Cuidado con la pérdida del semen de toro por inseminación o monta fallida

Por: 
CONtexto Ganadero
06 de Abril 2016
compartir
inseminación artificial monta
El semen de toro se puede desperdiciar si no se da un manejo adecuado al hato bovino. Foto: periodico.sena.edu.co / CONtexto ganadero.
El uso de pajillas de toros en inseminaciones artificiales gana terreno en Colombia, especialmente en las ganaderías de leche. Sin embargo, se pueden presentar casos en los cuales la vaca no queda preñada y se malgasta el semen del toro.
 
Por ello, se recomienda siempre tener en los hatos mínimo un toro que pueda montar a las vacas repetidoras de celo con el propósito de preñarlas.
 
Iván Darío Cruz, médico veterinario y ganadero con animales de lechería especializada, dijo que en su finca dispone de un toro de raza pura Pardo Suizo que usa para preñar a las vacas cuando estas se vuelven repetidoras de calor, estrategia con la que evita el gasto de pajillas empleadas en la inseminación. (Lea: 3 razones por las cuales se debe hacer una evaluación reproductiva)
 
El toro que está en la finca no fue elegido al azar. Es un macho que con registro de pureza y prueba serológica que demuestra que es libre de enfermedades reproductivas. “Siempre en hatos de leche se tiene un toro de reserva para poner a vacas repetidoras de calor y evitar pérdidas en semen, que son tan altas, porque el 2,5 o 3 % de las vacas en un hato repiten celo”, afirmó.
 
Ernesto González Cely, médico veterinario y profesional del Fondo Nacional del Ganado, FNG, dijo que el manejo adecuado de las pajillas es la alternativa más recomendada a usar en en hatos de lechería y si se tiene el toro es necesario darle un manejo integral de enfermedades reproductivas.
 
“A esos toros hay que estar haciéndoles pruebas para que no transmitan enfermedades reproductivas”, anotó el profesional en salud animal. (Lea: Estas son las enfermedades que más causan abortos en hatos lecheros)
 
La monta
 
Miguel Peña, médico veterinario-zootecnista e investigador de centro Libertad de la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Corpoica, dio a conocer los cuidados que se deben dar al toro en la monta para que logre el propósito de apareamiento con la hembra.
 
En primer lugar se determina si se tiene un torete de 2 a 2 años y medio de vida, desde cuando comienza la vida reproductiva del macho. Se decidirá si se usará para el apareamiento continuo, es decir durante todo el año, o si solo estará por periodos, por ejemplo de 4 meses con las hembras.
 
Si se tiene un toro adulto de 5 años se podrán elegir grupos de 20 a 25 hembras para su preñez, lo que es habitual usar en el país. Y por supuesto se hará una valoración de la calidad de su semen para conocer sus condiciones reproductivas a fin de que dé respuesta positiva en la monta. Además se evaluará si se trabaja con animales bos tarus o bos indicus para conocer la capacidad de servicio a una o varias hembras. (Lea: Aprenda a seleccionar toros para mejorar hatos de Angus y Brangus)
 
“Después de hacer todo ese proceso se determina su capacidad de servicio y se inicia la fase de apareamiento. Si el animal está bien alimentado y se pone vitaminas estratégicas y se usan sales mineralizadas se pueden tener toros 2 meses para monta, y luego en fase de descanso, cuando entra otro toro. La idea es que el toro tenga la capacidad de aparearlas a todas”, ahondó el experto de Corpoica.
 
Escuche a Miguel Peña
 
Inseminación
Aldemar Sánchez, médico veterinario-zootecnista y especialista en reproducción asistida en animales domésticos y director técnico del laboratorio de reproducción de Corpoica, indicó que en la inseminación artificial es fundamental comprar las pajillas en centros o distribuidores reconocidos y posterior dar un manejo adecuado al semen desde los termos que deberán estar en lugares de almacenamiento “frescos, elevados del piso y sobre estibas, mientras de lleva el control del nitrógeno”.
 
El descongelamiento de las pajillas, el chequeo de los termómetros son igual de importantes al higiene al momento de inseminar, lo que surtirá efecto positivo en la reproducción, si se hace una correcta detección del celo “para no inseminar animales equivocadamente o en horas muy alejadas al momento de la ovulación”.
 
En cuanto al uso adecuado del toro para no desgastarlo, se recomienda según Chávez, el uso de un toro por cada 25 vacas. Sin embargo, la capacidad de monta de los machos puede variar por factores nutricionales, raza, edad y medio ambiente.
 
“Lo ideal es dar un tiempo de reposo de al menos un mes y en este tiempo hacer el chequeo clínico general y el análisis de la calidad seminal. Además de aprovechar para aplicar reconstituyentes y modulares orgánicos”, añadió el director técnico del laboratorio de reproducción de Corpoica. (Lea: 5 virtudes de la raza autoctóna de Lidia)
 
Con estos cuidados se podrán preñar las vacas y no se desperdiciará la esperma de los machos, ni se desgastarán los animales en el proceso de reproducción.