Inseminación, clave para una excelente genética ganadera

Por: 
CONtexto Ganadero
21 de Mayo 2013
compartir
inseminación artificial
La inseminación artificial trae consigo grandes beneficios para los ganaderos. Foto: Twitter @Prosegan
Por medio de esta práctica, los productores bovinos podrán fortalecer la producción en sus hatos y depurar la biología de sus semovientes.
 
Uno de los puntos vitales para el buen desempeño en una empresa ganadera, está determinado por los ciclos reproductivos de las reses y el tratamiento que el empresario vacuno les dé a sus animales antes y durante la gestación del ternero.
 
Con el paso de los años se ha encontrado que la inseminación es un complemento para todo tipo de procesos reproducción, la cual se ha transformado en una estrategia para obtener semovientes con mejores características y, de esta forma, aumentar la productividad de carne y leche en el hato. (Inseminación artificial gana terreno en Magdalena). 
 
No obstante, un ganadero interesado en la reproducción de sus reses, debe tener en cuenta diferentes componentes como la etapa de madurez de la vaca, la edad, el peso y la raza, entre otros.
 
Ante esto, Pablo Lorenzo, médico veterinario y gerente del Laboratorios especializado en rumiantes, Virbac, asevera que “una vez que la vaca esté lista para el proceso, el celo se presentará cada 21 días y durará 4 más. La época más fértil, es la segunda mitad de ese tiempo”.
 
Durante dicho periodo, es importante que los productores bovinos escojan uno de los dos métodos de reproducción para la vaca: monta natural o inseminación artificial. Aunque algunos criaderos siguen prefiriendo la primera opción, la segunda es muy señalada por sus beneficios finales.
 
Por su parte, Héctor José Anzola Vásquez, coordinador de Desarrollo e Investigación de Fedegán – FNG, asegura que la clave está en saber seleccionar los toros que van a donar la esperma y en la excelente selección de los toros de los cuales los ganaderos van a adquirir las pajillas para inseminar las vacas. (Crean la primera congeladora de semen bovino del país). 
 
No cualquier toro va a mejorar los hatos. Tienen que ser toros que en los catálogos se vea aconsejado que ese animal va a mejorar la cantidad de leche, la condición corporal, las patas, las manos para que puedan caminar más, que puedan tener un soporte, etcétera”, asegura el funcionario del gremio bovino.
 
Este método permite que se escojan los mejores rasgos de los toros y sean transportados a cualquier distancia, si el semen es congelado. Gracias a eta operación, ya no hay límites de tiempo o espacio para obtener una buena monta.