La movilización de los ganaderos: un éxito sin precedentes

Por: 
CONtexto ganadero
04 de Enero 2022
compartir
Fue un plantón para rechazar las importaciones de leche en polvo de la industria, decirle “al país y al gobierno que con la ganadería no se juega”. Foto: Fedegán

En el puerto estuvieron presentes aproximadamente 300 personas y representantes de 1200 gremios ganaderos y otros 500 asistentes a través de los canales de Zoom y Youtube.

 

Los hechos fueron contundentes. Tal como lo había planteado Fedegán, la manifestación de los ganaderos en contra de las importaciones de leche en polvo que realizan los industriales al amparo del marco del TLC con Estado Unidos, registró un éxito sin precedentes.

 

Fue una marcha pacífica. No desembocó en un paro, ni en bloqueos como ya nos tienen acostumbrado las marchas de protesta con interés político que mucho daño han hecho a la población y a las empresas y que terminan con la destrucción de bienes que le sirven a la comunidad.

 

“¡Y cumplimos. A pesar de que muchos auguraban por el fracaso de este plantón, logramos movilizar en sitio y de manera virtual cientos de ganaderos de todo el país!”, trinó José Félix Lafaurie Rivera, presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán).

 

Lo hicimos como se debe, recalcó. “Vamos a seguir protestando y a los ganaderos nos tienen que hallar la razón”, a la par que agradeció a todos los ganaderos y a dirigentes de comités regionales y de ganaderos por sus manifestaciones de apoyo.

 

 

Hablan ganaderos

 

El plantón sirvió además para que muchos dirigentes ganaderos regionales expusieran cómo los está afectando esas importaciones y la situación crítica del sector.

 

Luis Eduardo Arias del Comité de Ganaderos del Meta, afirmó que a la industria cada día le importa menos el sector ganadero. Hace caso omiso a lo que está pasando y se crece este círculo vicioso y no hay respeto”.

 

“Esta situación ha estado atentando contra el sector lechero y a medida que crece asimismo aumentan las consecuencias. afirmó

 

José Rodrigo Cardona, productor de leche en Chiquinquirá (Boyacá) y médico veterinario, dijo que: “las importaciones de leche nos están afectando bastante. Al lado del producto legal ingresa también la leche de contrabando. Tiene que haber algún control sobre todo de leche en polvo y lactosueros. Además, los precios pagados al productor a nivel nacional mejoraron en el país debido a los esfuerzos que hacen también en eficiencia, pero los altos costos de producción no dejan que las cifras cuadren y la rentabilidad es mínima”.

 

Víctor Manuel Fajardo, presidente de Fabegán, dijo que los costos de producción se han incrementado de manera abrupta. Las amenazas que tenemos los productores de leche van a ser enormes y el país tendrá en algún momento abundancia de leche.

 

“El plantón de hoy es muy importante porque podría llevar a que se realicen acciones para que el país consuma el total de la producción de leche nacional”, expresó.

 

Fajardo consideró que los precios internacionales se disminuyen el fin de año y los comercializadores aprovechan para comprar más barato e inundar de importaciones del mercado colombiano”.

 

Rafael Torrijos, presidente de la junta directiva de Fedegán y a la vez representante de los productores del Caquetá, manifestó que “tenemos la responsabilidad de hacer la debida reconversión de la ganadería. Incrementar la eficiencia de los suelos y de la producción basada en el respeto del medio ambiente”.

 

“Incrementar el consumo de leche y que esta sea valorada por la industria. Caquetá, por ejemplo, es la tercera cuenca lechera del país. El ingreso que hemos tenido de las 6000 toneladas de leche en polvo es algo inadmisible”, afirmó.

 

La producción de leche es un factor de mejoramiento social de la población rural del país. “Es la alternativa para el desarrollo de la economía rural del país y es un promotor de paz y precisamente en Caquetá los ganaderos trabajamos en mejorar la producción y el consumo”, acotó Torrijos.

 

Ricardo Arenas, médico veterinario y productor de leche, dijo que “la protesta se hace de manera pacífica y se deben discutir las necesidades de la cadena láctea nacional. Llevamos años proponiendo metodologías de eficiencia. La industria está llamada a hacer el cambio tecnológico para que todos ganemos”.

 

 

Y siguen las importaciones

 

Colombia no ha podido exportar ni un kilo de carne y muy poca leche y derivados lácteos a Estados Unidos. Mientras eso pasa, continúa el permanente incremento de las importaciones de leche en polvo al amparo del TLC firmado entre Colombia y el país del norte y, con ello, el daño permanente a la economía agropecuaria, manifestó José Félix Lafaurie Rivera, presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán.

 

De hecho, a esta hora la industria ha ingresado al país más de 6000 toneladas principalmente de leche en polvo.

 

Es inentendible que el año pasado se haya importado el equivalente a 800 millones de litros de leche particularmente en polvo. “La industria no les compra la leche a los ganaderos, sino que la trae de los productores ricos de Estados Unidos y de Europa”, replicó.

 

El dirigente gremial añadió que “es un acto descarado y cínico de la industria, no hay derecho y, por eso, protestamos”.

 

“Mal hecho que los ministros de Comercio y de Agricultura hayan negado la implementación de la salvaguardia. Vamos a seguir protestando y a los ganaderos nos tienen que hallar la razón”.

 

Cuestionó el ¿por qué la carne y la leche colombianas no pueden ingresar a los mercados a través de los TLC?”.

 

“Las exportaciones del sector ganadero actualmente llegan a los 400 millones de dólares. Cuando se exporta se conquistan mercados y existe mayor remuneración. Seguiremos en la batalla. Vamos a seguir en la protesta y le diremos al país y al gobierno que con la ganadería no se juega”, manifestó.

 

De hecho, las últimas estadísticas oficiales el DANE de enero a octubre de 2021 revelan que las importaciones de leche llegaron a las 47.862 toneladas y por esta razón los campesinos dedicados a la producción de leche líquida dejaron de recibir por la no compra de este alimento 62 millones de dólares y dejaron de vender 800 millones de litros (algo más de dos meses de producción).

 

“Actualmente significa el 7 % de la producción total anual, pero en 2026 cuando se desgraven los aranceles en su totalidad, la situación será aún más grave porque ingresarán dichas importaciones sin ningún gravamen, es decir, con arancel cero y entonces, serán infinitas”, dijo.

 

 

Mayores costos

 

Lafaurie también se refirió al tema de los costos de producción. Dijo que los productores deben enfrentar el incremento permanente de sus costos de producción. En el año 2020 la inflación fue de 1,61 %, pero los costos de la lechería crecieron 6,7 %, esto es, 4,1 veces más que la inflación.

 

Por su parte, el precio internacional del maíz aumentó 10,6 % (6,6 veces más que la inflación) y los fertilizantes subieron 3,2% (el doble de la inflación) y en los últimos dos años acumuló el 11,6 %.

 

Esto muestra el empobrecimiento de los ganaderos colombianos que se incrementa aún más, por la compra de leche a Estados Unidos, sin tener en cuenta que acá en Colombia existen 320.000 pequeños productores que sacan en la mañana y en la tarde este alimento con una calidad muy superior”, puntualizó el dirigente gremial.

 

Seguiremos en la batalla. Vamos a seguir en la protesta y le diremos al país y al gobierno que con la ganadería no se juega”, manifestó Lafaurie Rivera