¿Por qué no es útil el Precio Competitivo de Exportación de la leche?

Por: 
CONtexto ganadero
17 de Agosto 2017
compartir
Ganaderos Precio Competitivo de Exportación agosto 2017, Precio Competitivo de Exportación agosto 2017, Colombia leche, fedegan, Ministerio de Agricultura, precio competitivo, CONtexto ganadero, ganaderos colombia
Ganaderos han rechazado la idea de que Colombia puede exportar el excedente de leche. Foto: portalechero.com - costaricaembassy.be
Gremios ganaderos han expresado su “total rechazo” a la propuesta del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, que calificaron como una “dictadura”. Para Fedegán, esta decisión no es conveniente para los productores ni contribuirá a mejorar sus ingresos.
 
En una misiva enviada al ministro Aurelio Iragorri Valencia, la Federación Colombiana de Ganaderos especificó por qué la propuesta está mal diseñada y lacera la economía de los productores de todo el país.
 
Sus razones se basan en una simulación con los datos del pago de la leche entre enero de 2008 y junio de 2017, y aplicando la fórmula consignada en el proyecto de resolución. (Lea: Fedegán le solicita al Gobierno respuestas a las propuestas del sector lechero)
 
En el mejor de los casos, señala la carta, el Precio Competitivo de Exportación, PCE, fue $831 por litro, cuando el valor que se debía pagar es de $1.061 según la normatividad actual, que equivale a una diferencia del 22 %.
 
Cuando se analiza el caso según el mercado internacional, el precio de exportación disminuye a la lamentable cifra de $322 por cada litro, mientras que debe ser de $898, esto es, 64 % menos.
 
“A costa del esfuerzo del productor se mejoran los ingresos de la gran industria láctea, lo que generará un mayor deterioro de las condiciones económicas y sociales del sector primario”, cita la comunicación. (Lea: A Dignidad Agropecuaria le preocupa el panorama lechero)
 
De otro lado, la proposición pretende endilgar los costos de maquila o de transformación de la leche en polvo a líquida a los productores primarios. Esto se hace en el supuesto de que si la fórmula depende del precio internacional, el industrial tendría que pagar al ganadero un valor similar a lo que incurriría si importa el producto en polvo y lo convierte.
 
Además, el trabajador pecuario debe cancelar el costo del transporte de la leche por cada kilómetro recorrido desde la finca hasta la planta procesadora. Este cobro se haría bajo un modelo planteado por el proyecto que simula estos valores.
 
Cabe recordar que el PCE se calculará con base en el precio internacional de la leche en polvo, la cantidad de litros de leche cruda necesarios para obtener una tonelada de leche en polvo (factor de utilización), el costo de pulverizarla y el transporte (costo de maquila).
 
Opinión de los gremios ganaderos
 
CONtexto ganadero consultó a los representantes de las asociaciones lecheras, que siguen objetando el proyecto del Ministerio y la insistencia de expedirlo a como dé lugar. Uno de ellos calificó al Gobierno y a la administración de Iragorri como una “dictadura”.
 
Mientras las políticas se sigan haciendo desde un escritorio, de manera dictatorial, no vamos a avanzar. Yo no entiendo este Gobierno, es dictatorial para unas cosas, pero populista para otras”, declaró. (Lea: Se rumora que el Gobierno aprobaría la resolución del precio de exportación)
 
Para este dirigente gremial, el Ministerio, en especial cuando Iragorri asumió el cargo, se ha dedicado a imponer medidas que no tienen en cuenta a los productores lecheros ni cuentan con estudios que respalden estas decisiones. Según él, hay factores que el Ministerio no ha tenido en cuenta en su afán de expedir este proyecto.
 
Colombia no es un país que pueda exportar. Para hacerlo, tenemos que ser libres de aftosa, pero ahora tenemos un problema que esperamos se resuelva lo más pronto posible. Tenemos que ser país libre de brucelosis y tuberculosis, y apenas el 4% de nuestros predios están certificados”, señaló.
 
En segundo lugar, en Colombia hay un déficit en el consumo de leche. Es bien sabido que la industria solo acopia la mitad de la producción nacional, pero lo más grave es que el consumo de lácteos en hogares colombianos no está a la altura de otros países. En consecuencia, hasta que el Gobierno no resuelva la demanda interna, no se puede hablar de exportar leche.
 
Además, sostuvo que el Ministerio no ha aclarado a dónde se va a exportar ni qué volumen. El productor recalcó que los países exportadores como Nueva Zelanda han satisfecho la demanda interna y tienen claro cuáles son los mercados a dónde llevan sus derivados lácteos.
 
Por su parte, otro líder gremial expresó su “total y absoluto rechazo” a la propuesta: “Este es el último regalo que nos va a dejar el ministro antes de irse, luego de todas las cosas contradictorias que ha hecho en contra del sector lácteo y los demás renglones de la economía agropecuaria”.
 
El ganadero explicó que se trata de una proposición “amañada”, que fue elaborada para responder a los intereses de los industriales, en detrimento con los pequeños y medianos productores. (Lea: ¿Qué hay detrás de la crisis permanente de los productores lácteos del país?)
 
“Los ganaderos nos hemos pronunciado siempre en el marco de la legalidad, de decirle no a las vías de hecho, a los bloqueos, a las manifestaciones. Por ejemplo, el 21 de julio hicimos un encuentro nacional de la cadena láctea donde redactamos un documento al ministro Iragorri expresando nuestro rechazo”, concluyó.