Este colombiano diseña equipos de ordeño a la medida de sus clientes

Por: 
Pedro Fonseca
15 de Octubre 2019
compartir
Ingeniero Frey Huertas, Historia Agromilch, compra equipos ganadería, equipos lechería, Historia carro ordeño, Carro ordeño, carro ordeño Colombia, Agromilch, carro ordeño Agromilch, carro Agromilch, Equipo mecánico de ordeño, equipo de ordeño Agromilch, máquina de ordeño, ordeño panel solar, ventajas ordeño mecánico panel solar, ordeño móvil, ordeño panel solar Colombia, lechería especializada, tecnología ganadera, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia, noticias ganaderas Colombia
Huertas tiene hasta 25 diseños registrados de su autoría de equipos para ordeño y transformación de la leche. Foto: Cortesía

Esta es la historia del ingeniero agrónomo Frey Huertas que, junto con su esposa, creó la empresa Agromilch para diseñar y construir máquinas para el campo ajustadas a las necesidades de cada productor. Hoy en día tiene más de 25 diseños creados y registrados por él mismo.

 

Huertas fundó la empresa en el municipio de Nemocón (Cundinamarca), con el objetivo principal de desarrollar soluciones prácticas y reales para el pequeño y mediano ganadero, y se percató de una necesidad que la gran mayoría de firmas no había resuelto.

 

“Por eso empezamos a trabajar con equipos de ordeño, pero con el tiempo empezamos a importar las partes, porque cuando yo compraba los equipos completos, solo existían 2 o 3 modelos. Cuando los iba a entregar, me daba cuenta que no eran tan fáciles de manejar para la gente”, aseguró.

 

Por ejemplo, había equipos eléctricos pero el comprador no contaba con corriente en el sitio donde lo iba a instalar o fincas con terrenos bastante escarpados o irregulares, por lo cual no era fácil transportar la máquina. (Lea: Así nació la idea para construir el carro-ordeño)

 

Ante este problema, el ingeniero comenzó a hacer sus primeros bosquejos. No solo empleó su ingenio sino que también dejó volar la imaginación, y sentado en un sillón de su casa, empezó a trazar líneas que luego se convertirían en los planos para las máquinas.

 

Los primeros equipos

 

Su filosofía consiste en elaborar un aparato que se adapte a las condiciones del lugar y de trabajo que se han implementado en cada ganadería, y no que las personas modifiquen sus tareas en función del equipo. Por eso hace preguntas específicas o visitas para saber cómo es el terreno.

 

Un señor en Calarcá me pidió un equipo y lo primero que le pregunté es cómo lo van a mover. Me dijeron que no había carreteras y por eso sacan la leche a caballo. Ahí tuve la idea de hacer un equipo adaptado a un caballo”, explicó Huertas.

 

Para el ingeniero agrónomo, los conocimientos en mecánica son secundarios, pues lo primordial es la creatividad a la hora de ajustarse a las solicitudes de cada productor: uno le dice que la máquina será manejada por una señora, otro que la puerta es muy angosta, y un tercero que necesita acoplar el equipo a un carro.

 

Huertas atribuyó el éxito de sus ventas a esta atención tan personalizada, pues no hay ninguna otra persona o empresa que elabore diseños exclusivos a una sola persona y que además estén dispuestos a construirlos casi desde cero.

 

La publicidad la hacen los mismos productos

 

Con estos diseños, comenzó a darse a conocer en varias regiones del país visitando distintos eventos agropecuarios, incluyendo las últimas 2 versiones de Agroexpo en 2017 y 2019. El mercado voz a voz ha sido fundamental, así como Internet y las redes sociales, para posicionar su empresa en el sector.

 

Así cuenta con equipos en predios desde Atlántico a Nariño, y desde Antioquia hasta Arauca, pasando por Cundinamarca, Caquetá y Boyacá, casi completando todo el territorio. Solo en los últimos 3 años han instalado más de 300 equipos, para un total cercano a los 500.

 

La mayoría de equipos que yo entregó son pequeños, de 1, 2 o hasta 4 puestos. Estamos en un mercado donde hay que vender calidad, porque son equipos que se van a utilizar todo el año en la mañana y la tarde, sin descanso”, declaró.

 

Como su fin es hacer más fácil la vida de todos los productores, Huertas ofrece una amplia gama de precios y de facilidades de pago, acomodándose igualmente a las capacidades de los pequeños ganaderos. (Lea: Conozca cómo funciona el carro-ordeño creado por colombianos)

 

De hecho, manifestó que sus equipos son los más económicos del mercado, porque cuenta con facilidades como instalaciones propias o la misma ubicación de la empresa en Nemocón, que está a un punto equidistante de los sitios que necesita ir para completar la armazón.

