Exportaciones de ganado sufrieron grave caída pero las de carne subieron

Por: 
CONtexto ganadero
21 de Diciembre 2018
compartir
Exportaciones carne octubre 2018, Exportaciones de ganado en pie Colombia 2018, Exportaciones de carne bovina de Colombia en 2018, precio dólar Colombia, exportaciones de carne bovina, exportaciones de carne bovina en 2018, exportaciones a Jordania Libia Líbano, exportaciones de carne bovina en octubre 2018, exportaciones ganado Colombia, CONtexto ganadero, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia
Las exportaciones de ganado en pie se redujeron notablemente, en tanto que las de carne se mantuvieron al alza. Foto: CONtexto ganadero
Hasta octubre de 2018, la venta de animales en pie al exterior disminuyó más del 30% con respecto al mismo periodo del año anterior y solamente se había registrado un envío en el segundo semestre. En cambio, las exportaciones de carne subieron casi 27%.
 
Aunque todavía no ha culminado este año, ya es un hecho que las exportaciones de bovinos en pie sufrieron un grave estancamiento, de acuerdo a las cifras consolidadas por el ICA y el Invima, donde se evidencian meses sin ningún embarque de semovientes.
 
A pesar de que este sector arrancó el 2018 con cifras alentadoras, lo cierto es que al entrar el segundo semestre, los registros casi que no se movieron y solamente hubo un envío a Egipto en el décimo mes. (Columna: El objetivo 2019: exportar, exportar, exportar)
 
Entre enero y mayo, se efectuaron los envíos a los mercados habituales como Irak, Líbano y Jordania, que reflejaron un incremento frente al mismo periodo del año anterior. Sin embargo, entre junio y septiembre no salió un solo barco, y la cifra a octubre se ubicó en 50 mil 336 bovinos.
 
Esto evidencia una caída cercana al 32% con el año anterior, cuando a la fecha ya se habían enviado 73 mil 784 ejemplares, así como también cayó más del 37% con respecto al 2016, cuando fue de 80 mil 696 semovientes.
 
De acuerdo con Miguel Dulcey Durán, gerente de la firma Expoganados Internacional SAS, la elevada ofertada de países como Brasil y Uruguay ha llevado el precio hacia la baja, haciendo menos competitivo el mercado colombiano.
 
Además, con la reciente crisis en Turquía, Brasil dejó de vender grandes cantidades de animales y tuvo que buscar otros destinos, como Irán. En el país suramericano, el volumen cayó 60% con respecto a septiembre. (Lea: Factores que han afectado exportaciones de carne bovina en 2018)
 
No obstante, las expectativas tanto de empresarios como Miguel Dulcey y firmas como Minerva Foods confían en que las expectativas para el año 2019 serán mejores en materia económica y de exportación de bovinos hacia los diferentes mercados del Medio Oriente.
 
 
Venta de carne despostada
 
Por el contrario, el consolidado de exportaciones certificadas por el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, y el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima, evidenció que los envíos de carne ya superaron los de 2017.
 
En lo corrido de 2018, se exportaron 17 mil 104 toneladas de carne, un 26,8% más que en el mismo periodo del año pasado, y 1.037 más que en todo 2017. (Lea: Así se han comportado las exportaciones de carne y ganado en pie en los últimos 3 años)
 
A diferencia del mercado de animales en pie, que se ha visto drásticamente reducido por la aparición de los focos de aftosa en los últimos 2 años, los envíos de la proteína se mantuvieron en  Emiratos Árabes Unidos, Jordania, Líbano, Hong Kong, Rusia y Vietnam.
 
Para Óscar Cubillos, jefe de la Oficina de Planeación de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, el objetivo de la ganadería para el 2019 debe ser la exportación, pues existe potencial para que el sector cárnico alcance exportaciones superiores a los 500 millones de dólares
 
“En el caso de animales vivos, personalmente me gustaría que todos los bovinos en pie que se enviarán al exterior, lo hicieran en forma de carne, con un valor agregado que puede otorgar más rentabilidad al negocio”, escribió.
 
Aun así, reconoció que la demanda de países como Jordania y Líbano deben aprovecharse, pues esta ha sido “la línea de negocio que le ha dado respiro a la ganadería en temporadas críticas”.