Selección pajillas toro, pajillas toro, pajilla semen toro, selección pajillas semen toro, Habilidad Predicha de Transmisión de Tipo, PTA, mérito neto, criterios selección pajillas semen toro, plataforma Genómica, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia
Foto: InfoDiez.com.

Cargando...

Aspectos a tener en cuenta al seleccionar una pajilla de toro

Por - 01 de Marzo 2023

CONtexto ganadero le presenta cuáles son los criterios que se deben analizar de una pajilla que se observa en un catálogo, para tratar de hacer la selección más adecuada y evitar utilizar material de mala calidad.


CONtexto ganadero le presenta cuáles son los criterios que se deben analizar de una pajilla que se observa en un catálogo, para tratar de hacer la selección más adecuada y evitar utilizar material de mala calidad.   Al momento de elegir la pajilla correcta, muchos ganaderos pueden sentir temor porque se puede escoger mal pero los resultados se verán tiempo después, cuando no se pueda hacer nada por remediarlo.   César Gómez Velásquez, médico veterinario y magíster en ciencias veterinarias, indicó que lo primero que debe hacer un ganadero es establecer el objetivo productivo de la finca, si se trata de una lechería especializada, de una ganadería de carne o de doble propósito. (Lea: Ganadero, tenga cuidado con las pajillas que compra)   “Vamos a suponer que tenemos una lechería donde nos importan mucho parámetros como calidad de leche, volumen de producción o conteo de células somáticas. También nos interesa mucho la vida productiva de las crías hembras”, precisó.   En este caso, para elegir la pajilla del toro, el ganadero debe tener en cuenta 3 parámetros importantes. El primero es un componente fenotípico conocido como la Habilidad Predicha de Transmisión de Tipo, PTA, y que se evalúa sobre todo en las hijas del macho.   Este componente evalúa 3 grupos de características física, a saber: 1. Aspectos como estatura, profundidad corporal, ancho de la cadera, etc.; 2. Forma de las patas y de las pezuñas; y 3. La ubicación, peso y composición de la ubre, que tienen que ver con cualidades como el largo de los pezones. (Lea: Aproveche la promoción de pajillas del reconocido toro Homero)   “Hay algunos ganaderos a los que no les sirve un animal tan alto porque su finca es de ladera, entonces prefieren una vaca de talla media. Este parámetro debe evaluarlo muy bien el productor para saber qué tipo de toro le conviene más a su producción”, señaló Gómez.   El segundo parámetro refleja la producción de leche de las hijas del toro, comparadas con el promedio de producción nacional. Este incluye componentes de calidad de leche como porcentaje de proteína, de grasa y el mérito neto.   El tercero que se evalúa es la vida productiva de las mismas reses, esto es, cuándo fue el primer parto, cuántos partos tuvieron, cuántas lactancias tuvo, entre otros. (Lea: Mejore su hato lechero con genética de un conquistador legendario)   “Si usted mira un catálogo, ahí aparece que el toro es evaluado en el número de hijas repartidas en varios hatos. A ellas se les hace un estudio poblacional de cada característica mencionada en los 3 parámetros”, agregó el médico veterinario.   Si se trata de una ganadería de levante y ceba para producción de carne, el análisis es menos profundo, pues solo se tiene en cuenta el peso al nacimiento, al destete, en la edad adulta y antes del sacrificio de las crías. Aquí también se hace un estudio estadístico de todos los hijos del toro.   Gómez Velásquez advirtió que el acierto o la falla al momento de elegir la pajilla tardará hasta 3 años en conocerse, desde el momento en que se insemina a la vaca, sobre todo en lechería.   “Hoy una vaca me entra en celo, le pongo el semen escogido, dentro de 9 meses sale la cría, y esa cría 18 meses más tarde se preña y 9 meses después comienza a producir leche, o sea que han pasado casi 3 años desde que se hizo la primera inseminación”, explicó.   De acuerdo con el experto, una muestra con datos tan detallados solo se puede encontrar en las pajillas importadas de Estados Unidos y Europa, donde se les hace un seguimiento a las hijas de los toros. (Lea: Pajillas de toros no tienen fecha de vencimiento)   Por el contrario, en Colombia no existe ese tipo de evaluaciones para elegir toros producidos en el país. Sin embargo, reconoció iniciativas como la plataforma Genómica de la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Corpoica, que aunque incipiente, es una herramienta relevante para los ganaderos nacionales.   Gómez explicó la importancia de esta tecnología a través del siguiente ejemplo:   “Al ternero se le hace una evaluación del mapa genético donde se compara el genoma de la madre, la abuela, la tía y las hermanas. Cuando comparten características, como en el gen marcador de producción de leche, ese ternero tiene una aptitud genética muy prometedora, o sea que desde pequeño se puede escoger como un futuro reproductor”.

Las más vistas