Conozca cómo la ganadería ayuda al pequeño productor

Por: 
CONtexto ganadero
12 de Agosto 2022
compartir
Familia beneficiaria de tierra y apoyo institucional con explotación ganadera
El aoporte institucional y la innovación fueron la base de su éxito. Foto: Captura de pantalla

Jenny Lucía Cárdenas y Juan Carlos Moreno, son una pareja dedicada a la actividad ganadera en una pequeña parcela que les adjudicó la Agencia Nacional de Tierras y que recibió apoyo de la oferta institucional.

 

Uno de las grandes quejas que manifiestan los pequeños ganaderos es que no cuentan con apoyo de las instituciones del gobierno ni con crédito. Pero este no es el caso de de esta pareja que recibió capacitaciones e insumos del Estado, que combinados con innovación y conocimiento lograron un caso de éxito.

 

Se trata de la parcela El Pedregal, predio ubicado en el municipio de La Dorada, Caldas, que tiene cinco hectáreas y donde poco a poco han ido aumentando el número de animales hasta llegar a 20 que completarán próximamente cuando las vacas que están preñadas tengan sus crías.

 

La pareja también fue beneficiaria del programa alianzas productivas durante el 2018 que les otorgó capacitaciones e insumos a través de la alcaldía, la Gobernación de Caldas, Corpocaldas, Sena e ICA.

 

En la finca se manejaban praderas para pasto heno pero debido a que los precios no daban la rentabilidad que se quería entonces pasaron a la ganadería y vieron que la lechería es mejor. (Lea: Ganado doble propósito enfocado en leche, caso de éxito en La Dorada).

 

Como afirman, en una nota de La Finca de Hoy, se cansaron de producir comida para las vacas de sus vecinos y se atrevieron a crecer su economía como familia emprendiendo con su propia ganadería.

 

Según indicaron, la ganadería es lucrativa porque con la leche se sostiene el ganado y la familia en la parte económica y le van quedando las crías para que el proyecto se vaya ampliando.

 

 

Así mejoraron el ingreso de dineros de la finca

 

Desde que se cambiaron de producir heno dos veces al año para tener leche diariamente la pareja ha logrado mejorar de manera notoria su flujo de caja. La plata de la leche es quincenal mientras que cuando estaban con el heno a veces se tardaba hasta ocho meses para ver el dinero.

 

 

Con el heno estaban obteniendo alrededor de $6 millones al año mientras que con la lechería con seis vacas de buena producción puede sacar una caneca mensual por la cual le pagan $1,2 millones con lo cual al año obtiene un poco más de $14 millones.

 

Sin embargo, hay que tener en cuenta los insumos que se deben emplear para lograr este resultado porque a las vacas hay que suministrarles sal, vitaminas, hacerles purgas, entre otras cosas, pero al final le quedan alrededor de $10 millones libres, según dijeron.

 

 

El aporte técnico

 

Desde el inicio tuvieron muy claro su objetivo de producir leche en cantidad y de calidad en una zona donde la temperatura alcanza hasta los 38 grados centígrados, para ello se valieron de vacas girolando y blanco orejinegro (BON) con las cuales obtuvieron resultados satisfactorios rápidamente.

 

Lo importante para un ganadero es hacerse a vacas buenas, empezaron con seis y después compraron otras y se tienen las crías de las primeras y es así como pronto van a llegar a 20. (Lea: Se disparó el precio del ganado en La Dorada)

 

Tienen potreros de rotación, en la mañana se llevan los animales a ordeñar y allí se les da el pasto de corte y concentrado después de las tres de la tarde, cuando baja la temperatura, regresan a los potreros.

 

Los pastos de corte que manejan son maralfalfa, Cuba 22 y caña maíz que son altos en proteína para alimentar el ganado y aparte de eso se les da matarratón y sal al 8 %. Además se les dan vitaminas.

 

La semi estabulación se garantiza con un corral elaborado con tejas de zinc, tubos en material galvanizado y pisos en concreto donde cada vaca es ordeñada y suplementada.

 

Otra de las bases de su éxito es la administración de los espacios con que se cuenta para el pastoreo debido a que no debe sobrepasar los diez días de estancia de los animales en cada potrero para evitar el pisoteo y garantizar el descanso de los potreros.

 

Tienen cinco hectáreas y de ellas una está con limón y las otras cuatro las destinaron para el ganado y allí se tienen seis potreros

 

Donde no hay animales construyeron unos callejones de movilidad con una amplitud de 1,20 metros. (Lea: ¿Existe un modelo de lechería para trópico alto y bajo? Conozca el caso de éxito en Valledupar)