SAC pide que disminuyan las importaciones de insumos

Por: 
CONtexto ganadero
02 de Diciembre 2015
compartir
Importaciones productos agropecuarios
La SAC insiste en que no se deberían importar productos con 0 % arancel porque se desincentiva la siembra en el campo. Foto: CONtexto ganadero.
De acuerdo con el presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia, a través del Comité Triple A se están dejando relegadas las facultades del MinAgricultura en las decisiones del sector agropecuario.
 
La Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, manifestó la urgencia de una reestructuración fuerte en las políticas comerciales y el establecimiento de las reglas de juego, las cuales deben ser claras, coherentes y encaminadas a hacer de Colombia la despensa local y mundial de alimentos.
 
La preocupación del gremio surge luego de los anuncios de entidades públicas que, según la SAC, ponen en desventaja al agro colombiano en aspectos como el de estimular la importación de productos agropecuarios y agroindustriales, provenientes de cultivos transitorios con beneficios arancelarios, mientras, en Colombia, se promueve la necesidad de sembrarlos en el territorio nacional. (Lea: El reto cerealero: sustituir importaciones por producción nacional)
 
Para la entidad, las decisiones de política sectorial se estarían tomando desde el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y no desde el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, según quedó en evidencia en el Comité de Asuntos Aduaneros, Arancelarios y de Comercio Exterior, Triple A, que autorizó la baja de aranceles en mención y espera a la aprobación del Consejo Superior de Política Fiscal, CONFIS, en el cual la participación del MinAgricultura, en representación del agro colombiano, “es prácticamente nula”.
 
Se habla de construir un país con seguridad alimentaria, de una agricultura con vocación exportadora y de un campo con más oportunidades laborales, económicas y sociales, pero vemos que al promover las compras externas ponemos en desventaja el desarrollo del sector”, aseguró el presidente de la SAC, Rafael Mejía López.
 
Al respecto, Henry Vanegas Angarita, presidente de la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales y Leguminosas, Fenalce, aseguró que no es necesario realizar importaciones y menos a bajo arancel, primero porque en el país se consumen al año 7 millones de toneladas de maíz amarillo y de ellas 5 están destinadas al consumo animal, pero de ese total, en el país se producen 3 millones anualmente; y segundo porque se desincentiva la producción del cultivo. (Lea: Fenalce reitera que “hay que dejar dependencia de las importaciones”)
 
Si se llega a dar la reducción del arancel este año, tendrían que traer casi un millón por mes, pero el país no tiene la capacidad logística para llevar a cabo esa labor”, manifestó Vanegas, quien añadió que la situación del precio del maíz amarillo cambió, por lo que avicultores y porcicultores deben tener en cuenta los diferentes escenarios, como la tasa cambiaria.
 
A su vez, Rafael Hernández Lozano, gerente general de la Federación Nacional de Arroceros, Fedearroz, recordó que al país no se necesita importar 150 mil toneladas de arroz pertenecientes a la Comunidad Andina, gracias a la producción que saldrá al finalizar este 2015.
 
Si ese arroz se trae al país, debe llegar en la época en la que no haya cosecha, para que los precios no perjudiquen al productor nacional. Además, se prevé que Ecuador y Perú tengan disponible el grano en el mes de marzo. No nos oponemos a que se traiga, porque si hace falta y hay déficit, eso traería como consecuencia una inflación y no queremos contribuir en ello”, aseguró el dirigente gremial. (Lea: Según Fenalce y Fedearroz no es necesario autorizar importaciones)
 
De igual forma, Carlos Alberto Maya Calle, presidente de la Asociación Colombiana de Porcicultores, Asoporcicultores, indicó en diálogo con CONtexto ganadero, que el otro año, producto del TLC con Estados Unidos, al país podría llegar carne de cerdo totalmente libre de impuestos.
 
En promedio, en el país se producen 310 mil toneladas de carne de cerdo al año; sin embargo, en 2016 la Asociación estima que a Colombia puedan ingresar 45 mil toneladas desde Estados Unidos, “al entrar carne sin pagar aranceles, el mercado se verá obligado a disminuir el precio que cada productor recibe, pero ello también depende del valor del dólar”, añadió Maya.
 
Para la SAC, “es necesario contar con un comercio justo y sin distorsiones, que esté listo para competir internacionalmente, que tenga políticas para garantizar reducción de las importaciones y provea la infraestructura adecuada para afrontar la etapa de posconflicto por la que podría estar pasando el país, pues las zonas rurales de Colombia han sido escenarios históricos de violencia y son el hogar del 30 % de la población total”.