Para ser un buen ganadero hay que salir de la finca

Por: 
Mayra Pallarez
08 de Agosto 2016
compartir
ganadero estadounidense, criador de ganado, juez de eventos pecuarios, vendedor de genética bovina, ganadero con experiencia internacional, programa de cría, cruzamiento genético, CONtexto ganadero
Para ser un buen ganadero y criador, hay que salir de la finca, conocer lo que están haciendo otros productores de la región e incluso los de otros países. Foto: Buzzard Hollow Ranch.
Todo ganadero debe tener en cuenta, que sin importar el tamaño de su negocio o la cantidad de recursos con los que se cuenta, a la hora de trabajar con los semovientes, es la constancia la que garantizará el éxito del hato.
 
Fred Schuetze, un ganadero estadounidense de tradición, juez de eventos pecuarios y director de operaciones ganaderas de la empresa Buzzard Hollow Ranch, ubicada en Granbury, Texas, le relató a CONtexto ganadero, su recorrido y trabajo en el sector.  
 
Experiencia como ganadero
 
Schuetze aseveró que la ganadería siempre ha sido su vida y que ha trabajado en el sector por casi 50 años. Aseguró que para ser un buen ganadero y criador, hay que salir de la finca, conocer lo que están haciendo otros productores de la región e incluso los de otros países, aprender de sus experiencias y aplicar lo que considere puede funcionar en su propio negocio. (Lea: Así produce carne y leche de calidad un criador de Simmental)
 
Afirmó que si un criador se queda en la finca y nunca viaja, difícilmente va a ver los avances del sector y se va a quedar sin aprender nada.
 
"Cada vez que viajo y veo diferentes ganaderías, analizo la genética y el trabajo de cruzamiento que están realizando en determinadas regiones. Me doy cuenta de como están trabajando en el trópico o en lugares muy secos y eso me ayuda a apreciar lo que las vacas pueden hacer en diferentes ambientes", sostuvo. 
 
Agregó que el conocimiento que adquiere en sus viajes, lo incorpora en su programa de cría, ya que la empresa para la que él trabaja vende genética alrededor de todo el mundo, en casi en todo sur y centro América, República Dominicana, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, China, Japón, entre otros
 
El empresario expuso que su compañía vende material genético de las razas Simmental, Simbrah, Angus rojo, y Brahman. (Lea: “Criar ganado es una profesión de gusto, no de impulso”, F. Durán)
 
Contó que desde 1982, Buzzard Hollow Ranch se ha esforzado en producir animales con características como fertilidad, buena producción de leche y gran porcentaje de preñez.
 
Su ganado tiene una excelente capacidad corporal, musculatura natural, pelo corto, longevidad, calidad en canal, la facilidad de descarne, todo con el objetivo de satisfacer las necesidades de sus clientes
 
Manifestó que su programa de cría está basado en las experiencias que ha podido adquirir en sus viajes a cada uno de los países anteriormente citados, los cuales por supuesto son sus mercados objetivos. 
 
También dijo que basa su negocio en las necesidades de los países y tiene claro que no todos los animales o productos no funcionan de la misma forma en todas las regiones. (Galería: Comercio de genética, una actividad clave para la ganadería)
 
Experiencia como juez
 
El ganadero señaló que durante toda su vida ha estado participando en eventos ganaderos y partiendo de la experiencia en su negocio y en su ganadería, evalúa y aconseja a otros productores sobre las cualidades y defectos que tienen las razas. 
 
Comentó que el juzgó animales en Colombia por primera vez en 1992 y a partir de esa fecha siguió viajando periódicamente para mirar los ejemplares y para reunirse con diferentes criadores
 
"Desde la primera ocasión en la que vine, hasta la fecha, he podido notar un gran aumento en la calidad de las vacas. Este factor es muy importante y vale la pena resaltarlo porque beneficia el sector y a los negocios", concluyó. (Lea: Obtener más y mejores crías, un verdadero trabajo de campo)