Ganaderos estiman pérdidas por más de $93 000 millones tras una semana de paro

Por: 
CONtexto ganadero
06 de Mayo 2021
compartir
Ganaderos, agricultores, movilidad, vías, bloqueo, trabajo, pérdidas, Esmad, paro, Antioquia, Cauca, Valle, leche, cabezas de ganado, flores, vehículos, ganadería, ganadería Colombia, noticias ganaderas Colombia, contexto ganadero
Los bloqueos de las vías del país están provocando que algunos ganaderos tengan que botar la leche porque no pueden ni regalarla. Foto: Captura de pantalla video Fedegán

La Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán) estimó en $93.716 millones las pérdidas para el sector durante la semana ante la imposibilidad de comercializar leche y novillos para sacrificio en todo el país.

 

El departamento con las mayores pérdidas es Cundinamarca con $13.751 millones por la imposibilidad de comercializas 1,1 millones de litros diarios y 4.100 novillos que se encuentran represados en diferentes vías del departamento.

 

Por su parte en Antioquia las pérdidas ascienden a $12.628 millones que se reflejan en 770 mil litros de leche que no se han podido vender diariamente al igual que 800 cabezas de ganado cada día.

 

En el caso de Nariño y Cauca se han dejado de percibir $11.380 millones por 700 mil litros diarios de leche y 5.500 novillos en una semana; mientras que en Santander son $7.233 millones por 574 mil litros diarios de leche y 2.400 novillos; en Boyacá son $10.509 millones producto de 1,1 millones de litros de leche y 2.350 animales.

 

Otros departamentos que también han sentido la afectación del bloqueo de vías son Meta, Valle, Tolima-Huila, Eje Cafetero, Arauca-Casanare y Caquetá, con pérdidas de $8.940 millones, $5.464 millones, $3.175 millones, $3.837 millones, $5.469 millones, y, $11.340 millones, respectivamente. (Lea: De ser necesario, acompañaremos a la Fuerza Pública a desbloquear las carreteras: Fedegán)

 

El sector también se ha visto afectado con la suspensión de actividades de las subastas por la situación de orden público, así como las dificultades en el ingreso de suministros para el mantenimiento de ganado y el desabatecimiento, entre otros factores.

 

Según el presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie, la ganadería le cumplió al país y por eso ahora es el momento de cumplirle a la ganadería y de ahí que le pida al gobierno que con caravanas humanitarias o con el acompañamiento de la fuerza pública se pueda llevar esa producción que se encuentra represada hacia los centros de consumo o de sacrificio.

 

No se puede poner en jaque el consumo de millones de ciudadanos en Colombia “que no tienen por qué soportar la manera vandálica y terrorista con que un grupo menor de la sociedad quiere impedir que la vida transcurra de una manera normal”, afirmó el dirigente gremial.

 

Por su parte, el presidente de la Asociación Nacional de Productores de Leche (Analac), Javier Ardila, en entrevista con Caracol Radio, señaló que se estima en 4 millones de litros de leche al día que se deja de recoger entre formales e informales, que producen 62.000 productores de leche. Esto deja pérdidas de $11.700 millones al día solo con la leche de la formalidad.

 

En Nariño, Cauca y Valle del Cauca, según Ardila, desde el día jueves no se está recogiendo por lo que esa leche se está botando.

 

"Ayer el departamento del Caquetá entró en paro y nosotros en el centro del país, Boyacá, Quindío y no nos recogen la leche. Prácticamente está parado todo el centro del país en la recolección de leche", manifestó.

 

"La situación es muy complicada, porque los productores solo tenemos 6 horas para entregar la leche caliente. Es muy probable que no vayan a encontrar leche muy pronto, porque hay bloqueos en las plantas procesadoras y no hay material para hacer la leche. Se está pensando en un desabastecimiento a la población en general y eso es muy grave", alertó Ardila. (Lea: Miles de litros de leche represados por los bloqueos: ¿Quién asumirá las millonarias pérdidas?)

 

Entre tanto, la Asociación Colombiana de Procesadores de la Leche (Asoleche), en un comunicado señaló que miles de campesinos se están viendo afectados por los bloqueos de vías, a los cuales no se les puede recolectar su leche, impidiendo procesar y distribuir más de 4 millones de litros de leche diarios en todo el territorio nacional.

