Congregación de los Hermanos de La Salle le apuestan a la producción de BON puro

Por: 
Luis Humberto Caballero R.
01 de Octubre 2018
compartir
Apuestan al BON, Congregación de los Hermanos de La Salle, BON puro, Corpoica, ganadería Azufran del eje cafetero, F1 con cebú comercial, transferencia de embriones, participación en ferias, valoración, presión productiva, CONtexto Ganadero, noticias de ganadería colombiana.
“El BON en los Llanos orientales es un ganado que cada vez tiene mayor aceptación en el mercado”, dijo Cristian Céspedes Jara. Foto: Fedegán.
Inició actividades con 55 vientres, unos de Corpoica y otros de la ganadería Azufral del Eje Cafetero y en dos años ya cuenta con un hato de 110 animales. La fórmula: presionar día a día la producción de cada vientre.
 
La congregación de los hermanos de La Salle decidió aportarle a la ganadería Blanco Orejinegro-BON en el año 2015 y en solo dos años ya tiene un esquema organizado en una región donde esta clase de bovinos cada vez registran mejor aceptación. Es tal el nivel de receptividad sobre la raza que se negocia con facilidad y a buenos precios.
 
Para Cristian Céspedes Jara, zootecnista egresado de la Universidad de La Salle y quien es el administrador de la producción, la enseñanza de conocer y manejar todos los ciclos productivos de la ganadería bovina es importante. 
 
Indicó que la ganadería comenzó en 2015 con la compra de un núcleo de 40 vientres puros Blanco Orejinegro-BON a Corpoica, pero ya contaba con 15 vientres de la ganadería Azufral del Eje Cafetero y en seguida procedió a registrarlos en Asocriollo, que es la asociación que rige el manejo de estos animales. (Lea: Corpoica trabaja a favor de los indicadores de la raza BON)
 
Posteriormente hizo una clasificación lineal de cada uno de los bovinos y le dio el registro a los que eran ya puros por pedigrí, y a los otros, les dieron registro por ser fundadores de la ganadería.
 
Ese núcleo de BON está ubicado en la finca El Cortijo en el municipio de Restrepo en el departamento del Meta.
 
Luego gestionó la certificación como hato libre de Brucelosis y de Tuberculosis y ya cuenta con la recertificación por dos años adicionales.
 
El paso a seguir fue comenzar a hacer presión para mejorar cada uno de los vientres trabajando mediante la inseminación artificial. Asimismo con toros de ganaderías reconocidas en Colombia, como los de ganadería Hato Viejo, Agropecuaria Pacaraima y Corpoica.
 
“El propósito era mejorar la parte fenotípica de los animales, es decir, la pigmentación, el biotipo ideal de la raza, musculatura y lograr una talla media. Un ganado mediano y adaptado para la zona, como efectivamente lo hemos logrado”, dijo Céspedes Jara.
 
Dos objetivos
 
Según el zootecnista, “trabajamos dos objetivos con respecto al BON: uno es un núcleo elite para participar en ferias y exposiciones, incluso ya lo hemos hecho en Agroexpo, Expomalocas y durante 2018 en la feria de Ibagué, eventos en los que se han obtenido reconocimientos importantes”.
 
El segundo objetivo es producir toros puros BON para la comercialización y para usarlo en las actividades de cría. Esto se llevó a cabo en nuestro hato de cría ubicado en el municipio de Orocué donde producen F1 media sangre con una vacada o vientres cebú comercial. También tienen hembras F1 que resultan del cruce de Brahman por BON.
 
Fertilidad del 80 %
 
Ahora tiene un hato de 110 animales BON. “Hemos consolidado logros importantes. Tenemos un intervalo entre partos de 410 días, con un 80 % de fertilidad”.
 
El BON es un ganado mediano. No hay animales grandes. La idea es mantener el biotipo ideal de la raza, esto es, sus características fenotípicas y que los machos tengan su desarrollo masculino.
 
Las hembras por su parte sobresalen por su fertilidad. Hay vacas que entran en celo a los 20 o 24 meses y la primera cría es a los 33 meses. Igual sucede con los toros que a los 24 meses también están listos y comienzan a atender los celos.
 
El propósito es presionar la reproducción de los vientres y sincronizar las hembras para que entren en celo a los 40 días posparto. En este servicio obtienen el 50 % de preñez y un segundo servicio lo que permite llegar al 70 %. Así las cosas el resultado es de 1.4 servicios por concepción.
 
Maneja solo la vacada Bon pura. “Tenemos el propósito de comenzar a trabajar transferencia de embriones de las mejores vacas seleccionadas por producción y reproducción”.
 
La explotación trabaja los planes sanitarios que exige el ICA, los ciclos de Aftosa y Brucelosis, enfermedades reproductivas, vermifugación, vitaminas y los protocolos de IATF en todo el ganado parido.
 
Se apoya para este manejo ganadero de los técnicos de Asocriollo y de profesionales veterinarios que conocen de ganadería BON. (Lea: Así se trabaja para promover la conservación de razas criollas)
 
¿Cómo maneja la comida?
 
Obtiene una ganancia de peso de 700 gramos día y maneja una rotación de potreros basados en Brachiaria Decumbens y Brachiaria Toledo. Céspedes Jara sostuvo que a los animales 8 o 10 días de ocupación y les damos un periodo de descanso a cada potrero de 35 o 40 días.
 
Distribuye los bovinos en cuatro lotes que son: el de ganado preñado, de inseminación, hembras de levante y toros de levante.
 
También es consciente de trabajar de manera armónica con el medio ambiente. Maneja 120 hectáreas de las cuales 15 ha las mantiene con cultivos de acacia y 5 has de eucalipto que son también usados para silvopastoreo. Es un área independiente del ganado.
 
Biotecnología
 
Otro proyecto adicional a la transferencia de embriones es empezar a congelar semen de nuestros toros para la venta de pajillas. Realizará el lanzamiento de este programa en el marco de Agroexpo 2019. (Lea: El sueño exportador del BON)
 
Este proyecto lo llevará adelante específicamente con un toro de los más representativos de la ganadería que es: la salle 042 oreo 600-17. Es un semoviente que tiene 14 meses con peso promedio de 520 kilos. Es un bovino que se mantiene confinado o estabulado y es de exposición. Ha tenido ganancias de 1.100 gramos diarios durante su vida. En Agroexpo estaría de 24 meses.
 
Información
 
Maneja la información en el software ganadero. En este revisa indicadores, realiza un informe de gestión trimestral y analiza los diferentes parámetros que hay que mejorar de la vacada.
 
Realizamos control periódico de peso, igualmente trimestral, junto con el plan sanitario de los animales de levante.
 
Tres esquemas de comercialización
 
La congregación comercializa solo machos de potrero y de cabezal -animales sobresalientes. Que son de pista- para lo cual aplica dos esquemas de comercialización: en finca y en las diferentes ferias ganaderas donde hace presencia la Congregación. Vendemos toretes mayores de 15 meses con un peso promedio entre 300 y 350 kilos. (Lea: Prepárese desde ya para adquirir a un ejemplar BON de la mejor calidad)
 
Valoran el animal de acuerdo a la calidad y a los indicadores que ha registrado durante su crecimiento y desarrollo. El BON en los Llanos orientales es un ganado que cada vez tiene mayor aceptación en el mercado.
 
“No hemos diseñado un flujo de caja constante porque consideramos que el núcleo productivo aún es pequeño. No hay el suficiente número de toros para la venta pero la perspectiva es lograrlo a medida que se vaya multiplicando el hato”, puntualizó Céspedes.