Lavar la papa aumentaría 30 % o 40 % la ganancia del productor

Por: 
CONtexto ganadero
21 de Septiembre 2015
compartir
lavar Papa criolla
Con esta práctica se podría reducir la participación de intermediarios y alargar la vida útil de la papa. Foto: Jesús Jaimes.
De acuerdo con Fedepapa, en los próximos días iniciará un proyecto piloto para que los agricultores de Villapinzón (Cundinamarca) le den valor agregado al tubérculo. Con esta práctica se reduciría en 15 % la participación de los intermediarios.
 
Uno de los productos que más reconocimiento tiene en el país es la papa, especialmente en las principales centrales de abastos. En el país se encuentran 14 variedades y algunos las distinguen por sus colores: amarilla, café, morada o roja. Muchas son atractivas por su brillo, ese que se logra tras el proceso de lavado. Un factor que todo agricultor debería tener en cuenta para aumentar sus ganancias.
 
Solo con lavar la papa, el agricultor podría aumentar entre 30 % y 40 % el valor que reciben por cada bulto y lograrían reducir en 15% la participación de los intermediarios. Por eso, la invitación a llevar a cabo estas actividades, para que en las centrales de abastos tengan una vida útil de hasta 4 meses, en un sitio fresco y oscuro”, indicó en diálogo con CONtexto ganadero José Manuel García Páez, gerente general de la Federación Colombiana de Productores de Papa, Fedepapa. (Lea: Inicia campaña de fomento ‘La papa tiene lo suyo’)
 
Y es que llevar a cabo esta actividad es muy simple, según lo indicó Luis Felipe Pinilla, comerciante de papa en Corbastos, Bogotá, quien agregó que los agricultores deben tener en cuenta que el consumidor tiene altos estándares de exigencia en cuanto a la presentación del tubérculo.
 
La gente siempre busca una papa lisa, que sea brillante y que no tenga tantos ojos (los hoyos que tiene el tubérculo en los que se acumula la tierra); por ello, empleo una máquina para lavar la papa, la cual me ayuda a ahorrar agua y no contamino tanto el medio ambiente. Se debe tener una cepilladora, la cual remueve la tierra y después ingresan a otras cepilladoras para el enjuague y por último está la secadora, para que así tenga una vida útil y no se dañe rápido. Si la papa no queda bien seca, se pudre”, explicó Pinilla.
 
El comerciante también indicó que a la semana lava 1.000 bultos con 500 litros de agua, “y el agua me queda ahí y la puedo seguir usando porque tengo motobombas que me ayudan a limpiarla. Pero cuando esta actividad se hace en el campo, la gente tiene la llave abierta y se debe evitar el desperdicio”. (Lea: Fondo Nacional de fomento de la papa ya es una realidad)
 
Por su parte, el dirigente gremial comentó que en los próximos días, con la ayuda del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, se establecerá un Centro de Valor Agregado, el cual servirá para que los agricultores laven la papa en este tipo de espacios.
 
Hasta el momento se trata de un proyecto piloto que vamos a desarrollar en el municipio de Villapinzón, Cundinamarca. Con esto queremos llegarle a los productores y fomentar la asociatividad, darle un mayor valor a la papa, mejorarle los precios al agricultor y que de esta forma la actividad sea sostenible a largo plazo”, puntualizó el gerente de Fedepapa.
 

García Páez también dijo que desde la Federación siempre se han buscado espacios para llegarle al productor y otorgarle diferentes estrategias técnicas para su sostenimiento, como capacitaciones en manejo de suelos, atención a problemas fitosanitarios, establecimiento de sistemas de riego y el manejo en la época de poscosecha, entre otros. “Este es uno muy importante y los agricultores deben apostarle a mejorar sus condiciones”. (Lea: Fedepapa dice que importaciones pueden parar, hay producto local)