Con tecnologías satelitales conocen comportamiento de ganado bovino

Por: 
Agencia de noticias UNAL
04 de Septiembre 2014
compartir
tecnología bovinos colombia
La ganadería bovina es la principal actividad del sector rural en Colombia, pues genera el 3,6% del total del PIB. Foto: CONtexto ganadero.
Con herramientas para sistemas de información geográficos satelitales, GPS, investigadores de la U.N. Sede Palmira y la Universidad del Tolima caracterizaron la vegetación leñosa de estos sistemas productivos.
 
La ganadería bovina es la principal actividad del sector rural en Colombia, pues genera el 3,6 % del PIB total y el 27 % del PIB agropecuario. Por eso, conocer la distribución espacial y temporal de los animales en su hábitat es uno de los principales objetivos de investigadores dedicados a los sistemas de producción animal. 
 
En dichos sistemas, según Jorge Rodrigo Serrano, magíster en Ciencias Agrarias de la Sede Palmira, el componente leñoso cumple un papel muy importante en la productividad de las fincas ganaderas, ya que provee múltiples bienes como madera y alimento para el ganado y servicios como sombra, fijación de carbono y conservación de la biodiversidad. (Lea: Chip, bolo en rumen o chapeta, tecnologías para identificar reses)
 
“Los árboles en pasturas son capaces de brindar beneficios ecológicos, como la conservación de hábitats para especies animales, importantes en la dispersión de semillas arbóreas para la regeneración natural. Además funcionan como corredores biológicos”, asegura el investigador. 
 
En ese sentido, demostrar el papel de las especies arbóreas y herbáceas de la pastura en el comportamiento animal bovino es clave para la productividad de estos sistemas. Allí las herramientas tecnológicas como los sistemas de información geográficos y los GPS son fundamentales. 
 
“Por ello encaminé un proyecto para caracterizar la vegetación leñosa de un potrero arbolado del Magdalena tolimense, mediante estas herramientas tecnológicas, que brindan precisión en el ámbito espacial y temporal, minimizando posibles sesgos en cuanto a lo tolerante que puede llegar a ser cada
animal ante la actividad humana”, afirma el experto. 
 
La estimación de la fracción de copa abierta y el porcentaje de oclusión se obtuvieron a partir del análisis con el software libre Gap Light Analyzer, mientras que la RAFA se midió con un ceptómetro accupar LP-8. 
 
El inventario de leñosas perennes reunió 21 especies y la cobertura arbórea más dominante en el área de estudio fue menor al 20 %. 
 
En conclusión, el monitoreo de las vacas con GPS facilitó la evaluación del comportamiento animal, sorteando situaciones que hasta hace pocos años eran un impedimento para un seguimiento continuo de grandes animales, como barreras naturales y agotamiento de investigadores debido a largas y extenuantes jornadas de seguimiento visual. 
 
“Por otra parte, el uso de receptores para GPS en bovinos, una vez pasa el período de acostumbramiento, no altera el comportamiento gregario habitual de la especie”, amplía el experto. (Lea: Productores conocieron tecnologi?as para afrontar la sequi?a)
 
Un ejemplo puntual del comportamiento habitual son las distancias recorridas en promedio por día, en donde se observó que bajo las condiciones del potrero en que fueron monitoreadas, recorren distancias similares de manera general, pero cuando se evalúan las distancias recorridas, teniendo en cuenta los días con temperaturas máximas y mínimas en función de la época y la raza, se evidencian diferencias en el comportamiento. 
 
Según Serrano, el uso conjugado de la observación visual y las herramientas tecnológicas permite realizar estudios detallados del paisaje, que aportan a la implementación de modelos ganaderos que involucren la producción sostenible, el confort animal y la protección y conservación del medioambiente. 
 
Todo, a partir de la óptima utilización de las coberturas arbóreas y herbáceas que componen los sistemas de producción bovina en nuestro medio.