El Agrado, cuna de vacas lecheras de grandes récords

Por: 
Diego Castrillón Franco
28 de Enero 2019
compartir
Araucaria y Melodía
Araucaria (53) y Melodía (56), ganaron las ediciones de 2014 y 2015 de la vaca lechera en la Feria del Caquetá. Foto: Cortesía.
En el municipio ubicado en el centro del departamento del Huila nacieron 2 ejemplares líderes en la producción de leche. Se trata de Melodía y Araucaria, 2 animales con genética Holstein y Gyr que se impusieron en el concurso lechero de 2014 y 2015 de la Feria Agroindustrial de Caquetá.
 
Alcanzar altos volúmenes en materia de producción láctea, es uno de los objetivos de los ganaderos dedicados a esta actividad. Para lograrlo, los empresarios le apuntan a un ‘coctel’ en el que se incluyen aspectos como el manejo, alimentación y genética. A eso se le deben sumar otros ingredientes como agua, bienestar animal y confort. (Crónica: El arte de poner lindas a las vacas)
 
Lograr una mezcla perfecta de todos esos aspectos no es una tarea sencilla, menos con las actuales condiciones climáticas del país en las que el verano no cede terreno, las lluvias no aparecen y el forraje cada vez está más escaso.
 
Sin embargo, con orgullo y mucha satisfacción, Jaime Figueroa, dueño del Criadero Casagrande, ha logrado superar todos esos obstáculos que el clima le ha puesto en el camino y tiene en su explotación 2 campeonas: Melodia y Araucaria. La primera se alzó con el título de la vaca lechera en 2014 durante la Feria Agroindustrial del Caquetá; la segunda lo hizo este año. (Crónica: Melodía, la vaca de los 56 litros de leche diarios)
 
La primera tiene una genética ¾ Holstein x ¼ Gyr y logró producir 56 litros de leche en un solo día, cifra que impresionó a los jurados, quienes le otorgaron el premio al ejemplar más eficiente en su clase. Mientras que la segunda, que fue premiada en la versión de 2015, requirió 2 días y 4 manos para producir 53 litros, en 3 ordeños.
 
Figueroa, aduce el éxito de sus animales a la base genética Gyrolando enfocada hacia el Holstein por el tema productivo, sin dejar a un lado la buena alimentación y suplementación, cuando es necesario. Recalcó que ante las condiciones adversas del clima, aprovecha los aguaceros para cargar los pozos del predio y dejar que una quebrada cercana recupere su caudal.
 
“Ante la escasez de lluvias, implementamos un régimen de siembra de silo de maíz permanentemente para suplementar. Esa suplementación se la damos a un grupo de vacas de buen comportamiento que son alimentadas medio día tras el ordeño de la mañana, luego salen al potrero”, agregó.
 
El objetivo del empresario es tener una lechería de alto rendimiento, logrando volúmenes de 1.000 litros diarios. Para eso, trata de destetar lo más rápido a los terneros y sacarlos de la explotación para quedarse con las mejores hembras. (Lea: Las vacas con nombre producen más leche)
 
“Actualmente, tenemos 120 animales, pero creemos que con 60 vacas de alto rendimiento, seremos mucho más eficientes”, acotó.
 
Araucaria, la segunda campeona del Criadero Casagrande
 
Para Jorge García Tamayo, asistente técnico de la empresa, es un orgullo que otro animal criado y hecho en El Agrado, haya sido capaz de obtener el premio a la vaca lechera en un certamen tan importante como es la feria del Caquetá.
 
El asistente, en diálogo con este medio, explicó cómo fue preparada la campeona y la nutrición que recibe para dar en 3 ordeños los 53 litros de leche.
 
“Es una vaca de 6 partos. Tiene una dieta basada en ensilaje de maíz y heno de angleton. En este momento su alimentación es esa, ya que por condiciones climáticas la finca está escasa de forraje. 20 días antes de salir a competir se le hace un cuidado especial, en donde se balancea adecuadamente una ración que incluye un aporte de energía, proteína y fibra”, agregó García Tamayo. (Lea: Crónica de un concurso de belleza de vacas lecheras)
 
Antes de empezar la competencia, Araucaria fue sometida a un proceso de vaciado el pasado viernes 9 de octubre, previo al primero ordeño. Tras su comida y ser ordeñada a 4 manos, produjo 17, 5 litros en horas de la mañana. Ya en la tarde del sábado, entregó 10 litros más. Y el domingo logró su mejor producción con 25,5 litros. Ello le permitió obtener el primer puesto y seguir con la racha ganadora que hace sentir orgullosos a quienes se encargan de su mantenimiento y cuidado, los mismos que esperan seguir quedándose con el primer puesto en 2016.