Los cruces son clave para la producción de leche en trópico bajo

Por: 
CONtexto ganadero
27 de Septiembre 2021
compartir
Sabana sucreña, altas temperaturas, humedad relativa, calor, mejoramiento genético, cruzamientos, razas europeas, índicas, animales rústicos, características fenotípicas, San Pablo, Corozal, Sucre, ordeño, Terneros, reproductores, Gyr, holstein, pardo suizo, brahman, brahmolando, jersey, Guzerat, productividad, cualidades reproductivas, días abiertos, cría, estrés, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
Para zonas de trópico bajo, como es el caso de Sucre, los cruces son la mejor opción para una buena producción lechera. Foto: Captura de pantalla del video youtube.com/watch?v=xqX14mVi0QE del canal de youtube La finca de hoy

La sabana sucreña es una zona que se caracteriza por sus altas temperaturas, que superan los 39 grados y una elevada humedad relativa del 80 % que intensifica las olas de calor.

 

En esta región del caribe colombiano los ganaderos han realizado mejoramiento genético a través de cruzamientos entre razas europeas e índicas con el propósito de obtener animales rústicos, con mejores características fenotípicas y resistes al agreste clima que se registra allí.

 

Johen Herrera Díaz, propietario de la hacienda San Pablo, ubicada en Corozal (Sucre) señala que por las altas temperaturas no se pueden manejar razas puras sino cruzadas y adicionalmente ordeñan con ternero porque ellos producen genética y los terneros machos que se producen allí se venden como reproductores.

 

Es así como allí se cruza gyr por holstein; también gyr por pardo suizo; brahman por holstein, que es el brahmolando; brahman por pardo suizo; brahman por jersey; y guzerat por jersey. (Lea: ¿Qué cruce del Pardo Suizo es el ideal para el trópico bajo?)

 

En la actualidad estos cruces producen la leche pero también la resistencia para las condiciones difíciles de esta región del país. En la sabana sucreña cada vaca produce aproximadamente 18 litros de leche diarios.

 

Sin embargo, cuando se trata de buscar una producción netamente lechera el cruce que más produce, bajo dichas condiciones, es el gyr por holstein. Aunque la productividad de los ejemplares es importante no se debe perder de vista sus cualidades reproductivas.

 

Hoy por hoy las vacas pardo suizo por brahman o pardo por gyr se reproducen muy bien. Cada cruce tiene sus atributos y sus ventajas.

 

Por ejemplo, la leche del jersey por brahman es la mejor en sólidos y como ellos le entregan la leche a una empresa que les paga por calidad este cruce así como el de jersey por guzerat les permite obtener un mejor ingreso.

 

En la búsqueda de productividad integral se deben evaluar los números de días abiertos de los cruzamientos y en lo posible encontrar un equilibrio reproductivo que no afecte el rendimiento del hato. Una vaca girolando tiene días abiertos mayores y puede preñarse a los 180 días, sostiene el ganadero. (Lea: 5 estrategias para producir leche de calidad en el trópico bajo)

 

Uno de los parámetros importantes de la Hacienda San Pablo es que realizan el ordeño con cría para disminuir los niveles de estrés en los animales y para que aumenten su producción de leche.

 

Las razas cebuínas son más energéticas, más temperamentales y al quitarles la cría en su totalidad y entrar a una sala de ordeño se estresan más rápido, mientras que si tienen la cría al lado se sienten más tranquilas, señaló.

 

Además es importante tener un régimen alimenticio que le provea a los animales cantidades de nutrientes para el crecimiento, mantenimiento corporal y preñez.

 

Cada uno de estos procesos requiere carbohidratos, proteínas, minerales, vitaminas, agua y la cantidad necesaria de alimento apropiado y balanceado para que la genética se pueda expresar en todo su esplendor.