Abortos bovinos: mejor prevenirlos que sufrir sus consecuencias

Por: 
CONtexto Ganadero
05 de Septiembre 2014
compartir
Aborto bovino.
Para evitar pérdidas gestacionales en los predios, lo mejor es la vacunación. Foto: CONtexto Ganadero.
Son varias las enfermedades que pueden llevar a que una res pierda su cría. Para evitarlo, lo más recomendable es la vacunación.
 
En el marco de la feria Agropecuaria Industrial y Comercial de Sincelejo, que se realizó en días pasados, se llevó a cabo una charla en la cual se explicó cómo prevenir las enfermedades virales o bacterianas que generan abortos en los semovientes.
 
Varios de los ganaderos asistentes se comunicaron con CONtexto Ganadero con la intención de que ahondáramos en el tema. Por esta razón, les explicamos a continuación algunas de las causas de los abortos en bovinos y las razones por las que es importante prevenir por medio de la vacunación. (Lea: El destete, una etapa que define el futuro del hato ganadero)
 
De acuerdo con Jorge Eliécer Pérez Buelvas, profesional en Gestión Productiva y Salud Animal de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, en muchas ocasiones los ganaderos atribuyen el aborto a la brucelosis, pero no le prestan atención a las demás enfermedades.  
 
Los ganaderos desconocen de las otras enfermedades virales y bacterianas que producen los abortos. Por eso siempre es bueno que se enteren a fondo del tema, se capaciten y conozcan qué es necesario hacer en sus hatos cuando se presente algún caso”, manifestó Pérez Buelvas.
 
Enfermedades endémicas como la leptospira, la diarrea viral bovina, la aspergillus sp., la neospora caninum, la IBR, entre otras, son las causantes de las pérdidas gestacionales entre los ganados bovinos. Por ello, es necesario que los ganaderos vacunen a sus semovientes. (Lea: Los ganaderos del país pueden elegir el sexo de las crías)
 
Es necesario hacer vacunación y revacunación. Luego volver a inmunizar cada año al animal. El problema recae en que el costo de las vacunas son altos, pues en promedio se encuentra entre $4.000 y $6.000 por dosis para cada semoviente”, aclaró el funcionario de Fedegán.
 
Y es que esta clase de situaciones han venido presentando un aumento constante porque, según Omar Camargo Rodríguez, MVZ, MSc, PhD y docente de la Universidad Nacional, el Gobierno solo se ha dedicado a erradicar la brucelosis, la cual, por el hecho de ser una zoonosis, puede contagiarse a los humanos. (Lea: Pérdidas gestacionales, un asunto de cuidado)
 
La otra variedad de síntomas que revelan los animales, tienen muy poco control, porque como no presentan ninguna barrera arancelaria ni comercial, no se destinan los recursos necesarios para controlarlos, lo que hace muy complejo erradicarlos”, señaló Camargo Rodríguez.
 
Los expertos recomiendan a los productores ganaderos del país vacunar a sus semovientes y de esta forma prevenir un posible aborto, evitando así una afectación directa en la productividad y economía del predio.