Cómo conservar 50 % Bos indicus y 50 % Bos taurus en trópico bajo

Por: 
Luis Humberto Caballero R. de Fedegán-FNG
03 de Noviembre 2020
compartir
Cómo conservar 50 % Bos indicus y 50 % Bos taurus en trópico bajo, Zootecnistas y ganaderos, esquema genético, cruces, razas europeas especializadas, europeas naturalizadas, criollos, doble propósito, machos con musculatura, Cebú vaca, Romosinuano, Costeño con Cuernos, Guzerat, software ganadero, índices óptimos, no suplementación, pasto Colosuana, sistema silvopastoril natural, noticias de ganadería colombiana, CONtexto ganadero.
“Para mantener este esquema genético he manejado 7 razas Cebú x criollo x europeo”, sostuvo Luz Mercedes Botero. Foto: Cortesía.

Familia de Zootecnistas y ganaderos de toda la vida han mantenido este esquema genético en su hato bovino y ostentan un índice de natalidad del 72 %, además, nacimientos 26 kg en machos y 27 kg en hembras. Recomiendan los cruces con razas europeas especializadas y las europeas naturalizadas o criollos.

 

Luz Mercedes Botero en su finca ubicada en el departamento del Magdalena, durante 30 años ha mantenido en su hato animales de doble propósito conservando el componente genético en 50 % de Bos Indicus y 50 % Bos Taurus.

 

“Este debe ser ojalá europeo especializado y europeo naturalizado o criollo”, considera Botero quien es Zootecnista, MSc, investigadora con muchos reconocimientos y Decana de Ciencias Agropecuarias de la Universidad de Sucre. (Lea: Cruce entre Bos taurus y Bos indicus debe ser el biotipo bovino colombiano)

 

Tiene claro que necesita leche, pero no más de 4 o 5 litros diarios por hembra. “La alimentación sin suplemento no permite más. También requerimos carne para vender los machos y que sean apreciados por musculatura”, agregó.

 

El hato es manejado técnica y administrativamente por 3 zootecnistas, “yo soy Zootecnista al igual que mi esposo y mi hijo. Entre los 3 decidimos qué toro se debe utilizar con cual vaca”.

 

Esta familia de zootecnistas y ganaderos han pasado 3 décadas tratando de conservar el componente genético de 50 % Bos Indicus y 50 % de Bos Taurus.

 

 

¿Cómo lo han logrado?

 

Ha manejado 7 razas Cebú x criollo x europeo de la siguiente manera: inició con vacas Cebú del municipio de Plato del departamento de Magdalena, seleccionadas por su notable producción de leche en esta región ostensiblemente ganadera del territorio colombiano.

 

Considera que se debe utilizar un toro u otro, pero siempre teniendo en cuenta el fenotipo de las vacas.

 

“Hemos utilizado toros de la raza Costeño con Cuernos, e igualmente machos Romosinuanos que pertenecen al centro de experimentación de Corpoica”, señaló Botero. (Lea: Romosinuano ha registrado preñez a los 21 meses)

 

Asimismo, ha utilizado toros Guzerat producidos en ganaderías prominentes del departamento de Montería. “Machos originarios de la inseminación artificial y también de alto pedigree”, recalcó.

 

De manera simultánea ha usado toros media sangre producto de diferentes cruces genéticos: Cebú x Pardo Suizo, Cebú x Simmental y Cebú x Holstein.

 

No es usuaria de las técnicas avanzadas de reproducción bovina y por tanto considera que el toro es más efectivo. “Aquí no hay ni nitrógeno para mantener un termo. Tampoco hay servicio de inseminación o trasferencia de embriones”.

 

 

El resultado

 

Los registros de producción y reproducción de nuestro software ganadero son positivos. “Al mantener este esquema genético tenemos un índice de natalidad del 72 %. “Es lo más importante económicamente”.

 

Trabaja el doble propósito y no tiene en donde cebar. “Registramos peso al nacimiento de 26 kg en machos y 27 kilogramos en hembras.

 

Desteta sus machos a los 148 kg y las hembras a los 142 kg y lo hace a los 9.2 meses de edad, índices que le permite estar acorde con los promedios de producción nacional.

 

“Registramos una ganancia diaria de peso de 420 gramos por animal al día -sea en invierno o en verano- y cuando hay posibilidad de levantar no llevamos los animales más allá de los 260 kg”, recalcó.

 

En cuanto a la alimentación, no acude a la suplementación porque no la requiere y ofrece sal mineralizada a voluntad en todas las etapas del desarrollo bovino y agua en jaguey.

 

Además, tiene praderas básicamente de pastos Colosuana y cuenta con la sostenibilidad que le otorga su esquema de sistema silvopastoril natural. (Lea: Razones por las cuales los silvopastoriles le generan dinero)

 

“De esta manera hemos mantenido el 50 % de Bos indicus y 50 % de Bos Taurus en los animales de nuestro hato bovino en el trópico bajo que nos da más carne que leche y buena musculatura para poder venderlos, pero no pasamos de los 260 kilos por animal”, puntualizó Botero.