El lucrativo negocio del contrabando de carne y leche de Venezuela

Por: 
CONtexto ganadero
26 de Mayo 2017
compartir
Ganancias contrabando ganado carne queso leche en polvo Venezuela 2017, contrabando carne Venezuela, contrabando queso Venezuela, contrabando leche en polvo Venezuela, negocio lucrativo contrabando Venezuela 2017, falta de control de las autoridades, consumo carne de contrabando de Venezuela, contrabando ganado Venezuela, preocupación por el contrabando desde Venezuela, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia
Al país ingresan diariamente toneladas de carne, queso y leche en polvo de contrabando de Venezuela. Foto: Polfa - araucaestereo.com - pinterest.com
El flujo de animales y productos provenientes del ganado bovino en la frontera con el vecino país no se detiene, pues los exagerados réditos constituyen una motivación más fuerte para los contrabandistas resulta más poderosa que el temor de ser atrapados.
 
El contrabando de reses, carne y productos lácteos se ha convertido en un dolor de cabeza para los productores. Ya no solo se limita a los departamentos ubicados a lo largo de los 2.219 km de frontera, sino que concierne a todo el país.
 
A pesar de las constantes denuncias de los ganaderos de todo el país, tanto la Fuerza Pública como las entidades sanitarias no han podido frenar esta actividad ilegal que resulta tan lucrativa para los contrabandistas.
 
CONtexto ganadero se dio a la tarea de indagar por qué es tan rentable el tráfico ilegal de estos productos, que siguen inundando el mercado nacional de forma exponencial. Si bien no hay cifras concretas por la naturaleza ilícita del negocio, este medio hizo un análisis de cuántas pueden ser las ganancias.
 
La inflación de la economía venezolana
 
En la época de Hugo Chávez el barril del petróleo alcanzó a los USD 100, lo que le permitió mantener su a flote su economía durante varios años. Sin embargo, con la caída del precio en los últimos años, que llegó a un mínimo histórico de USD 26 en enero de 2016, Venezuela entró en crisis.
 
Debido a las políticas regulatorias del mercado y la inestabilidad económica, el país vecino alcanzó una tasa de inflación de 247,4 %, la segunda más alta después de Sudán del Sur.
 
Esta cifra no la aportó el Fondo Monetario Internacional, FMI, sino el Banco Central de Venezuela, BCV.
 
De hecho el FMI dejó de difundir los reportes mensuales, que de acuerdo a los últimos datos obtenidos advertían de una inflación de 1.600 % para 2016 y de 2.200 % para 2017. Para este año bajó sus estimaciones y determinó que este rubro será de 720,5 % y para el 2018 de 2.068 %.
 
Esto ha hecho que el presidente Nicolás Maduro haya incrementado el salario mínimo en 5 ocasiones en los últimos 12 meses, de Bs. 11 mil 051 en mayo de 2016 a Bs. 65 mil 021 en el mismo mes de este año, lo que significó un aumento del 60 %. (Lea: ¿Cómo afecta a los ganaderos venezolanos una inflación que supera el 700 %?)
 
A la inflación se suma el control de los precios que ejerce la administración venezolana y que en lugar de ser un alivio, limita la oferta de los productos y provoca un incremento en la demanda, que el gobierno de Maduro ha tenido que abastecer con altas importaciones de alimentos como la leche y la carne.
 
En un principio, esto generó una escasez de numerosos elementos de la canasta básica, por lo cual muchos venezolanos han huido de su país en busca de mejores alternativas. La gran mayoría se ha refugiado en Colombia, el país más cercano y con el que comparte su mayor frontera.
 
Contrabando de carne y ganado
 
Debido a esta crisis, las actividades ilícitas como el contrabando han tenido auge en la nación vecina. La entrada ilegal de bovinos a través de la frontera ha resultado ser muy lucrativa para los traficantes venezolanos y colombianos. (Lea: Contrabando de ganado desde Venezuela se siente en el Atlántico)
 
Al país ingresan de manera ilegal más de 250 mil bovinos que podrían valer en el mercado nacional cerca de $400 mil millones, calcula José Félix Lafaurie Rivera, presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán.  
 
No se trata de un negocio de unas cuantas personas sino de una red organizada que, según el diario Vanguardia Liberal, mueve alrededor de $1.000 millones solo en Cúcuta, sin contar el ingreso de animales por Arauca, Cesar y La Guajira.
 
Andrés Hoyos Arenas, presidente del Comité de Ganaderos de Norte de Santander, Coganor, aseguró que el sector pecuario del departamento ha tenido una histórica problemática imposible de solucionar: la tasa de cambio.
 
"Con el precio del bolívar y la posibilidad de encontrar a $1.000 o a $800 el kilo de ganado en pie en la frontera es sumamente difícil, por no decir imposible, controlar el ingreso ilegal de animales provenientes de Venezuela", aseveró.
 
En cambio, el kilo de ganado en pie en nuestro país está alrededor de $4.000. Así pues, mientras un ganadero vende un animal de 450 kg en $1 millón 800 mil, un contrabandista ofrece el suyo por un valor entre $360 mil y $450 mil. (Lea: Kilo de carne se estaría consiguiendo a $1.000 en la frontera)
 
Por su parte, Ciro Alfredo Mejía Carranza, presidente del Comité de Ganaderos de Chiriguaná, Cesar, señaló que a veces pueden llegar a costar entre $200 y $300 mil, mientras que un ternero, que normalmente vale $400 mil, puede encontrarse hasta en $80 mil.
 
