5 predios ganaderos representativos del país

Por: 
CONtexto Ganadero
26 de Noviembre 2015
compartir
finca, modelo de producción, sistemas, productividad, ganado, ganaderos, Colombia
Estos 5 predios se caracterizan por sus modelos de producción eficientes y sostenibles. Foto: CONtexto Ganadero.
En Colombia varias fincas son el ejemplo de que si es posible realizar la actividad pecuaria de manera eficiente y sostenible. Sus modelos o sistemas productivos basados en el aprovechamiento de los recursos, la tecnología y el cuidado del medio ambiente demuestran que la ganadería es un oficio rentable. 
 
Con el fin de divulgar los casos productivos de excelencia de empresas ganaderas en el país, CONtexto Ganadero habló con diferentes expertos y miembros del sector, quienes contaron cuales eran las fincas que valía la pena resaltar en un top 5.  
 
Finca El Madrigal, Santander
 
La principal característica de la finca El Madrigal es la utilización de 2 sistemas productivos. El primero es neozelandés basado en la gerencia de pastos y el segundo se desarrolla con encasetamiento. Estas técnicas permiten altos niveles de eficiencia y convierten a esta empresa pecuaria en un modelo a seguir para las ganaderías del país.
 
El sistema neozelandés es de pastoreo con un aspecto primordial, la gerencia de pastos. El ganado se maneja con cuerda, una vez las reses salen del espacio que se les entregó durante el día, se mueve la cuerda e inmediatamente al día siguiente se abona el pasto y se riega. En este sistema el pasto se deja con máximo 4 cm de altura. La recuperación se hace con abonos y agua. Los resultados en ganancia de peso diario son evidentes. (Lea: Un modelo neozelandés para salir de la crisis lechera)
 
El segundo sistema es de encasetamiento. Los animales no van a potrero ya que la comida se les lleva a los establos. Las reses van a la sala de ordeño, que está muy cerca de los cobertizos, por ende no hay gasto de energía y la productividad es muy alta. En la finca El Madrigal se pueden encontrar vacas que producen más de 50 litros diarios.
 
Los niveles de productividad con vacas de alto redimiendo están sobre los 38 litros por día, superior que el promedio americano. En el predio se utilizan 2 hectáreas para 120 terneros permanentes, lo cual genera una alta productividad y una ganancia de 800 gramos por día.
 
Finca La Luisa, Cesar
 
La hacienda La Luisa, ubicada en el municipio de Codazzi, Cesar, es un ejemplo a mostrar en el exterior por los Sistemas Silvopastoriles Intensivos, SSPi, que se han sembrado allí de forma eficiente.
 
El proceso inició con la selección de 36 hectáreas para hacer el primer SSPi en 2010. La segunda etapa se hizo en 2011, con 35 hectáreas; y la tercera en 2013, con 21 hectáreas. La combinación de la siembra de pastos con árboles y arbustos nativos mejoró la alimentación del ganado y la productividad de la finca.
 
En términos de producción, las cifras muestran que este sistema es efectivo. En 2012, la ganancia diaria era de 420 gramos/día en promedio, en 2014 pasaron a 521 y actualmente es de 721 gramos/día. En el año han obtenido ganancias de 260 kilos por hectárea.
 
El cambio ha sido notorio en los 5 años desde que se implementaron los SSPi. En época de verano usualmente se debía que descargar la finca, ya no es necesario hacerlo porque se pueden sostener todos los animales. La ganancia de kilogramos por hectárea/año aumentó desde que se implementó el sistema. (Lea: ¿Cómo se establece un sistema silvopastoril intensivo (SSPi)?)
 
El Hatico, Valle del Cauca
 
La Reserva Natural El Hatico, empresa ubicada en el municipio de El Cerrito, Valle del Cauca, galardonada en el presente año con el premio en la categoría pyme entregado por el Banco de Occidente para distinguir aquellas empresas y organizaciones que protegen el medio ambiente en general, es un ejemplo de empresa ganadera sostenible.
 
El trabajo que desde 1942 y hasta la actualidad se viene adelantando en la conservación de los bosques nativos en El Hatico es invaluable. La finca pasó de tener 575 hectáreas en 1950 a 285 hectáreas en 2012. (Lea: Fedegán premia la excelencia ganadera y la investigación en producción de carne y leche)
 
Sistemas agroforestales como árboles dispersos en potreros, cercas vivas, bancos mixtos de forraje, pastoreo en cultivos forestales, sistemas silvopastoriles intensivos y con maderables, han sido implantados con gran éxito en el predio. Eso ha generado también un aumento de la biodiversidad y un aumento significativo del hato bovino, ovino, y bufalino
 
El Tequendama, Córdoba
 
La hacienda El Tequendama, ubicada en el departamento de Córdoba, fue anfitriona este año de un grupo de ganaderos de Costa Rica y República Dominicana que estuvo en la finca para conocer el modelo de desarrollo pecuario que allí se adelanta.
 
En el predio los animales doble propósito habitan en medio de árboles, arbustos y pastos de alta calidad. Se pueden encontrar gramíneas como el angléton y silvopastoriles de totumo, guácimo y leucaena. Las reses encuentran en ellos una fuente de sombra y alimento.
 
En épocas de sequía, los árboles son reconfortantes para el ganado que está en una zona de trópico bajo de Colombia en la que predominan las temperaturas por encima de los 32 grados centígrados.
 
La hacienda cumplió 10 años con los sistemas silvopastoriles y se ha comprobado que estos no constituyen solo la alternativa de preservar el medio ambiente. Buscan ser una herramienta viable en términos económicos porque ningún ganadero quiere invertir y perder, sino tener un negocio rentable. (Lea: Proyecto Ganadería Colombiana Sostenible recibe galardón)
 
Alameda Farm, Cundinamarca
 
Considerada por expertos como uno de los modelos productivos a seguir en las explotaciones lecheras de la Sabana de Bogotá, esta finca cundinamarquesa cuenta con vacas que dan, en promedio, 24 litros de leche al día gracias a una mezcla balanceada entre desechos industriales, forrajes y remolacha forrajera que se les suministra.
 
Su actividad se basa en la utilización de desechos industriales como base de la alimentación de los semovientes. Para eso, han empleado residuos de pan, papa, cebada, plátano, entre otros, los cuales les han generado resultados productivos óptimos en la obtención de leche. 
 
Lo interesante de este modelo productivo está en la variedad de la oferta. El animal no se alimenta con un solo producto, sino que la variedad de sobrantes industriales, ya sea manzana, cáscara de plátano, yuca, etcétera, se destinan a la dieta bovina. (Lea: La suplementación múltiple)
 
Vale la pena resaltar que en el país existen muchas más empresas ganaderas con excelentes sistemas productivos. Para esta ocasión sólo se escogieron estos 5 predios.
 
Si usted considera que el trabajo que se viene realizando en su finca puede ser tomado como ejemplo en el sector o conoce otros casos que cumplen estas características, por favor escríbanos a nuestro correo [email protected] o a través de nuestras redes sociales en Facebook y Twitter