Yesid Villalba, el único ganadero con Lucerna en Cúcuta

Por: 
CONtexto Ganadero
15 de Diciembre 2014
compartir
Raza Lucerna
Yesid cuenta con 120 semovientes de la raza Lucerna. Foto: CONtexto Ganadero.
Con 120 semovientes de la raza Lucerna, este productor trabaja para que las castas criollas sean las protagonistas de los predios en el país. Conozca su historia.
 
La raza Lucerna es un esfuerzo genético de combinar castas del norte de Europa con el criollo colombiano para formar un semoviente adaptado a las condiciones tropicales, de gran rusticidad, de mayor aptitud para la producción de leche y mejor conformación para carne que otros ganados locales.
 
El desarrollo de esta raza se generó desde 1937 y hasta 1970 en la hacienda ‘Lucerna’, ubicada en Bugalagrande, Valle del Cauca, desde la cual se ha promocionado y fomentado este semoviente para diferentes regiones tropicales del país. (Lea: Nuevo esfuerzo para salvaguardar el ganado criollo)
 
Una de las zonas en donde se encuentra este ganado es Cúcuta, Norte de Santander. Allí, CONtexto Ganadero encontró a Yesid Villalba, el único productor de esta región que cuenta con esta raza.
 
Yesid, de 52 años de edad, tiene una finca llamada Las Cabreritas, la cual es un legado de su padre, el ‘gran señor Villalba’, como era conocido este ganadero que expandió la raza Lucerna de Valle del Cauca a Norte de Santander.
 
Desde el año 1968 esta finca es nuestra familia. Mi papá, como en el año 83 también tuvo ganado Lucerna, pero no se tuvo mucho avance en ese entonces, pues dada la situación económica crítica que se estaba viviendo, cambiamos de actividad y nos dedicamos a la siembra de arroz”, acotó Villalba.
 
A finales del año 1989, el ‘gran señor Villalba’ falleció y la finca quedó en manos de Yesid. El trabajo no fue fácil, pero su memoria y los consejos que su padre le dio en vida le ayudaron para levantar el terreno y volver a lo que tanto amaba: la ganadería. (Lea: Las razas criollas y colombianas impulsan el futuro de la ganadería)
 
Cuando decidimos volver a la ganadería, por rentabilidad, recordé cómo funcionábamos con el Lucerna y comenzamos a adquirir semovientes, igualmente traídos desde el Valle del Cauca. Ahora, gracias a sus bondades, contamos con una producción favorable”, continuó el productor.
 
En total tiene 120 semovientes de esta raza criolla. Cada una le genera a Yesid entre 8 y 12 litros de leche al día. Pero, según explicó, la falta de compra del líquido por parte de los industriales, comenzó a afectar hace un año la rentabilidad del negocio.   
 
El legado familiar tendrá continuidad
 
Yesid Villalba tiene 4 hijos: 2 hombre y 2 mujeres. Todos colaboran con su explotación ganadera. Aunque ellos están cursando la universidad en ciudades capitales, siempre están al tanto del desarrollo de Las Cabreritas.
 
Ellos, siempre que tienen un espacio en sus quehaceres diarios, vienen a la finca y están al tanto de todo. Cuando están alejados de la ganadería, hablamos y los pongo al corriente”, relató Villalba.
 
Este ganadero, amante a su profesión, explicó que en un futuro quiere llevar ganado Lucerna a otras ciudades del país para que la actividad bovina en Colombia resalte las razas criollas. (Lea: Razas criollas sí producen carne de primera calidad, según estudio)
 
Por las bondades que tienen estas castas, yo les aconsejo a todos los productores que resaltemos y tengamos ganados criollos en nuestros predios, pues estas razas sí nos dan rentabilidad porque se adaptan fácilmente y necesitan poca inversión”, ultimó Villalba.
 
Ahora este productor cucuteño, el único que cuenta con ganado Lucerna en esta zona del país, continuará su lucha para que los demás predios de Norte de Santander y Colombia lleven razas criollas para sus explotaciones. Un trabajo de resaltar.