8 acciones en el corral que no deben pasar desapercibidas

Por: 
CONtexto ganadero
14 de Junio 2019
compartir
Instalaciones con esquinas, uso de picanas, no gritar, no usar perros, no apurar, ni perseguir, no golpear, ni azotar, no llenar los corrales o el toril, usar banderas para conducir el ganado, Buenas prácticas ganaderas, bovinos, mejora producción, mejora calidad, prácticas sencillas, carne, leche, ganadero, ganadería, Colombia, departamentos, regiones, México, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia, noticias ganaderas Colombia
Prácticas sencillas, pero de gran utilidad, para el manejo de animales en los corrales. Foto: Farmquip

Nicolás Benedetti Pineda, médico veterinario y zootecnista especialista en amanse de bovinos, habló con CONtexto ganadero y describió 8 prácticas que están mandadas a recoger y otras que deben ser tenidas en cuenta dentro de los corrales colombianos.

 

Cuando se tienen animales equilibrados se logra producir más carne y leche de alta calidad, señala el experto, quien recuerda una serie de acciones que van en pro de mejorar el bienestar de los animales y el bolsillo de los ganaderos.

 

1. Instalaciones con esquinas: Hoy en día ya no se usa instalaciones con esquinas. El diseño de los corrales tiene que ser en áreas redondas para evitar que animales que no son bien abordados se maltraten o se revienten contra las estructuras. Por tanto, las esquinas hay que abolirlas en el diseño de instalaciones. (Lea: Conozca las ventajas de los corrales etológicos)

 

2. Uso de picanas: el tema de Bienestar Animal se está imponiendo con mucha fuerza en Colombia, por eso las prácticas con picanas o choques eléctricos tienen que estar en desuso. Eso genera estrés en los animales y ese va a generar un dolor en el animal, aseveró Benedetti.

3. No gritar: los bovinos perciben mucho más los sonidos agudos, que los sonidos normales que perciben los humanos. La frecuencia que da un chiflido agudo es mucho mayor o un silbido agudo les altera mucho la audición y su desarrollo. Es decir, el uso de sonidos va a generar desequilibrio en los animales.

 

4. No usar perros: a pesar de que puede haber en la empresa perros adiestrados, siempre van a ser causantes de estrés en los animales. En sus inicios los hombres cazaban a los bovinos utilizando perros y esa conducta ellos la tienen ya dentro de su código de domesticación, agregó.

 

Los perros pueden ser parte del proceso cuando nacen y los ponen en el corral de los terneros porque hay una convivencia permanente. “Si se ha realizado ese proceso dentro del ciclo de desarrollo con el canino, no hay problema, pero si son perros introducidos, siempre ellos lo van a percibir como un animal que altera, es un enemigo natural de los bovinos”, aseguró Benedetti.

 

5. No apurar, ni perseguir: en esos procesos se debe tener claro que el bovino tiene una zona fuga que está en la mitad de los coxales, o sea en la parte de atrás, ahí hay una zona de aproximadamente de 60 centímetros que es una zona ciega.

 

El animal cuando la persona está arriando, atacándolo dentro de esa área que no puede ver, va a producir una alteración dentro del desarrollo. Para arrear los animales, la persona debe ponerse en una posición que el animal dentro de su visión de 360° alcance a percibir algo de quien lo está arriando y quien se está dirigiendo a ellos con comandos de voz.

 

6. No golpear, ni azotar: cualquier lesión, cualquier golpe que se genere en un bovino de carne o de leche, está produciendo una alteración dentro de la canal del animal.

 

Por muy leve que se crea que es el golpe, sobre todo los latigazos, dejan muchas huellas dentro del musculo del animal, saliéndose de las Buenas Prácticas Ganaderas (BPG), los golpes deben ser abolidos dentro de la empresa. (Lea: ¿Aplica usted las buenas prácticas de fertilización?)

 

7. No llenar los corrales o el toril: se debe mirar dentro del diseño de los corrales las áreas que se utilizan y la capacidad que se debe tener dentro de él. Se debe respetar el área por corral, más o menos esta debe ser de 3 a 5 metros por animal, dependiendo del sistema de producción que se tenga, leche o carne.

 

8. Usar banderas para conducir el ganado: para conducir el ganado lo mejor es poner siempre un guía que vaya adelante y arriar por detrás. Con las banderas debe hacerse movimientos como un parabrisas de carros, de lado a lado, para que los animales vayan percibiendo quien los va a arriando.

 

Estas prácticas son sencillas y harán que el ganadero pueda obtener mejores niveles de producción y de alta calidad ya sea de carne o leche, remató Benedetti.