“Precio del ganado no se repone del desplome”, manifiestan ganaderos

Por: 
Luis Humberto Caballero R.
25 de Diciembre 2018
compartir
 Precios del ganado, desplome, sin señales de reactivación, consecuencia del verano, sanidad animal, brotes de aftosa, Sucre comienza a reactivarse, disminución del consumo, Bolívar sin oferta, CONtexto ganadero, noticias de ganadería colombiana.
“Todos los productos que se usan para la ganadería bovina se han incrementado de precio, menos el ganado que es nuestro logro final”, dijo Julián Fonseca. Foto: CONtexto ganadero
El precio del ganado es una preocupación de los ganaderos de todo el país. Los ganaderos de Sucre son los únicos que hablan del comienzo de una tendencia alcista en el precio y los de Bolívar dicen que se repondrá poco porque no hay ganado para la venta. Por su parte los de Cundinamarca, Boyacá, los Llanos Orientales, Caquetá, Casanare y Córdoba no pronostican una mejoría de corto plazo.
 
Por cada $100 que baja el kilo de ganado la ganadería deja de recibir $18 mil millones mensuales, lo cual refleja las enormes pérdidas que ha tenido que resistir los ganaderos en Colombia.
 
En las zonas fronterizas específicamente en la Costa Caribe el precio del ganado se deprimió entre $500 y $700 el kilo por la crisis que generó la aparición de la fiebre aftosa en tres municipios del Cesar y también en La Guajira y por la consecuente pérdida del estatus sanitario. (Lea: OIE suspende estatus sanitario del país)
 
Así lo ha manifestado José Félix Lafaurie Rivera, presidente ejecutivo de Fedegán, quien revela la difícil situación que viven los ganaderos de Colombia.
 
Los productores que se dedican a esta actividad están en una crítica situación porque el precio se desplomó prácticamente desde el mes de octubre y no hay señales de recuperación.
 
Así se percibe en varios Departamentos del país. Solo en Sucre se habla del comienzo del mejoramiento del mismo.
 
Según Juan Carlos Romero presidente de la Federación de Ganaderos de Sucre, Fegasucre, “se registra actualmente un ligero repunte de $100 por kilo en el ganado de levante incluso se ha comercializado a $4.800. Pero el ganado gordo continúa por el suelo y se negocia máximo en $4.050 kilo”.
 
El ganadero y dirigente manifestó que en esta región se comenzó a notar una tendencia al alza y espera que en el nuevo año así continúe.
 
Responderá a la recuperación
 
“El precio del ganado desafortunadamente va a responder a como el país es capaz de recuperarse de la afectación de los problemas sanitarios y que tan rápido se puedan recuperar mercados importantes de exportación tanto de carne como de ganado en pie”, advirtió Mauricio Moreno Roa, presidente de Asocebú.
 
Igualmente a la incidencia igualmente a la baja que esto ha tenido en el consumo de la carne.
 
Otra consecuencia se puede atribuir a la disputa con otros actores importantes de proteína animal en el mercado como la carne de cerdo, el pollo y el pescado, que han venido ocupado importantes espacios debido a la mala información que ha habido sobre la carne de res.
 
Creo que Fedegán podrá nuevamente a partir del 2019 buscar la forma de realizar campañas de fomento al consumo de la carne de res, porque en Colombia se produce en unas condiciones sanitarias óptimas y se obtiene de procesos completamente naturales, es decir, en condiciones verdes. (Lea: Fedegán respalda a MinAgricultura en su lucha contra la aftosa: Lafaurie)
 
“La carne de bovino es un producto que se pueden pelear los mercados así sea que los grupos ambientalistas estén protestando contra esta actividad”, resaltó Moreno Roa.  
 
Continúa deprimido en Córdoba
 
“En diciembre se registró una disminución del volumen de ganado en las subastas de la Costa entre el 8 por ciento y en algunas el desplome fue del 20 por ciento, como sucedió en Montería”, señaló Alejandro Peláez, empresario ganadero y dirigente de Cencogan -empresa dedicada a la comercialización de ganado en el municipio de Buenavista en Córdoba-.
 
Los problemas en el tema de sanidad animal, la incertidumbre y la desconfianza deja al 2018 como el de menor comercialización de ganado por subasta de hace muchos años.
 
Aunque se registran mejoramientos esporádicos de $50 por kilo el precio aún continúa muy barato. Actualmente se negocia el macho de 500 kg potrero Báscula a $4.200 kilo. Recordemos que estuvo a $4.700.
 
La novilla cebada de 400 kg se comercializa a $3.700 y la vaca gorda a $3.500, esta última en promedio se vendía a $3.900.
 
“Se están negociando un volumen de 1.400 pero el promedio era de 1.800 animales por subasta”, finalizó Peláez.
 
