Aspectos a tener en cuenta sobre la eliminación de heces y orina

Por: 
CONtexto Ganadero
07 de Abril 2017
compartir
eliminación de materia fecal en bovinos, estado de la materia fecal de bovinos, frecuencia de expulsión de orina en bovinos, manejo animal, CONtexto ganadero
A partir de la orina y las heces se puede hacer una relación de la cantidad de proteína que está ingiriendo el animal en su dieta. Foto: www.ne.jp - Primicias24.com
Expertos en la materia explican que la eliminación de materia fecal y orina está directamente relacionada con la cantidad y la calidad de comida y de agua que están ingiriendo los animales del hato.
 
De allí la importancia de verificar periódicamente si los animales están evacuando como corresponde y a su vez analizar el estado de ese material.
 
A partir de la orina y las heces se puede hacer una relación de la cantidad de proteína que está ingiriendo el animal en su dieta. (Lea: Lecherías más productivas y menos contaminantes en Antioquia)
 
Y la frecuencia de la eliminación puede estar relacionada con la temperatura ambiental, humedad relativa, producción de leche, características individuales del animal, como por ejemplo la raza, entre otras.
 
Felipe Aristizábal, médico veterinario, zootecnista, consultor y especialista en producción de leche, explicó que la frecuencia de expulsión y el estado de la materia fecal y de la orina tienen una relación directa con el estado nutricional del ejemplar.
 
Comentó que cuando un animal se encuentra en buenas condiciones de hidratación, tiende a secretar líquido frecuentemente, en promedio 10 veces al día.
 
Sin embargo, indicó que cuando hay unas condiciones adversas, en las cuales hay altas temperaturas y no hay acceso al agua, lo que hace el cuerpo para compensar esa deshidratación es empezar a retener líquidos. (Lea: Aspersor estercolero, opción para darle buen uso a los desechos)
 
“En estos casos, en el momento en que se empieza a hidratar al animal, el primer signo de recuperación es que este empieza a orinar normalmente”, comentó.
 
Por lo general los machos tienden a orinar estando de pie y en ocasiones realizan un ligero estiramiento de las patas traseras, el líquido es expulsado lentamente. Por su parte es posible ver a las hembras orinando mientras caminan y esta puede salir con cierta presión.
 
Por otro lado, Aristizábal señaló que un animal en buen estado defeca aproximadamente el 8% de su peso vivo, es decir, entre 12 y 15 veces en el día.
 
En ese sentido manifestó que es de vital importancia analizar el estado en que se encuentran esas bostas para tomar decisiones oportunas sobre temas alimenticios y sanitarios.
 
También dijo que los animales que se encuentran en pastoreo no consumen pasto de los potreros donde orinaron o defecaron.  (Lea: Crean un abono orgánico e inoloro a partir del estiércol de vaca)
 
Otro apunte que vale la pena tener presente es que el número de veces en las que un animal orina o defeca durante el día, es mayor en vacas que están produciendo leche que en aquellas que están secas.