PIB agropecuario creció 1 % en el primer semestre del año

Por: 
CONtexto ganadero
16 de Septiembre 2022
compartir
Actividades agropecuarias
El PIB agropecuario tuvo un crecimiento del 1 % en el primer semestre donde actividades como la exportación de ganado contribuyeron al resultado por lo que no se puede bajar la guardia en ese aspecto, según un estudio de Bancolombia. Foto: analdex.org - creatiabusiness.com - Fedegán FNG

Con un PIB cafetero que cae de manera más moderada (-1,2 %), el PIB agropecuario pudo recuperar la tendencia positiva, cerrando el segundo trimestre con un aumento del 1%.

 

El equipo de investigaciones económicas de Bancolombia destaca que la caída en el sacrificio bovino y en la producción de huevo afectaron el comportamiento del PIB pecuario, y que el crecimiento de la producción de cerdo y pollo, que vino de la mano de un aumento en los precios de estas proteínas, no fue suficiente para compensar la caída en el sacrificio de res y en la producción de huevo, llevando a que el PIB pecuario cerrara el trimestre con un crecimiento moderado del 0,3 %.

 

Por su parte, el sector lechero continúa su recuperación en 2022.El crecimiento de las bonificaciones voluntarias generaron una recuperación del precio de la leche al productor y, a su vez, un aumento de la producción. Esta recuperación continúa al cierre de julio, con un incremento del 8,2 % del acopio de leche, con un precio que parece alcanzar su techo y decrece 1 % entre mayo y julio.

 

A su vez el aumento de los precios del ganado en pie fue impulsado, en parte, por las buenas tendencias del mercado exportador, el cual a junio cerró con crecimientos del 139 % en valor y del 79 % en volumen en sus exportaciones en pie. (Lea: Sector ganadero bovino ha crecido en todos los trimestres de 2021)

 

Los altos precios en el mercado de la res impulsaron una demanda de carne de cerdo y pollo por sustitución, que llevó a crecimientos en precios y producción. Si se llegase a prohibir la exportación de ganado en pie, los precios podrían caer de forma escalonada incrementando la demanda de carne res, lo cual podría afectar las buenas perspectivas actuales de todo el sector de la proteína.

 

Los productos con un retroceso en sus niveles de inflación anualizada a agosto fueron la carne de cerdo (+13 %) y pollo (+16 %). Esto gracias a una mayor oferta de carne de cerdo debido al aumento de las importaciones, lo cual a su vez redujo la competitividad de la carne de pollo y, por tanto, su precio.

 

Para el caso del huevo, la inflación cerró en +20 %, estimación que cambia ampliamente mes a mes debido a que la oferta está en un año de corrección con respecto a la demanda. Por su parte, la inflación de la leche (+38 %) y de la carne de res (+27 %) sigue sin retroceder.

 

En lo que respecta a las materias primas, el informe señala que el precio internacional del maíz tuvo una corrección de más de 20 % al cierre de agosto, gracias al acuerdo en Ucrania para la salida de materias primas. Estas son buenas noticias para Colombia que, con una alta devaluación del peso, ha visto crecer los precios nacionales del maíz amarillo a agosto más de un 30 %. Cabe resaltar que el precio aún presenta gran volatilidad, por lo cual se debe monitorear su comportamiento para establecer entre qué rangos estará en el segundo semestre.

 

Indica el reporte que uno de los pilares fundamentales de las políticas agropecuarias de los últimos gobiernos ha sido los incentivos a las siembras de maíz. Con programas como Soya-Maíz Proyecto País se logró que las siembras alcancen un promedio anual de 415 mil hectáreas para los últimos 5 años, y que para 2021 tanto el área sembrada como la producción crezcan 19 %. Para el primer semestre de 2022 el área sembrada decrece 2 % y la producción crece 11 %, lo cual demuestra una mejora en los rendimientos por hectárea. Cabe resaltar que la meta del país es alcanzar el millón de hectáreas sembradas. (Lea: ¿Por qué la ganadería ha sido una de las actividades económicas con mejor dinámica en 2021?)

 

De otro lado manifiesta que el fenómeno de La Niña se extiende en 2022, lo que mantiene la preocupación sobre la producción de café. Debido al impacto negativo que tienen las lluvias en la floración del cafetal el sector no ha podido aprovechar en todo su potencial el buen comportamiento de los precios. Acumulado a julio, la producción del grano cayó 7,2 %, y con un precio de la carga de café que en promedio este año ha estado 40 % por encima del promedio de 2021, no es buena noticia el anuncio del Ideam sobre la extensión del fenómeno de La Niña en el segundo semestre.

 

Otro de los productos agrícolas destacados es el arroz cuyas siembras, en el primer semestre de 2021, cayeron 9 %, a pesar de un crecimiento del precio del arroz paddy del 61 % a agosto, lo que rompe la tendencia del sector de sembrar más ante altos precios.

 

Esta tendencia podría explicarse por problemas climáticos en algunas regiones y un menor incentivo para sembrar por los mayores costos de los insumos. Con esta situación el precio del arroz paddy seguramente superará $1,7 millones/tonelada en el segundo semestre, lo que afectará al consumidor, que verá crecer aún más la inflación del arroz.