Carga animal aumentó 400 % en la Orinoquía colombiana

Por: 
CONtexto ganadero
12 de Febrero 2015
compartir
Sistemas agrosilvopastoriles
Expertos aseguran que este sistema impacta de manera positiva en el medio ambiente y en el ganado. Foto: Ciat.
Gracias a un proyecto entre el CIAT y Corpoica en esta zona del país también se registró un aumento en la producción de forrajes, carne, productividad en los suelos y bienestar animal.
 
En 2011, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Corpoica; y el Centro Internacional de Agricultura Tropical, Ciat; se propusieron como objetivo incentivar en los ganaderos de la Orinoquía la importancia de establecer sistemas agrícolas, con el fin de hacer de esta una actividad sostenible y rentable.
 
Expertos de Corpoica y el Ciat aseguran que con la implementación de sistemas agrosilvopastoriles se les da a conocer a los ganaderos una estrategia para mejorar la calidad de los suelos, el medio ambiente y la productividad pecuaria. (Lea: Gestión de Fedegán-FNG fortalecerá ganadería en La Guajira)
 
“El proyecto inicio hace 4 años, desde allí se empezaron a tomar variables que nos permitirán en un largo plazo poder determinar cuáles son los beneficios y en qué porcentaje; queremos que el agricultor vea en cuánto se está afectando o no su bolsillo con la utilización de estas prácticas”, aseguró César Botero, investigador del Programa de Suelos del Ciat.
 
Según el experto, después de años de labor científica conjunta, se han alcanzado resultados significativos: un incremento de 175 % en la producción de forrajes gracias a la integración de componentes agrícolas y pecuarios y la utilización de insumos adecuados, 400 % más de la capacidad de carga animal, y más de 700 % de la producción de carne al año, pasando de 120 a 1.000 kilogramos por hectárea al año.
 
Por su parte, Álvaro Rincón Castillo, investigador Ph.D. de Corpoica, explicó que este proyecto se ha extendido en fincas del Piedemonte Llanero usando forrajes como la brachiaria de cumbens, con el fin de recuperar praderas degradas. (Lea: Caquetá presenta proyecto de pago por servicios ambientales)
 
A través del maíz o del sorgo forrajero que se liberó el año pasado estamos renovando las praderas, aumentando la capacidad de carga y la producción de carne y leche. También hemos establecido el pasto llanero, mulato y el guinea. En el caso de árboles se están usando el yopo, caño fisto y eucalipto”, afirmó Rincón.
 
El experto en forrajes de Corpoica agregó que durante el desarrollo de este proyecto los ganaderos de la región han podido acceder a este tipo de avances, en el que de paso han comprobado que las buenas prácticas agropecuarias dan óptimos resultados en el quehacer ganadero.
 
Es el caso de Alberto Durán, un ganadero del Meta, quien indicó que el secreto para aumentar los niveles de rentabilidad está en la producción de alimento para los animales.
 
“Para ser más rentable tengo en cuenta el establecimiento de forrajes de pastoreo, la nutrición y el clima. Por esto, siembro mulato, mejoro la calidad de los suelos con el maíz y el sorgo, y produzco heno con mombaza, todo ello me permite obtener forrajes que tienen un mejor rendimiento”, aseguró Durán. (Lea: Ganadería tradicional y silvopastoril)
 
Por otro lado, Botero afirmó que mediante los resultados de acciones combinadas como las diferentes rotaciones de cultivos y el establecimiento previo de variedades forrajeras mejoradas, que no solo permiten incrementar la producción y el bienestar animal, sino que también mejoran significativamente las propiedades químicas de los suelos, se ha presentado una disminución de los niveles de aluminio, gracias a las adiciones de enmiendas calcáreas y yeso.
 
De acuerdo con el Ciat, no solo se trata de mejorar la productividad, también de usar y manejar el suelo de forma que se conserve la actividad biológica. Se busca aprovechar la presencia de termitas, grillos y saltamontes que contribuyen con el buen estado del ambiente en el cual se desarrollan las plantas.
 
Sobre el sistema
 
Los sistemas agrosilvopastoriles asocian técnicas del uso de la tierra, las cuales implican la combinación o asociación de un componente leñoso (forestal o frutal), con ganadería y cultivos en el mismo terreno, con el fin de incentivar la parte agrícola de manera sostenible. (Lea: Carreto Colorado se conservará en ganaderías para dar sombra a reses)