Cómo hacer una prueba de gestación mediante un análisis Elisa de campo

Por: 
CONtexto ganadero
21 de Julio 2021
compartir
Muerte embrionaria, gestación, productividad, Producción, rentabilidad, eficiencia reproductiva, detección de celos, abortos, nutrición, detección temprana, preñez, reproducción, días abiertos, estrés calórico, producción de leche, partos, remplazos, Terneros, análisis Elisa, glicoproteínas, suero, plasma, veterinarios, palpación, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
La detección del celo de manera oportuna es un aspecto fundamental para la rentabilidad del hato y por eso es un factor que se debe monitorear permanentemente. Foto: perulactea.com

La baja tasa de detección de celos, abortos, muerte embrionaria, mala nutrición, entre otros, son factores que afectan la eficiencia reproductiva del hato.

 

Según Luis David López, representante en Colombia de Idexx Laboratories, el laboratorio de diagnóstico veterinario más grande del mundo, se debe hacer una detección temprana de la preñez para evitar este tipo de problemas.

 

Recordó que el rendimiento económico de la industria ganadera está ligado al porcentaje de vacas que paren anualmente y de ahí la importancia de un adecuado control.

 

La reproducción va en paralelo con la producción y estos dos factores tienen que estar en equilibrio para ser exitosos y competitivos. (Lea: Observe estos signos para detectar el celo en bovinos)

 

Hay celos que se pasan y no se pueden visualizar de una forma precisa si no se tiene algún dispositivo que permita marcar la vaca que está presentando celo.

 

La muerte embrionaria es una forma multifactorial en que se puede presentar por mala nutrición, estrés calórico, entre otros factores, y se presenta desde el día uno hasta el 57 o 60 y es algo que en un momento no se puede cuantificar ni evaluar sobre el por qué se presentaron.

 

Señaló que algunas consecuencias de la baja fertilidad son la disminución en la producción de leche, que afecta la rentabilidad del hato; la interrupción de los partos y patrones variables de producción de leche; mayores costos de remplazos; reducción de venta de terneros o terneras; pérdida de genética; costos adicionales por inseminación artificial; y, costos veterinarios adicionales.

 

Sostuvo que la detección de la preñez debe ser rutinaria y entre los factores a considerar están el que todas las vacas elegibles deben ser chequeadas lo más temprano posible, y tomar acciones para servir nuevamente las vacas detectadas vacías.

 

Toda vaca preñada debe ser chequeada nuevamente para detectar abortos y la etapa de la gestación donde se produce el aborto.

 

Una de las pruebas de gestación es un análisis Elisa de campo que detecta la presencia en etapas tempranas de glicoproteínas asociadas a la gestación en muestras de suero, plasma y leche de bovinos. (Lea: La detección del celo, clave en la reproducción y producción de leche)

Hay una exactitud en la detección de la gestación en 28 días en suero, plasma o sangre entera, después de la inseminación o la monta.

 

Se trata de una herramienta adicional para los veterinarios en la identificación rutinaria y temprana de las vacas vacías, además de los métodos tradicionales.

 

En el caso de la prueba en suero o plasma se puede hacer en campo (sin análisis de laboratorio) y para ello se necesita un microlitro de sangre, una cantidad muy pequeña para analizar una muestra y determinar la presencia de glicoproteínas.

 

Si es positivo se dice que el animal es gestante hasta que se haga un nuevo chequeo o un episodio reproductivo que se vea oportunamente.

 

La utilización de este kit se recomienda a los 28 días y si se hace transferencia embrionaria sería a los 21 días.

 

Hay veterinarios que hacen palpación a los 35 días eso significa que con el kit se está ahorrando siete días en un promedio de un hato de 20 animales, con un promedio de $15 mil el día abierto significa $2,1 millones que se dejan de percibir por días abiertos y estos varían dependiendo de la alimentación y el manejo que cada uno de los ganaderos tenga y de la ubicación de la finca. (Lea: La tasa de detección de celo (TDC))

 

Las características de la prueba Elisa muestran que es un protocolo rápido y sencillo, concebida para obtener una gran exactitud, muestras de suero y plasma, y, duración del análisis inferior a 30 minutos.

 

En conclusión, dijo, es una herramienta para hacer más eficiente el diagnóstico de muerte embrionaria y gestación, que permite iniciar la determinación de las causas de muertes embrionarias y sirve para mejorar productividad, producción y rentabilidad.