 

El gremio se unió a las voces de diferentes sectores y rechazó cualquier acto que afecte a la ciudadanía, a la institucionalidad, a los bienes públicos y privados y a la movilidad de los alimentos en el territorio nacional”.

 

Agrega el gremio en su comunicación que “desde la industria láctea, invitamos a los manifestantes a permitir la libre movilidad de nuestros productos, salvaguardando la seguridad alimentaria de nuestra Nación y garantizando el sustento de más de 321.000 productores que trabajan los 365 días del año por este aparato productivo”.

 

Así mismo, señala que “esta difícil situación está ocasionando pérdidas para nuestros campesinos, empresas, transportadores y demás actores del ecosistema lácteo”.

 

A su turno, los gremios ganaderos de Antioquia exigieron la apertura inmediata de las vías y la presencia de la Fuerza Pública para que garantice la movilidad y el transporte seguro de sus productos. “Los manifestantes deben entender que en el campo no es posible parar”.

 

En un comunicado a la opinión pública los gremios lechero, fresero, floricultor y papero de La Unión (Antioquia) se unieron para exigir el despeje inmediato de la vía La Unión, La Ceja y Rionegro con el fin de transportar los productos perecederos de forma urgente.

 

Así mismo pidieron la presencia del Esmad para garantizar la movilidad y el transporte de los productos.

 

“Exigimos que se respete nuestro derecho fundamental y constitucional a la  movilidad y al trabajo”, indicaron.

 

Señalaron que las pérdidas por cada día de cierre son millonarias y se tienen represadas 30 toneladas de fresa, 200 de papa, 150 mil litros de leche, 500 cabezas de ganado y una incalculable cantidad de flores por la temporada de las madres. (Lea: 60 millones de aves en riesgo por falta de alimento, advierte Fenavi)

 

Por su parte los ganaderos del departamento del Cauca hicieron un llamado a todas las comunidades para que dejen pasar los vehículos con la leche ya que ahí va la ilusión de 30 mil familias ganaderas que se dedican y madrugan todos los días a producir la leche para el departamento.

 

“Tenemos pérdidas diarias de 90 mil litros y se tienen represados cerca de 600 mil litros para poder ingresar a las plantas que están en el norte del Cauca. Pedimos que nos dejen pasar porque llevamos alimentos”, manifestaron.

Rechazamos las acciones que entorpecen el trabajo del campo y ponen en riesgo la seguridad alimentaria.

30.000 familias campesinas ganaderas del #Cauca se ven afectadas con pérdidas diarias mayores a 90.000 litros de leche.#DéjanosPasar pic.twitter.com/mUMDb4nkeO

— FEDEGAN (@Fedegan) May 4, 2021

 

También desde el Valle del Cauca señalaron que el paro los tiene preocupados y al borde de acabar con el negocio porque se agota el concentrado para alimentar las vacas y no hay transporte para movilizar este producto.

¡Desde el Valle del Cauca los ganaderos NO aguantan más este paro que esta acabando con su economía!

Su buen corazón y la #SolidaridadGanadera los llevó a regalar la leche. Pero, ¿es justo que su trabajo y esfuerzo se vean vulnerados de esta manera?#PararEsQuebrarElAgro pic.twitter.com/NTqt0UvvTu

— FEDEGAN (@Fedegan) May 4, 2021

 

Ante la imposibilidad de trasladar la leche a los centros de transformación más de 300 mil litros se han perdido en el departamento, tampoco se ha logrado llevar suplementos alimenticios al ganado para poder atender sus necesidades nutricionales diarias.

 

Felipe Marulanda, productor de leche del Valle indicó que su situación es como la de muchos ganaderos que están perdiendo la producción de sus fincas, han tenido que botar o regalar la leche cuando sería un alimento valioso para la población infantil.

 

A su vez, Adonay Ruíz, miembro de la Cooperativa Agrolácteos Portugal en Pacho Cundinamarca, en diálogo con La FM, señaló que con el paro no se ha podido movilizar la leche, “ni siquiera para regalarla”.