noches cálidas’.

 

Esta investigación fue llevada a cabo por un equipo conformado por meteorólogos de Brasil, Honduras, Estados Unidos y Colombia quienes utilizaron modelación climática de alta resolución y última generación que representó un desafío computacional; y que al tiempo, llevó a un procesamiento de datos de más de ocho meses, lo que les permitió hacer una comparación en términos de resultados y diferenciación de los efectos que tendrán los extremos climáticos en las distintas regiones de América Latina y el Caribe.

 

De acuerdo con la Organización Meteorológica Mundial, lo que estamos viviendo en los últimos tres años han sido los más anómalos de lo que ha corrido de este siglo; donde este fenómeno seguirá incrementándose hacia el 2050 y la climatología se va a comportar más hacia los extremos. “las conclusiones apuntan a que las temperaturas, tanto de la noche como del día, cada vez sean más altas; como los periodos secos cada vez más prolongados; esto evidentemente daría pie a todos los eventos extremos como deslizamientos, movimientos en masa (temblores) y se crearían condiciones propicias para los incendios forestales y un impacto considerable en la agricultura”, dice Zuluaga.

 

Según el investigador, el sector agropecuario deberá replantear lo que se conoce hasta ahora, ante la nueva realidad cambiante del clima “eso nos va a ayudar a que nos replanteemos los calendarios de siembra y agrícolas y las regiones donde anteriormente sembrábamos determinados cultivos, porque en este momento ya no tenemos condiciones favorables”, la responsabilidad frente a los resultados de esta investigación es continuar buscando soluciones, para saber cómo adaptarse y cómo la agricultura puede sobrevivir en este contexto de cambio acelerado.