Leche en polvo no tiene las virtudes que la fresca nacional, según Alpina

Por: 
CONtexto ganadero
17 de Noviembre 2015
compartir
leche importada
La leche fresca rinde más en la elaboración de derivados lácteos que la transformada de polvo. Foto: intercomsur.com.
El producto importado no logra superar la calidad de la leche que producen los ganaderos en los predios de Colombia, según el director de Aprovisionamiento de Insumos Agropecuarios de Alpina, una de las industrias lácteas más importantes del país.
 
Guerrero justificó su afirmación en el hecho de que para la fabricación de derivados de alta calidad se necesita leche líquida, la cual tiene más potencial, además porque transformar lo que llega producto de las importaciones como resultado de la entrada en vigencia de acuerdos comerciales cuesta mucho dinero, aun cuando el precio internacional está a la baja.
 
“Reconvertir la leche en polvo es caro y la salida no es importarla”, apuntó Guerrera, al ratificar que el negocio es volátil porque el precio internacional del lácteo cambia constantemente. (Lea: 5 razas lecheras y sus valores en calidad y cantidad)
 
La invitación que hizo el representante de Alpina a los ganaderos de leche en Colombia es a continuar en la producción de un líquido de alta calidad, en cuanto a grasa y proteína, y a producir más por unidad de área.
 
La empresa se ha trazado la meta de acopiar 500 mil litros de leche más en 5 años y para ello los ganaderos deberán estar preparados para ofrecer un volumen superior del alimento y en mejores condiciones de calidad e inocuidad.
 
Los resultados de una encuesta hecha por la industria indicaron que por cada hectárea hay 1,9 vacas en ordeño y se busca que sean 2,5 reses, para tener por lo menos 200 mil litros en 2020.
 
Guerrero aseguró además que 2015 ha sido un año de “dificultades por el abastecimiento, pero hemos mantenido los niveles de compra, sostenido la cuota y los precios por litro de leche”.
 
Alpina celebró este año sus 70 años de fundación y recordó que han sido 7 décadas de crecimiento y éxito. Hoy por hoy, 73 de cada 100 yogures o bebidas lácteas que consumen los colombianos son de esta empresa. En 2014 invirtió $50 mil millones, cifra que se duplicó para este 2015.
 
Su crecimiento anual es de 8.3 % y acopia leche de más de 1.200 proveedores ubicados en Cundinamarca, Boyacá, Antioquia y Nariño.
 
Importaciones de lácteos aumentan
 
Las importaciones de lácteos aumentaron 109 % en el primer semestre de 2015 respecto del mismo periodo en 2014. 18 mil toneladas de leche ingresaron a Colombia en ese periodo.
 
“Son las importaciones más altas en la historia de Colombia. Si no fuera porque la tasa de cambio se incrementó un 62 % en los últimos 10 meses hubieran podido ingresar al país hasta 26 mil toneladas de lácteos”, afirmó Óscar Cubillos Pedraza, economista y coordinador de la Oficina de Planeación del Fondo Nacional del Ganado, FNG, administrado por la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán. (Lea: Importaciones de lácteos a Colombia aumentaron 109 % durante 2015)
 
Augusto Beltrán Segrera, secretario técnico del Fondo de Estabilización de Precios, FEP, precisó que las importaciones de lácteos en el primer semestre de 2015 provinieron principalmente de Estados Unidos, Chile, República Checa y Uruguay.