10 enseñanzas que deja la COVID-19 en la ganadería

Por: 
CONtexto ganadero
21 de Mayo 2020
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, COVID-19, efectos covid-19 ganadería, ganadería y covid-19, coronavirus y ganadería, enseñanzas ganadería covid-19, MSD, mauricio valencia msd
Conozca algunas lecciones que el coronavirus dejará para los ganaderos. Foto: on24.com.ar

El país cumple más de dos meses en cuarentena a raíz del coronavirus. Ese tiempo ha permitido que diversos sectores, incluyendo el pecuario, revisen su actividad a fondo y saquen lecciones para ejecutar en el futuro cercano.

 

El mundo no creyó que el coronavirus, una enfermedad que al inicio sonaba distante y lejana, fuera capaz de obligarlo a hacer un pare en la mayoría de sus actividades. En el caso de Colombia, el país dio inicio a una prolongada cuarentena que empezó el 16 de marzo y se prolongaría hasta el 31 de mayo. (Lea La COVID-19 y su relación con la industria cárnica)

 

Sin embargo, la COVID-19 ha dejado grandes enseñanzas para el sector ganadero, así lo dio a conocer Mauricio Valencia Murillo, gerente de Producto de MSD Salud Animal, quien considera que la enfermedad ha despertado sentimientos nacionalistas y colectivos que deben permanecer una vez concluya el confinamiento en el que se encuentra la mayoría de colombianos.

 

A continuación 10 enseñanzas relevadas por Valencia y que han dejado lección entre los productores pecuarios.

 

1. Aspecto digital

 

Según el gerente de Producto de MSD, la cuarentena obligó a una migración masiva a lo digital, todo lo que estaba programado en esta materia tuvo que ser acelerado porque han visto que las plataformas se convirtieron en el medio más importante para comunicar, comprar, vender, etc. (Lea: Así sería el efecto del COVID-19 para el agro)

 

2. Teletrabajo

 

La enfermedad y el posterior confinamiento dejaron en evidencia que muchas actividades pueden llevarse a cabo desde la casa y hacerse bien, sin dejar a un lado la importancia de la familia y el cuidado de la misma.

 

3. Simplicidad

 

Ante la poca disponibilidad de tiempo, ya que las cargas laborales han aumentado, Valencia considera que hay que ser más simples y hacer las cosas concisas. Es decir, aprender a dar un mensaje diferente.

 

4. Compromiso

 

“Una vez una compañía te brinda un respaldo, eso compromete al empleado para sacar adelante los proyectos. Hemos visto situaciones difíciles, pero hay varias empresas comprometidas con sus colaboradores para seguir cumpliendo con sus salarios, así estén trabajando de forma distinta, bien sea desde casa u otro lugar. Eso demuestra el compromiso de la empresa hacia el empleado y viceversa”, explicó. (Lea: Estas son las lecciones de la COVID-19 en las finanzas personales)

 

5. Neo-colectivismo

 

La pandemia mostró un lado más humano de los colombianos, un apoyo constante del uno con el otro, independientemente de su situación, sea de desempleo, respaldo a un proyecto o simplemente darle al que más lo necesita. Un virus mostró que es posible ser más unidos y colectivos.

 

6. Neo-nacionalismo

 

Comprar local y colombiano han sido tendencias impuestas durante la cuarentena, lo cual ha beneficiado a sectores como el de los alimentos, “logrando que el consumidor adquiera carne de res o leche producida en el país. Ese es un mensaje que debe mantenerse incluso una vez vuelva la normalidad”, agregó Valencia.

 

7. Info-intoxicación

 

Pese a que la información es importante para todos, las redes sociales se llenaron de capacitaciones, charlas y conferencias de forma tal que han generado una saturación, por lo que es necesario ser mucho más eficiente a la hora de organizar este tipo de actividades, en donde el contenido sea de altísima calidad en pro del productor. (Lea: 5 efectos del COVID-19 en la economía de América Latina)

 

8. Monitoreo

 

Esta coyuntura evidenció la necesidad de que el ganadero pueda vigilar y monitorear su explotación sin tener que estar allá. “La sistematización de las fincas permite ese control sin necesidad de la presencialidad. Es un reto para las compañías de tecnología, ya que se debe acelerar, desarrollar e implementar sistemas que faciliten ese control a distancia”, sugirió.

 

9. Sanidad y bioseguridad

 

En este aspecto, el gerente de Producto de MSD Salud Animal sostuvo que si se compara al sector ganadero con otros como el porcino o avícola en materia de bioseguridad hay un retraso importante.

 

“Si uno iba a una granja porcícola –antes de la COVID-19– el tema de bioseguridad, la desinfección de vehículos, el baño antes de ingresar, el overol necesario, todo ya estaba implementado. Son procesos totalmente diferentes y en donde los productores deben trabajar por mejorarlo”, recomendó. (Lea: Estas son las medidas financieras en tiempos del COVID-19)

 

10. Un respiro para la naturaleza

 

Finalmente, el coronavirus y la cuarentena que vive el mundo demostraron que el efecto nocivo del que tanto se habla que genera el ganado contra la naturaleza queda desvirtuado. Actualmente está la misma cantidad de vacas produciendo carne y leche, mientras la contaminación ha reducido en gran cantidad de países.

 

Esto demuestra que la naturaleza debe cuidarse, pero que la ganadería bien manejada genera aportes positivos al medio ambiente.