Aislamiento de las fuentes hídricas en sistemas silvopastoriles

Por: 
CONtexto ganadero
06 de Diciembre 2019
compartir
Ganadería, ganadería colombia, Ganadería colombiana, CONtexto ganadero, noticias ganaderas, noticas ganaderas Colombia, aislamiento de fuentes hidricas, aislamiento agua, ganado, ganaderos colombia, ganaderos
Las zonas de aislamiento de las fuentes de agua se deben plantar con árboles y así permitir en ellas que se realicen todos los procesos de regeneración natural. Foto: blog.ciat.cgiar.org

El ganado en la proximidad de las fuentes y cuerpos de agua daña los taludes y contamina el agua con el suelo que remueve, con su estiércol, y con la orina. En CONtexto ganadero se explicará acerca de la importancia del aislamiento de fuentes hídricas en sistemas silvopastoriles.

 

Las zonas vecinas a los nacimientos, lagos, lagunas, ciénagas, quebradas y ríos se deben aislar de los animales, por lo cual es clave establecer cercos para impedir que ingrese el ganado y así evitar que en ellas se lleven a cabo actividades agrícolas. (Lea: Ganaderos aíslan predios para recuperar fuentes hídricas)

 

Estas cercas se deben instaurar como cercos vivos para lograr todos los beneficios que proporcionan. Las zonas de aislamiento de las fuentes de agua se deben plantar con árboles y así permitir en ellas que se realicen todos los procesos de regeneración natural para que poco a poco se conviertan en bosques ribereños.

 

El terreno aislado, aledaño a las aguas deberá tener una alta presencia de árboles, arbustos y plantas de diferentes especies y tamaños para imitar la diversidad propia de la naturaleza.

 

Esta zona será clave en el proceso de conservación de las fuentes de agua y actuará como una barrera que detiene el arrastre de tierra o de fragmentos o partículas de estiércol y como un filtro vivo para residuos de agroquímicos utilizados en sectores vecinos.

 

Pero la conservación y cuidado de las aguas no depende únicamente de la franja cercana a ellas. Para esto es fundamental que los potreros vecinos tengan siempre una muy buena cobertura de pastos asociados con una gran presencia de árboles. (Lea: 7 buenas prácticas para el manejo del agua en una finca ganadera)

 

Cuando las franjas cercanas a las fuentes de agua se encuentran desnudas, además de aislarlas, lo ideal es que se planten especies que se desarrollan rápido a plena exposición del sol y que soportan mejor condiciones adversas, es decir, especies pioneras como guayabos, laureles, arboloco.

 

Además de especies secundarias que requieren un ambiente de penumbra para su mejor desarrollo; estas se verán beneficiadas por el ambiente que poco a poco crean las pioneras.

 

Los humedales y las pequeñas corrientes de agua deben tener un aislamiento porque los ganados, además de dañar las fuentes hídricas, ganan muy poco en términos de producción de carne o leche, por el desgaste que le significa pastorear en esos terrenos.

 

Otra de las ventajas que tiene el aislamiento de las fuentes hídricas es que se comenzará a ver en poco tiempo mucha sombra y los árboles brindarán buenos frutos para que sirvan como alimento para los bovinos. (Lea: Utilice la Cañabrava para aislar nacimientos y fuentes de agua)

 

Finalmente, es clave plantas especies arbóreas en las zonas aisladas, por lo cual se debe promover la regeneración natural; para ello es de gran ayuda eliminar el pasto que ha invadido las orillas del cauce.

 

Fuente: Guía Sistemas Silvopastoriles. Aspectos teóricos y prácticos del CIPAV.