Cundinamarca y Boyacá bajó $500 kilo
 
“El precio del ganado ha sido pesado por el tema eminentemente sanitario. El país perdió el estatus de libre de aftosa con vacunación y eso indudablemente bajó el precio”, dijo Carlos Jairo Gómez Torres, representante de los ganaderos de los Departamentos de Cundinamarca y Boyacá ante la junta directiva de Fedegán.
 
En Cundinamarca y Boyacá estamos pasando por una crisis para la que tenemos que buscar soluciones de tipo técnico.
 
“El ganado en general se ha bajado $500 el kilo en los bovinos que se destinan a la ceba y esa es una cifra alta para el productor de carne”, agregó.
 
El precio se negocia en potrero báscula o directamente en el frigorífico.
 
“Creemos que se reactivará en el momento en que se logré re abrir los mercados internacionales”, pronosticó Gómez Torres. (Lea: Exportación de bovinos se estancó en arranque del segundo semestre del año)
 
Caquetá bajó $200 kilo
 
“Hace un par de meses se resintió el precio en cerca de $200 el kilo en pie precisamente ante todas las situaciones de incertidumbre y efectos especulativos”, dijo Rafael Torrijos Rivera, presidente del Comité de Ganaderos del Caquetá.
 
“El ganadero anda desestimulado por este motivo. En este momento el precio de ganado gordo se encuentra en $4.150 kilo y es el que marca la situación para el resto de los animales”, puntualizó el dirigente.
 
Baja de precios rigurosa en los Llanos
 
“Hasta septiembre los precios se mantuvieron estables y hubo una comercialización normal, pero desde octubre vienen en caída”, informó Carlos Luque Barriga, presidente de la Asociación de Ganaderos de Puerto López, Asogán.
 
Hemos tenido unos precios muy bajos y hay una gran preocupación de parte de los productores.
 
El ganado macho en pie ha bajado hasta la increíble cifra de $3.300 el kilo, incluso este ocasionó que en una subasta se devolvieran los animales. Esto trae como es de esperarse problemas en la comercialización.
 
En dicho escenario se conjugan varios aspectos: el primero es el verano, porque empezó en octubre cuando siempre llega a finales de noviembre o comienzos de diciembre. Entonces ya llevamos dos meses de sequía.
 
El segundo es que los productores no se han organizado con el gobierno actual y están esperando que arranque el nuevo año, con los cambios y la ley de financiamiento para coger un segundo aire en el sector agropecuario.
 
“Los precios no se van a recuperar pronto. El pronóstico es que eso suceda cuando comience nuevamente la temporada de invierno. En el Llano empiezan las aguas el viernes santo, es decir, en abril-”, sostuvo Luque Barriga.
 
“La reducción de precios es cíclica y todos los años sucede en esta época, pero en el 2018 ha sido más rigurosa”, concluyó. (Lea: Precio del ganado cae en gran parte del país)
 
Casanare descendió $300 kilo
 
“El precio ha descendido por consecuencia del verano y comienza a recuperarse entrado el invierno a finales de mayo o principios de junio del 2019”, advirtió Julián Fonseca, ganadero y miembro de la junta directiva de Fedegán en representación del Departamento del Casanare.
 
En esa época se reactiva la comercialización de ganado en pie en las subastas ganaderas y el negocio que se hace de persona a persona, que es tradicional de la región.
 
El ganado gordo venía de un valor de $4.500 y descendió hasta $4.200, es decir, registró una descolgada de $300 por kilo que es mucho dinero.
 
La novilla gorda que es comercial se negocia actualmente a $3.500 pero estuvo en $3.900, lo que deja una pérdida al productor de $400 por kilo.
 
Debido a eso, bajó a la vez, el número de animales de venta en las subastas tanto en la que se realiza los miércoles en el municipio de Aguazul, como en la de los jueves en Yopal.
En el primer caso disminuyó de 500 a 250 reses y en el segundo de 2.000 a 1.500 cabezas.  
 
Al llegar el verano los ganaderos de Casanare comienzan a vender ganado porque no van a tener la comida necesaria y al haber bastante oferta y poca demanda pues el precio se desploma.
 
Esperamos que para el 2019 se recupere y ojala suba algo más porque necesitamos mayor ingreso para recuperar algo del valor perdido.
 
Todos los productos que se usan para la ganadería bovina se han incrementado de precio, menos el ganado que es nuestro logro final. (Lea: Precio del ganado con tendencia a la baja)
 
Basta ver el aumento permanente de valor que se observa en los insumos ganaderos y los demás que componen la canasta ganadera.  
 
Bolívar-pronta recuperación
 
“Nuestra perspectiva es que el precio del ganado repunte pronto, pues estamos en sequía y no hay ganado para le venta en el mercado”, opinó Augusto Beltrán, empresario ganadero de Bolívar. 
 
“El precio del ganado flaco se cayó en $300 el kilo y esa es una cifra grande y un golpe duro que afecta seriamente el estado de la economía de los productores pecuarios”, reiteró.
 
En conclusión los ganaderos permiten percibir que cada región es diferente pero independientemente de eso los precios continúan sin reactivarse.