Ganado estabulado
Foto: Captura de pantalla

Cargando...

Cómo funciona una ganadería estabulada con pastos de corte

Por - 12 de Julio 2022

Aunque en Colombia no es muy común la ganadería estabulada o semi estabulada, para algunas personas interesadas en incursionar en esta actividad, puede ser una buena alternativa.


Aunque en Colombia no es muy común la ganadería estabulada o semi estabulada, para algunas personas interesadas en incursionar en esta actividad, puede ser una buena alternativa.

Según Antonio del Dago, de Hacienda La Verónica, lo primero que se debe hacer cuando se va a desarrollar un proyecto en confinamiento con pastos de corte es delimitar el área que se tiene disponible para sembrar el pasto y poder alimentar los animales que se van a tener dentro del establo.

Se debe tener claro cuáles son las medidas de ese terreno y cuánto se puede producir por metro cuadrado para poder tener la cantidad de animales exacta que la finca puede sostener durante todo el tiempo y no se generen altibajos en las producciones.

Por su parte, el ganadero José Luis Almeida, en una nota de La Finca de Hoy, señaló que la práctica del ganado estabulado se debe alternar con la producción de diferentes forrajes. Para alimentar 60 vacas se debe contar en la finca con seis hectáreas de pasto de corte de excelente calidad.

Una vez se determina la cantidad de pasto a producir se puede también determinar la cantidad de semilla que se va a necesitar, la cantidad de alimento que se va a producir y la cantidad de animales que van a ser productivos en el proyecto. (Lea: Sistemas de estabulación, ¿una apuesta arriesgada para su predio?)

Así se podrán sembrar todas las áreas que se necesitan, que sea un pasto de calidad que haya alimento durante todo el año de forma abundante con un crecimiento bueno y que por metro cuadrado se tenga más forraje, lo que significa que habrá animales mejor alimentados.

De igual manera es importante que todo proyecto que se haga en confinamiento o estabulación defina un lugar donde se puedan tener los animales, almacenar el pasto, picarlo y darlo de una forma fácil.

Cuando se habla de un establo no implica una construcción lujosa para los animales sino que se ajuste al presupuesto disponible pero que sea confortable para el ganado y que puedan descansar y recibir el alimento que necesitan.

De acuerdo con Almeida los establos pueden tener entre cuatro y cinco módulos con capacidad de 35 cabezas y con espacio de cuatro a seis metros para cada vaca. Se puede utilizar la guadua para las paredes y soportes de altura, los pisos pueden ser de cemento con una cama de paja o aserrín y un soporte de 25 centímetros para que el piso sea firme al momento del pisoteo de los bovinos.

Para realizar establos de cama profunda se recomienda una óptima ventilación con techos superiores a los 4 metros. (Lea: Estos son los elementos que hacen funcionar la ganadería estabulada)

Además se debe establecer un área para la picadora de pasto con un espacio de dos metros cuadrados y un lugar de 8 metros cuadrados seco y cubierto donde se guardan los insumos y alimentos

Los comederos deben ser en forma de canoa, en material plástico para su fácil desinfección y deben tener un metro de largo por 50 centímetros de ancho y su altura debe ser de 60 centímetros y su profundidad no mayor a 40 centímetros.

También es recomendable que los establos estén cerca a los cortes de pasto para que se puedan llevar de forma fácil, así sea de forma manual, porque si hay que recorrer una distancia larga para llevarlo y no se tiene mecanización será más difícil porque los animales deben consumir la misma cantidad de comida todos los días.

El establo debe permanecer limpio y en buenas condiciones, a la vez que se aprovecha el estiércol de los animales para abonas los mismos pastos de corte logrando así una economía circular.

Así mismo, antes de meter animales se debe empezar a producir con el pasto que se tiene unas reservas que permitan tener un colchón para cuando haya tiempos difíciles poder proveer la comida al ganado de manera que tampoco baje la producción. (Lea: Descubra el secreto del éxito de una ganadería estabulada de leche en Colombia)

Luego de ello sí se debe pensar en los animales que se van a tener en la finca y para ello se debe mirar que se ajuste a lo que se necesita es decir si es leche o carne, buscar ganado que tengan esa característica pero que también se adapten a la climatología del predio y que funcionen de forma adecuada.

Igualmente si se tiene un espacio pequeño se deben buscar animales de menor tamaño pero que se caractericen por su buena producción bien sea de leche o de carne.

También es importante tener en cuenta los costos de producción y el precio de venta del producto, especialmente en el caso de la leche, por lo que se debe buscar la manera de usar lo que se pueda producir en la finca en lugar de comprar insumos que en estos momentos presentan altos precios.

En el caso de la lechería también es factible mirar la posibilidad de elaborar derivados lácteos que tienen un valor agregado y generan un mejor ingreso.  

Las más vistas