Solución del MinAgricultura para arroceros no gusta en la industria

Por: 
CONtexto ganadero
04 de Abril 2014
compartir
Producción de arroz
Con este panorama más de 17 mil arroceros de 215 municipios se están viendo afectados. Foto: Fedearroz.
De acuerdo con Fedearroz, en todas las zonas en las que se produce el grano, la industria tomó la determinación de no comprarles a los productores, por el costo alto que impuso el Gobierno nacional. Los más afectados son los arroceros.
 
“Esa solución que dio el ministro de Agricultura (Rubén Darío Lizarralde) no es buena porque hace un año estábamos recibiendo por tonelada un millón de pesos, luego pasó a $900 mil y ahora estamos en $620 mil y la industria nos dice que no nos recibe el arroz porque este tiene que cumplir con unos requisitos como humedad y grano partido”, dijo en diálogo con CONtexto ganadero Pedro Rojas, productor de arroz en Tolima.
 
Como él, en varias regiones del país donde se produce arroz viven el mismo panorama, al cual se suma la posición de la industria que les ha dicho a los arroceros que con el precio que dio a conocer el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural no les comprarán lo que producen por 2 razones: el alto precio base y la sobre producción. (Lea: Arroceros no están satisfechos con medidas del MinAgricultura)
 
En Huila, de acuerdo con el diario La Nación, Gustavo Adolfo Salcedo Solano, gerente de la planta de Florhuila Campoalegre, les explicó a los productores que la decisión de no comprar se mantendrá de manera indefinida, hasta que el Gobierno no establezca con la Federación Nacional de Arroceros, Fedearroz, e Induarroz mejores condiciones de compra.
 
“La industria arrocera decidió no comprar más arroz, pues los precios que sacó el ministro por decreto no se pueden pagar, están desfasados e incluso impuso ese precio sin tener en cuenta que ya no tenemos el incentivo al almacenamiento desde el 31 de marzo. Nosotros a esos precios no podemos entrar a comprar el arroz y mucho menos sin incentivo, porque las condiciones del mercado son diferentes, porque nunca los molinos habían tenido tantos inventarios de arroz como los tenemos en este momento”, comentó.
 
Al respecto, Rafael Hernández Lozano, gerente general de Fedearroz, indicó que uno de los primeros problemas que debe atacar el Gobierno nacional es el contrabando. Ya que al establecer un precio base de $840 mil y un precio techo de $960 mil por tonelada, lo que se genera es que la industria no compre el arroz nacional y que comercialice el que llega bien sea por importaciones o por contrabando. (Lea: 16% del arroz que se consume en el país es de contrabando)
 
El temor que nosotros tenemos es que si no se logra controlar el contrabando entonces va a haber mucha competencia desleal y además pienso que la industria se está aprovechando de esta situación porque en cualquier momento pueden jugar con el precio que el productor reciba”, explicó Hernández.
 
El dirigente gremial agregó que la otra semana se reunirá la industria, el gremio y el Gobierno para escuchar una nueva propuesta, “nosotros como gremio no podemos aceptar que el precio quede inferior al del año pasado, la industria tiene que poner de su parte y no dejarle la carga a los agricultores”.
 
Con este panorama, más de 17 mil arroceros de 215 municipios se están viendo afectados con la medida que el Ministerio de Agricultura dio a conocer el pasado 27 de marzo. (Lea: Hay un excedente de 350 mil toneladas de arroz en Colombia)