Aprenda a hacer queso en su casa, en una hora

Por: 
CONtexto ganadero
26 de Noviembre 2014
compartir
Queso en una hora
En menos de una hora, usted podrá preparar mozzrella, ricota, queso balnco, entre otros. Foto: Cortesía.
Nada de cavas, ni muchos menos cuartos oscuros para la maduración de este producto. En 60 minutos, usted podrá preparar cualquier queso fresco y artesanal, sin necesidad de comprarlo en un supermercado.
 
Si usted no es chef, pero le gusta cocinar, aquí podrá encontrar el secreto para hacer queso, sin importar la variedad. Así lo asegura la estadounidense Claudia Lucero, quien desde su blog www.urbancheesecraft.com y ahora con su libro ‘One – Hour Cheese’ (Queso en una hora) enseña la forma para que cualquier persona pueda preparar este producto y, lo mejor, es solo 60 minutos.
 
“Es fácil de hacer y no requiere de un equipo especializado. Para empezar la gente tiene que tener leche fresca y un kit básico de fabricación del queso. Usted puede estar seguro de que el queso hecho en casa no tendrá ingredientes artificiales, además podrá degustar un mejor sabor a menor precio, si compara las variedades producidas comercialmente”, asegura Lucero. (Lea: Documental busca salvaguardar la elaboración del queso Paipa)
 
Por ello, lo primero es tener en cuenta el tipo de queso que usted desea: si es uno industrializado, el cual tiene un mayor proceso de maduración, “es mejor que vaya al supermercado”, dice la autora del libro, pero si por el contrario prefiere un producto casero, tanto en el blog, como en el libro, el lector podrá encontrar 16 recetas que le enseñarán a preparar un queso de excelente calidad: ricotta, búfala, mozzarella, el que usted elija.
 
Tenga en cuenta los utensilios
 
Según la autora de ‘One – Hour Cheese’ quienes deseen preparar queso en sus casas requieren espumaderas (paleta llena de agujeros con que se extrae la espuma de los líquidos o los fritos de la sartén), ollas, sartenes, algunos coladores, vinagre, hierbas, termómetros, microondas y la leche, que de acuerdo con Claudia Lucero, la mejor es la que se da en las fincas productoras.
 
“En tan solo una hora, mozzarella fresca, requesón o queso de cabra pueden estar listos para servir por sí solos o en recetas. Utilice los quesos frescos en salsas o aderezos para crostini, añadido a los rellenos de verduras o de aves de corral, en las sopas cremosas, capas en lasaña y otros platos horneados o servido con fruta fresca para un postre sencillo. Es fácil de personalizar el queso, utilizando diferentes tipos de leche o añadiendo sus sabores favoritos y teniendo en cuenta las hierbas frescas picadas, mermelada o salsa picante dulce o frutas secas y nueces”, cuenta Lucero. (Lea: Ganadero colombiano innova con queso hawaiano y jalapeño)
 
 
Cómo empezó
 
Después de investigar sobre la fabricación de estos alimentos, Lucero se inspiró para hacer su propio queso. Empezó por la búsqueda de suministros de fabricación de estos productos locales, pero no tuvo suerte.
 
“Traté de seguir las recetas en línea, pero me sentí abrumada por la complejidad con el equipo especial. Con el tema de que la gente ha estado haciendo queso desde hace miles de años, con recetas sencillas y sin equipo de lujo, perseveré. Después de interminables horas de la noche y de un montón de información, comprendí que hay muchos quesos frescos que no requieren el envejecimiento y que se pueden hacer en casa con poco o ningún equipo especial”, agrega Claudia.
 
Para la estadounidense, hacer quesos frescos es una simple habilidad que se había perdido en las últimas décadas, en especial por la evolución industrial y los grandes equipos que se usan. Pero con elementos simples y en menos de una hora se puede disfrutar de mozzarella fresca, ricotta, queso blanco, queso de cabra y más. (Lea: Bolsa con aceite de tomillo y romero alarga vida útil de queso mozzarella)