Controle las plagas que aparecen con el invierno

Por: 
CONtexto ganadero
05 de Octubre 2017
compartir
ICA, enfermedades infecciosas que se pueden incrementar por la ola invernal, CONtexto ganadero, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia
Con las lluvias proliferan las garrapatas, piojos, roedores y cualquier tipo de vector. Foto
Junto con la ola invernal las probabilidades de aparición de brotes de enfermedades infecciosas, aumenta. Aquí algunas recomendaciones prácticas pero se recomienda buscar la asesoría de un médico veterinario e informar al ICA o la autoridad municipal.
 
Así como el agua es la bendición para la producción agropecuaria, su exceso también lleva aparejado el incremento la población de plagas y vectores transmisores de enfermedades, escasea notablemente el alimento y se dificulta significativamente la movilización.
 
La presencia de lluvias genera diversas situaciones que pueden poner en riesgo la salud de los animales, pues se produce la proliferación de plagas como garrapatas, piojos, roedores y cualquier tipo de vector.
 
Ante esta situación es recomendable controlar dichas plagas y garantizar el adecuado funcionamiento de desagües, canales y sifones, evitar el paso de roedores y reptiles a los sitios de alojamiento de los animales. Esto se puede hacer mediante la utilización de barreras y rejillas y mantener limpios de escombros y de objetos inservibles las instalaciones pecuarias.
 
Cuidados en el almacenamiento de alimentos
 
Se debe evitar que los alimentos se humedezcan ya que tal situación los deteriora y genera contaminación por hogos y sus toxinas, que a su vez pueden afectar la salud de los animales y deteriorar la calidad e inocuidad de los alimentos de origen animal que se destinan al consumo humano.
 
Es además muy importante movilizar los animales a sitios seguros en los que se disponga alimentos agua de bebida.
 
Atender los animales enfermos, administrar tratamientos específicos cuando esto sea posible y mitigar el dolor y padecimiento de los animales mediante procedimientos o tratamientos sintomáticos hasta tanto se establezca un tratamiento definitivo.
 
Cuando se restablezcan las condiciones que así lo permitan, llevar a cabo los planes de vacunación de enfermedades de control oficial como fiebre aftosa y brucelosis bovina e inmunizar los animales contra enfermedades clostridiales como el carbón sintomático.
 
Esta última enfermedad es bastante a la que hay que ponerle mucha atención. "La única forma de prevenir la enfermedad es a través de la vacunación", señaló Cesar Jiménez, médico veterinario y especialista en sanidad animal (Lea Recuerde la importancia de vacunar sus semovientes contra el Carbón).
 
"Los carbones o las clostridiasis son enfermedades a las cuales les debemos seguir trabajando porque no hemos logrado hacerles un control riguroso. Los productores deben entender que resulta más económico colocar una vacuna, que asumir la muerte de un ejemplar", recalcó en la nota referenciada.