Cómo evitar que el estrés calórico afecte a sus animales

Por: 
CONtexto ganadero
17 de Septiembre 2019
compartir
Ganadería, ganadería colombia, Ganadería colombiana, CONtexto ganadero, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, estrés calórico, estres calorico ganado de carne, ganado de carne, manifestaciones estres calorico, manifestaciones estres calorico carne ganado, vaca, sistema carnico, ganaderos, ganaderos colombia, Sistemas silvopastoriles, reforestación, calidad carne
Los abortos, la poca reproducción en los machos son consecuencia del estrés calórico en bovinos de carne. Foto: Youtube.com Corhuila

El cambio climático por el que está pasando el mundo está afectando las ganaderías del país por el estrés calórico. Este afecta directamente la producción de carne y leche, por lo que los productores deben velar con el confort y cuidado de los animales. 

 

En los sistemas de producción cárnica, el estrés calórico perjudica la calidad de la carne de los animales, así como su comportamiento, pues los cambios en el clima incapacitan al bovino a equilibrar su temperatura corporal, razón por la cual se perjudica la capacidad y formación de la proteína en condiciones adecuadas. (Lea: ABC para minimizar el impacto del estrés calórico)

 

Carlos Alberto Cadavid, administrador general de la Hacienda El Cucharo, ganadería de gran tradición por ser uno de los primeros criaderos de ganado cebú en Colombia, indica que esta es una de las afectaciones que se están presentando en la actualidad en varias partes del país.

 

El estrés calórico, sobretodo en programas de transferencia de embriones e inseminación artificial, tiene una incidencia muy directa porque las altas temperaturas que se están presentando alrededor del mundo en los últimos 5 años, impactan la ganadería tanto en sistemas de leche como de carne”, afirma Cadavid.

 

En este tipo de programas reproductivos, el estrés calórico incide directamente por medio de manifestaciones como las reabsorciones, abortos y vacas que no tienen un ciclo normal. Para los toros, las consecuencias varían, pues una de ellas es la perdida de la libido, por lo que estas terminan siendo una forma natural de defenderse por parte de los ganados. (Lea: Los minerales claves para mitigar los efectos del estrés térmico en la ganadería)

 

Estas formas de presentación del estrés calórico, inciden en los índices de productividad de las explotaciones ganaderas, por lo que el productor debe trabajar para prevenir que se manifieste en sus predios.

 

En palabras de Cadavid, “una de los aspectos que deben hacer los productores para cambiar el estrés calórico y ayudar al animal a que esté más confortable y se puedan comportar de manera mucho mejor en pastoreo es mediante la implementación de programas silvopastoriles, la reforestación con maderables y con árboles y arbustos que den alimentación a estos semovientes”.

 

Para este ganadero, en el trópico bajo del país hay muchos árboles que las personas usan para mejorar el tema del confort de los ganados y además de ayudar en los veranos que hoy en día son mucho más intensos que hace muchos años atrás.

 

En el caso de los sistemas productivos de carne, si se habla de ganado de cría, el estrés calórico se manifiesta mediante la reducción de los índices de preñez, además de reabsorción temprana, la dificultad de los toros en el correcto desarrollo de la monta en las vacas y su comportamiento productivo.

 

Para Cadavid, “si hablamos en la producción de carne de ganado de ceba en levante y engorde, también vamos a tener el mismo problema porque el estrés calórico del ganado va a generar que estos gasten más energías regulando su temperatura corporal y no solamente buscando sombras y dejando de alimentarse, sino también que cambia su metabolismo, por lo que ese gasto de energía incide directamente en la ganancia diaria y en el tiempo en que se debe engordar porque se alarga mucho más”.

 

Finalmente, esto termina generando problemas en la calidad de la proteína, porque al encontrarse los animales estresados, no van a tener una calidad buena de la carne y su reproducción no va a ser la misma. Es por esta razón, que lo recomendables que los ganaderos cambien el concepto de trabajo con potreros a cielo abierto a programas silvopastoriles y maderables donde se le garantice el confort al animal.

 

Ya las fincas no pueden ser potreros a cielo abierto sino que hay que sacarle el mayor jugo para que no solo se mejore el confort del animales sino para que se mejore la capacidad de carga de las mismas y hacer más intensa la producción y la ganancia diaria”, concluye Cadavid. (Lea: ¿Cómo influye el estrés calórico en el metabolismo de los bovinos?)