 

Nemocón está un punto estratégico porque estoy cerca de Bogotá donde mandó fabricar algunas cosas, así como de la zona franca de Fontibón donde llegan las importaciones. Estoy cerca al valle de Ubaté y Chiquinquirá, por el otro lado está Tunja y Sogamoso, y cerca de la sabana. Estoy en un sitio central donde se pueden hacer las distribuciones para todos lados”, apuntó.

 

En Agroexpo 2019, presentó el innovador carro-ordeño, un vehículo compacto que puede para ser conducido por una persona (hasta un niño) que tiene la fuerza para remolcar un equipo de ordeño y que en su parte trasera puede transportar desde los tanques hasta un becerro.

 

El proceso de creación

 

En la actualidad, Huertas ya tiene diseños que los clientes pueden elegir según su preferencia. Si ninguno le convence, puede optar por algo más exclusivo y ajustado a su predio, el ingeniero se sienta con el productor y pregunta detalles del terreno y la actividad del ordeño, de forma minuciosa.

 

“Nuestro lema es: ‘Lo que no tengamos, lo inventamos’. Todo lo que nosotros queremos es que el cliente quede contento. Hubo casos donde yo llevaba el equipo terminado, y para guardarlo, tenían que quitarle piezas para meterlo en un cajón. Y yo les preguntaba: ¿Por qué no me dijeron eso desde el principio?” contó.

 

A lo largo de los años, se ha dado cuenta que muchos ganaderos dejan de utilizar el equipo porque se cansan de trasladarlo y dejan de incluirlo en su rutina diaria. Esta es otra razón por la cual busca que cada diseño sea el más adecuado para la labor cotidiana del dueño o el operario.

 

Un ejemplo es la máquina de ordeño que se acopla a una moto. También ha buscado aplicar fuentes no convencionales de energía, como la solar, pero en función de la facilidad y del empleo constante de estos aparatos. (Lea: Así funcionan los equipos de ordeño mecánico con paneles solares)

 

“La energía solar es fundamental en la innovación y en la sostenibilidad del campo. El problema es que los costos son muy altos. Yo quiero hacer algo que sea práctico y sea económico, porque si saco un producto de $14 o $15 millones para dejarlo en la mitad del potrero, nadie lo va a comprar”, subrayó.

 

Una mirada optimista

 

Como todo emprendimiento, a lo largo de estos 8 años ha atravesado situaciones difíciles y ha tenido que superar obstáculos para sacar adelante su negocio. Según él, a cada problema hay que encontrarle las soluciones. Por ejemplo, cuando no encontró las bombas en los proveedores habituales, optó por importar él mismo estos materiales.

 

“Sí hay que hacer un papeleo riguroso para importación, pero gracias a Dios lo cumplimos y nosotros importamos hace 3 años. Lo único que hacemos aquí son los diseños, de resto todo lo importamos”, reveló el gerente de Agromilch.

 

En la empresa trabajan 3 o 4 personas, dependiendo de la temporada, que se encargan del ensamblaje de las partes importadas. El proceso es tan rápido, que el cliente puede solicitar el equipo en la oficina de Huertas y tenerlo a los 2 días, sin importar el diseño.

 

Asimismo, ha aprendido a cambiar la informalidad a la que están acostumbrados los campesinos y los colombianos en general. Además de la puntualidad, otro de sus rasgos es acordar el pago desde el inicio. (Lea: Instale equipos de ordeño creados de acuerdo a su necesidad)

 

“En el campo están acostumbrados que todo el mundo les incumple, no les pagan lo que acuerdan. Yo doy precio fijo, nunca empiezo por $6 millones para quedar en $5. Si digo que vale $5 millones, eso vale. Yo aprendí de mis padres a comprar con los precios justos”, dijo.

 

Huertas se precia de manejar los precios que tenía desde hace 5 años, a pesar de que la tasa de cambio de dólar se ha elevado 80 % en ese periodo. A esto añadió que no se permite experimentar con marcas desconocidas, por lo cual importa de empresas confiables. Por ejemplo, las bombas las trae de una fábrica en Brasil que tiene 60 años en el mercado.

 

Ahora trabaja con su esposa y con su hijo, que también les colabora. Si bien es consciente de las dificultades de mantener una empresa, su apuesta por la innovación le ha permitido sobresalir y tener una ventaja competitiva, pues ya lo reconocen como un inventor.

 

Hay mucha competencia pero si todos vendemos lo mismo, nos vamos a apretar más. Es como si todos los cantantes cantaran lo mismo. La innovación está en facilitar procesos. Ya todo está inventado, lo único que debemos hacer es utilizarlo”, concluyó.