“La Guajira está cundida de ganado. El Cesar, en la serranía del Perijá, tiene una vasta frontera olvidada por el Gobierno y el interior del país. (…) Por Cúcuta entra ganado, por los Llanos también”, añadió.
 
Pero no solamente ingresa ganado vivo. En numerosos operativos, la Policía Nacional ha incautado grandes cantidades de carne provenientes de Venezuela que ingresan al país en camiones o los baúles de los carros.
 
Los contrabandistas ingresan la carne de animales sacrificados en mataderos cercanos a la frontera, transportados sin ninguna medida de higiene o salubridad por las trochas que comunican a los 2 países. Los almacenan en contenedores y a la carne descompuesta le agregan químicos como el bisulfito de sodio para hacerla pasar como fresca.
 
Se cree que a Colombia entran 7 toneladas diariamente, que venden en los expendios a un precio que oscila entre $5.000 o $6.000, mientras que en las ciudades se vende en promedio a $8.000. Con una ganancia mínima de $2.000 por encima del precio local, este negocio da una renta de $14 millones al día o $5.100 millones al año.
 
La leche en polvo y el queso
 
El contrabando de leche en polvo y de queso también se ha convertido en una actividad ilegal muy lucrativa. A pesar de que “es imposible conseguir leche de vaca”, como afirmó el reportero para BBC Mundo Daniel García Marco, la frontera está inundada de productos lácteos.
 
En 2014, el gobierno de Nicolás Maduro fijó el precio de un kilo de leche en polvo en Bs. 70. Al cabo de 3 años, alcanzó los Bs. 315, una inflación del 450 %. En los anaqueles, su costo es aún más exagerado: Bs. 5.400.
 
Venezuela importa leche en polvo de países como Argentina, Nueva Zelanda y Uruguay. Para cumplir con el precio fijado, el Gobierno subsidia parte de su costo. En este punto, oficiales comprarían algunos contenedores con el valor subsidiado.
 
Ellos tienen una gran prioridad respecto al resto de ciudadanos, que no pueden comprar más de un kilo de leche. En cambio, por hacer parte de la mafia, estos funcionarios adquieren una tonelada de leche con el precio oficial y la pasan de contrabando a Colombia”, aseguró un experto.
 
De otro lado, en los últimos meses, se ha incrementado la comercialización de queso industrial y de queso mozzarella provenientes del vecino país con un costo mucho menor al nacional. (Lea: Contrabando de queso afecta a productores lecheros del Magdalena)
 
En Magdalena, los ganaderos se han visto afectados por el ingreso del queso industrial, pues mientras que su producto cuesta entre $7.000 y $8.000, el de Venezuela se vende por $2.000 y $3.000.
 
De igual manera, los productores de queso mozzarella en Antioquia tienen que competir con un precio de $13 mil por bloque de 2.5 kg, cuando antes lo ofrecían a $22 mil. Lo más grave es que el costo varió en apenas 15 días.
 
¿Qué hacen con el dinero?
 
El negocio tiene sus mejores ganancias gracias a la tasa de cambio del dólar, pues en Venezuela se manejan 2: la oficial y la flotante. La primera se consigue en el mercado legal y equivale a Bs. 10, y la segunda se transa en el mercado negro en Bs. 727.
 
Según un artículo del medio digital Runrun.es, las personas pueden hasta cuadruplicar su dinero por esta diferencia cambiaria. Básicamente, reúnen Bs. 146 mil 850 para cambiarlos por $587 mil 400 que usan para comprar USD 200 (el máximo monto que pueden adquirir).
 
Luego regresan a Venezuela y colocan los dólares en el mercado negro, donde los pueden multiplicar hasta por Bs. 744 mil 600, obteniendo 4 veces más el valor original. (Lea: Contrabando de queso desde Venezuela perjudica industria de Arauca)
 
Lo que permite el contrabando de ganado, carne, queso y leche en polvo es obtener ganancias en pesos colombianos que pueden cambiarse por dólares y luego reconvertirse en bolívares, generando beneficios de hasta un 5.000 %.
 
Como lo señaló un experto, lo importante es conseguir dólares para poder venderlos con la tasa flotante y lograr estos exagerados réditos. Explicó que con el contrabando, los productores recuperan las pérdidas que generan los precios regulados.
 
En Venezuela no hay dólares, por eso muchos vienen aquí y terminan llevándolos de acá al vecino país. En buena forma, el mercado colombiano está remolcando el comercio de dólares de Venezuela”, aseguró.
 
Con estas ganancias, resulta fácil persuadir a los funcionarios de ambos Estados, que pueden recibir jugosos sobornos por permitir el paso de estos productos. Así lo precisó el presidente de Fedegán: “Ahí están involucradas las autoridades, incluso las colombianas”.
 
Por eso exigió que se hagan más controles de parte de las administraciones municipales y entidades sanitarias, que deben vigilar los expendios que comercializan carne o queso.
 
La única salida es el control que ejerzan los secretarios de Salud y Gobierno en los municipios, porque ellos deben exigir la procedencia de la carne, y si no la tiene, la pueden decomisar”, enfatizó el directivo gremial.