¿Qué métodos existen para sembrar pastos y cómo realizar esta tarea?

Por: 
CONtexto ganadero
01 de Marzo 2021
compartir
Métodos siembra de pastos, Sembrar pastura exitosa, siembra exitosa de pasto, sembrar pastos, cómo sembrar pastos para garantizar siembra exitosa, claves pastura exitosa, recomendaciones pastura exitosa, sobrefertilización, suministro de agua, factor climático, condiciones del suelo, siembra de pasturas exitosa en Colombia, ganaderos, ganaderos colombia, ganado, bovinos, ganado bovino, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, contextoganadero
En la foto se pueden ver los dos métodos más empleados para la siembra: al voleo (arriba) o en surco (abajo). Foto: temaspastos.weebly.com

Para la siembra de pastos, generalmente se emplean dos métodos: en surco y al voleo. Aquí le contamos en qué consisten y algunas recomendaciones para definir cuál es la mejor alternativa para adelantar en sus potreros.

 

Como lo recomienda la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Agrosavia), la época de siembra debe coincidir con el inicio de los periodos de lluvia, teniendo en cuenta factores como las especies a sembrar, la región, la humedad y la temperatura del suelo

 

Generalmente hay dos métodos de siembra: en surco y al voleo. El primero puede efectuarse con una sembradora en hileras, equipada con accesorios para sembrar pastos. Con este se logra mayor seguridad de establecimiento por distribuir la semilla en forma más uniforme y permite realizar la fertilización al mismo tiempo.

 

En cuanto la siembra al voleo, consiste en coger un puñado de semillas y lanzarlas con la mayor gracia posible para que queden esparcidas uniformemente por el terreno de cultivo. Es necesario tener el suelo a punto y la tierra abonada correctamente antes de emplear este método.

 

La FAO indicó que puede ser hecha con una sembradora de mano consistente de una caja sembradora liviana y una rueda y es llevada por un hombre. Ahora hay versiones más modernas montadas sobre la toma de fuerza del tractor. (Lea: Claves para tener una siembra exitosa de pastos)

 

Por su parte, Agrosavia anotó que se puede usar sembradoras de cereales de grano fino o voladoras, pero también puede ser en forma manual, que distribuyen directamente la semilla al voleo en la superficie y luego se tapan con una rastra de dientes o de rollos de alambre de púas, ramas, cadenas, etc.

 

No obstante, en el texto “Manejo y siembra de pastos y forrajes”, reveló que el problema de este sistema es que se necesitan un mayor número de semillas debido a la pérdida de plantas producida al quedar semillas en la superficie. (Lea: ¿Se debe o no sembrar pasto para el ganado en pleno verano?)

 

De acuerdo con Álvaro Rincón y Samuel Caicedo, la siembra se realiza una vez esté preparado el suelo, utilizando una mezcla de los fertilizantes necesarios con las semillas de las especies recomendadas. No debe mezclarse con abono que contenga nitrógeno o potasio, y aún fósforo cuando es en forma de superfosfato.

 

La distribución de los fertilizantes y las semillas en el lote, se puede hacer al voleo con “voleadora" accionada por tractor, o en surcos con las máquinas diseñadas para este fin. Un implemento adecuado de fácil adquisición para la siembra de pastos es la encaladora, porque distribuye las semillas.

 

Junto con los fertilizantes en surcos separados a 15 cm y con ramas o una cadena pesada cubre a las semillas con una ligera capa de tierra y ejerce una ligera compactación para que la semilla haga buen contacto con el suelo. En pequeñas áreas la siembra se puede hacer al voleo en forma manual.

 

En la Orinoquía, explicaron que la época de siembra más conveniente es en abril y mayo, cuando comienzan las lluvias, o si no se alcanza, es mejor esperar hasta agosto o septiembre. De otro lado, el texto de Agrosavia, enfocado en el Valle del Cauca, aconseja adelantar esta tarea en marzo y abril.

 

Los expertos Rincón y Caicedo advirtieron que no se debe hacer cuando haya aguaceros constantes como en junio y julio, porque puede presentarse arrastre de semilla y dificultad en el desplazamiento de la maquinaria. De octubre en adelante las lluvias se hacen menos frecuentes y su distribución es irregular, lo que puede afectar el buen establecimiento de la pradera.

 

Después de haber realizado el último pase de rastra, es indispensable dejar caer dos o tres aguaceros antes de empezar la siembra de los pastos, evitando con esto que las semillas se profundicen demasiado por acción del agua.

 

De lo contrario, es importante que en el momento de la siembra se haga cierta compactación del suelo para que haga buen contacto con la semilla, mediante una cadena pesada, tronco de madera, riel o un rodillo. (Lea: Recomendaciones a la hora de sembrar pasto de corte)

 

Cuando la siembra se hace en surcos con maquinaria para grano fino, estos deben estar distanciados entre 30 y 50 cm. En este caso se puede apreciar que la maquina sembradora viene equipada con un rodillo dentado que contribuye a un mejor contacto de la semilla con el suelo.