Tiñas o manchas blancas en los bovinos
Foto: Grupo Asís

Cargando...

Conozca qué son las tiñas o manchas blancas en los bovinos

Por - 18 de Agosto 2022

La tricofitosis o tiñas son enfermedades que pueden alcanzar el grado de epizootias producidas por dermatofitos que afectan la piel, pelos y tegumentos cornificados de los bovinos. Conozca más detalles de esta.


La tricofitosis o tiñas son enfermedades que pueden alcanzar el grado de epizootias producidas por dermatofitos que afectan la piel, pelos y tegumentos cornificados de los bovinos. Conozca más detalles de esta.

La Revista electrónica de veterinaria expone un artículo en el cual se explica que, en los bovinos, las lesiones se presentan como placas de características circular de color blanco grisáceo, secas y bien delimitadas.

Estas manchas se localizan en la cabeza y cuello, y en ocasiones en miembros posteriores y anteriores, así como en la región escrotal. Se consideran susceptibles a esta patología todas las especies de mamíferos, aves e incluso reptiles.

En el texto mencionado se dice que, según algunos autores, la tricofitosis se ha notificado en más de 100 países que abarcan varios continentes, en algunos de los cuales la incidencia es elevada.

Estas tiñas son enfermedades de la piel producidas por un grupo de hongos filamentosos íntimamente relacionados llamados dermatofitos. Estas especies han sido reclasificadas y se les ha dado nuevo nombre basado en tres géneros: Trichophyton, microporum y epidermophyton. (Lea: ¿Sus bovinos han sufrido de dermatofitosis cutánea?)

Estos hongos se encuentran en el suelo y vegetales, ahí viven y se reproducen como cualquier otro de las especies comunes, pues son saprófitos que no necesitan materias vivientes ya que su poder patógeno está en potencia con facilidades extraordinarias de adaptación.

Hay que destacar que, en los meses de poca humedad y escasa precipitación pluvial, la tiña es más frecuente, por lo que la mayor incidencia se ha encontrado en terneros más que en otras categorías, lo que puede deberse a que aquellos bovinos que enferman a edades tempranas alcanzan un prolongado nivel de inmunidad, y con el aumento del grosor de la piel, se disminuye la receptividad al hongo.

En los bovinos, las lesiones que se encuentran en las partes distales de los miembros, aún cuando la enfermedad sea muy extensa, quedan respetadas. En los terneros es común la costra peribucal y en las orejas, rara vez en el tronco. Dichos cambios dificultan la succión de la leche o la aprehensión de los alimentos, lo que le producen escozor.

Para el diagnóstico de esta enfermedad lo primero que se debe hacer es realizar el examen directo que se ejecuta colocando material sospechoso entres dos cubre objetos o porta y cubre con hidróxido de sodio y potasio ligeramente calentado. Con esto se puede observar hifas y astrosporas.

Para prevenir la presentación de estas tiñas, el método de inmunoprofilaxis específico es la utilización de a vacunación, siendo el método más efectivo de protección para el ganado afectado con tricofitosis. (Lea: Ganadero, prevenga el mal de la tiña en su hato)

También se puede hacer uso de distintos medicamentos antibióticos, con dosis especificas que deben ser estipuladas por los profesionales quienes, una vez dictado el diagnóstico, debe tomar las medidas necesarias.

Una vez curado el animal. Se debe proceder a incinerar toda la basura y desperdicios que pueden existir en la finca, de tal manera que no haya posibilidad de una infección a nuevos bovinos.

Las más vistas