Criadero El Candil, pionero en la cría del Limousin en Colombia

Por: 
Pedro Fonseca
02 de Septiembre 2019
compartir
Candil Limousin, ganado Limousin, Limousin Colombia, Criadero El Candil, historia Criadero El Candil, ganadería El Candil, El Candil Limousin, juzgamiento de la raza Limousin, juez de la raza Limousin, raza Limousin, competencias bovinas, juzgamientos bovinos, Agroexpo 2019, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia, noticias ganaderas Colombia
El criadero El Candil conserva los más selectos ejemplares Limousin, descendientes de la mejor genética francesa. Foto: Cortesía

De acuerdo con sus propietarios, esta ganadería no solo es pionera en la cría de ganado puro Limousin de la más alta genética, sino también en la producción de carne en la sabana de Bogotá, pues desde hace más de 30 años vieron las posibilidades con esta raza francesa.

 

Juan Pablo Gallo y sus hermanos heredaron el criadero de don Octavio, dueño original de El Candil. Según cuenta el propietario, su padre escogió este tipo de ganado porque reconoció las cualidades y el potencial del Limousin para producir carne en nuestro país.

 

Mi papá eligió la raza hace unos 30 años, vio estas vacas y se enamoró. Cuando heredé el criadero, decidí continuar con el proyecto porque me parece pionero, y no quería abandonarlo después de lo que hizo la familia durante tanto tiempo”, aseguró.

 

Para el propietario, el calificativo ‘pionero’ no solo corresponde a la implementación de la raza bovina francesa, sino también al hecho de producir carne en clima frío, algo que en la época aún no se había hecho en el país. (Lea: ¿Qué se busca durante un juzgamiento de la raza Limousin?)

 

Mi padre siempre tuvo sangre de ganadero y de finquero, siempre le gustaba más el ganado de carne que de leche, entonces también fue pionero en tener ganado de carne en la sabana de Bogotá, que eso casi nadie lo hace, pero con este ganado se ha podido”, añadió.

 

La base genealógica del Limousin en Colombia

 

Gallo cedió la palabra a Alfredo Rodríguez, el administrador del criadero y encargado de gestionar el programa. Oriundo de Zipaquirá, se declara con orgullo como un campesino dedicado desde su infancia al trabajo con animales. Con El Candil inició hace 35 años y fue testigo del cambio de ganado de leche a carne.

 

“Anteriormente estábamos con leche. El cambio lo hicieron porque les pareció más rentable y con menos trabajo. La raza Limousin es parecida al Angus, pero el rendimiento en canal en cruces con ganado cebú, Normando o con otras razas, es mucho más”, indicó el trabajador.

 

De acuerdo con Rodríguez, la cría que resulta del cruzamiento entre Limousin y un cebuino es que alcanza los 400 kg a los 22 meses, por lo cual muchos ganaderos de clima cálido que tiene ganaderías cebuinas se han convertido en los mayores compradores de sus ejemplares.

 

Más que todo se vende el macho para el cruzamiento, con clientes en Villavicencio, los Llanos Orientales, Santanderes, en general hemos repartido por todo el país”, detalló el administrador del criadero. (Lea: Brahmousin, una gran combinación para producir carne en trópico)

 

Una producción extremadamente eficiente

 

La finca está ubicada en La Conejera, en zona rural de la localidad de Suba en Bogotá. Allí tienen praderas de kikuyo, único forraje que proporcionan a los animales, implementado un sistema rotacional de alta carga que aprovecha la gran cantidad de forraje que se produce.

 

En el criadero hay 30 animales en 4 fanegadas, casi 7 animales por fanegada o entre 11 y 12 por hectárea. Es una elevada carga que hay que saber manejar, lo que pasa es que como es pasto kikuyo, da mucho rendimiento. Cuando está quedado, uno les echa silo de maíz, pero eso es raro”, precisó.

 

Rodríguez manifestó que la raza también se adapta a tierra caliente con los cuidados apropiados, e incluso señaló que es más rústica que otras razas de clima frío, como Holstein o Jersey, que podrían tener más dificultades a la hora de adaptarse a nuestro ambiente.

 

En la actualidad, todo el ganado es puro con registro. Si bien el pie de cría es colombiano, siguen utilizando semen francés para mejorar la genética, apoyados por la Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Limousin y expertos del país galo.

 

“El proyecto es seguir con las crías y mejorar genética, porque los franceses van evaluando toros cada año. Ya vienen el catálogo nuevos toros recomendados por ellos, entonces aconsejan con cuál toro inseminar a cuál vaca”, subrayó Rodríguez.

 

Continuar un legado

 

La influencia del criadero El Candil es tan grande, que la gran mayoría de animales de Limousin que se presentaron para la exposición en la pasada edición de Agroexpo eran descendientes de ejemplares salidos de la finca, como revelaron el administrador y el dueño.

 

Si usted mira aquí en la feria, casi todo el ganado (Limousin) es descendiente de ganado criado por nosotros, eso es también bastante satisfactorio”, afirmó Gallo (El auge de los cruces entre cebuinos y taurinos para mejorar productividad

 

A pesar de las dificultades como los brotes de aftosa y la zona de contención, que frenaron la venta de animales hacia otras partes del país, los propietarios están convencidos de continuar en el negocio y van por más. Por ahora, buscan modernizar la finca y crear una página web, entre otras muchas ideas.

 

Queremos que la raza se siga desarrollando mucho más en el país, para eso hemos hablado con otros criadores para que en un futuro podamos comercializar carne bajo la marca Limousin, como hacen otras razas”, anunció.