Conozca qué dicen los expertos acerca de los quistes ováricos en vacas

Por: 
CONtexto ganadero
12 de Mayo 2022
compartir
Quistes ováricos en vacas
Los quistes ováricos en vacas es una de las causas más frecuentes de problemas reproductivos, dependiendo de su clasificación. Foto: tomastruccomedvet.blogspot.co

Así como en las mujeres, las vacas también sufren de quistes ováricos, que constituyen una de las causas de los problemas reproductivos más frecuentes y que pueden ocasionar pérdidas económicas importantes. Conozca qué dicen los expertos.

 

El médico veterinario Cristian Jover, explica que estos quistes presentan unas estructuras llenas de un fluido acuoso o de un material semiacuoso, que tienen áreas ligeramente compactadas con un diámetro superior a los 2.5 cm, por lo cual persisten en el ovario por más de 10 días en el ovario de la hembra en los animales bovinos. (Lea: Factores que inciden en la aparición de quistes ováricos en vacas)

 

“Lo ideal es estos quistes, se supone que el folículo va a pasar a cuerpo lúteo. Sin embargo, esto no se presenta, sino que después del postparto vemos la presencia de quistes ováricos en el animal”, menciona Jover.

 

Una vez pasados los 30 o 45 días, estos quistes pasan de ser normales a posiblemente convertirse en una patología, según menciona el profesional. Por lo que se supone que máximo a los 45 días deben desaparecer de manera espontanea.

 

En palabras de Jover, “si no es así, entonces estamos hablando de la presencia de quistes ováricos que pueden acarrear algunos problemas para nuestra ganadería”, siendo la primera de estas dificultades enfocada en las pérdidas económicas.

 

Clasificación

 

De acuerdo al experto, existen tres tipos de quistes en los bovinos: foliculares, lúteales y el cuerpo lúteo quístico.

 

El primero de estos se caracteriza porque causan en el animal la presencia de celos intensos prolongados, también ninfomafía, que es cuando se montan los unos con los otros constantemente. Además, se presenta una disminución de la producción láctea, por lo que la vulva del animal se inflama y se llena de edemas, con abundante secreción de moco claro.

 

Los segundos se caracterizan porque el animal presenta ausencia de celos, además de notar una conducta homosexual por parte del animal. Para el caso de los terceros, no se consideran propiamente una patología y son de color amarillo.

 

Factores de riesgo

 

Existen varios, por lo que uno de estos es la presencia de fitotoxicidad en las plantas como “las leguminosas principalmente como el trébol blanco, alfalfa tienen la presencia de flavonoides estrogénicos, que van a ser el riesgo para que se presenten quistes ováricos en el animal”, menciona Jover.

 

Otro de los factores son los minerales, pues como asegura el profesional, la deficiencia del yodo puede causar celos silentes y aumentar la incidencia de quistes ováricos. Para el caso del manganeso, “los excesos o altos niveles afectan que otros minerales se absorban en el animal, que es parecido al sodio, porque los niveles bajos pueden causar ese mismo problema de moco cervical, problemas en la capacitación de espermatozoides y aumentar las infecciones uterinas”. (Lea: Quistes en vacas de leche y carne se tratan con diagnóstico temprano)