Denuncia: La comisión intersectorial se quedó en letra muerta

Por: 
CONtexto Ganadero
01 de Agosto 2014
compartir
Comisión intersectorial
10 entidades del orden nacional hacen parte de la comisión, la cual está establecida desde hace 2 años y de la que poco se conocen sus avances. Foto: CONtexto Ganadero.
Coordinar la formulación e implementación de planes, programas y acciones necesarias para combatir el beneficio ilegal de animales para el consumo humano es el objetivo de esta unidad, la cual solo se reunió 2 veces en un año y cuya gestión es nula.
 
Desde que se le entregó al Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima, la competencia en materia de inspección, vigilancia y control de las plantas de sacrificio en el país, la entidad oficial optó por aplicar la normatividad antigua. En ese momento el decreto 1500 tenía un régimen de transición, condición que fue prorrogada por el Gobierno en 6 oportunidades, y que terminó generando una modificación de aquella norma, dando origen al decreto 2270. (Lea: ¿Qué pasó con la comisión nacional intersectorial de beneficio animal?)
 
La aplicación indiscriminada que hizo la entidad sobre las normatividades 2278 y 1036 de 1991 provocó un cierre alarmante de plantas en todos los departamentos del país, dejando como consecuencia un crecimiento desmesurado del sacrificio clandestino, ya que ante la poca oferta de centros autorizados para el beneficio animal, y la alta demanda del producto, mucha gente prefirió faenar sus reses y cerdos de forma ilegal.
 
El tema, que inicialmente se pensó transitorio, se convirtió en tendencia; lo que al principio solo se hacía con bovinos, poco tiempo después fue replicado con los porcinos y al final con todas aquellas agroindustrias dedicadas al beneficio animal para el consumo humano.
 
Estos hechos llevaron a que toda la institucionalidad pública y privada se diera cita en el Departamento de Planeación Nacional en 2009, donde se acordó que se expediría un decreto creando una Comisión Nacional Intersectorial para la Coordinación y Orientación Superior del Beneficio de Animales destinados para el consumo humano, es decir, un ente regulador que velaría porque el sacrificio de animales destinados al público, se realizara en las mejores condiciones, combatiendo de manera eficiente la ilegalidad. (Lea: Denuncia: MinSalud no responde por avances de Comisión para beneficio animal)
 
Sin embargo, aunque la directriz de crear este ente se dio en 2009, solo se oficializó hasta junio de 2012 a través del decreto 1362. Pero durante esos 3 años previos, ya habían ocurrido escenas indeseables por cuenta de los mataderos ilegales, episodios que en no pocas oportunidades pusieron en riesgo tanto la salud pública de los colombianos como el medio ambiente.
 
¿Quiénes integran la Comisión Intersectorial?
 
Según expresa la normatividad firmada en 2012 son 10 entidades de orden nacional las que hacen parte de esta unidad: Ministerio de Agricultura, Ministerio de Defensa, Ministerio de Salud, Ministerio de Comercio, Ministerio de Ambiente, Ministerio de Transporte, Departamento Nacional de Planeación, Superintendencia de Industria y Comercio, Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima; y el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA.
 
Los representantes de cada organización tiene como función principal coordinar la formulación e implementación de planes, programas y acciones necesarias para la ejecución de políticas relacionas con el beneficio de animales destinados para el consumo humano, así como el transporte y comercialización de la carne y productos cárnicos comestibles. También deben hilvanar acciones encaminadas a la erradicación del beneficio clandestino de bovinos y porcinos. (Lea: Contrabando y sacrificio ilegal preocupan al gremio ganadero)
 
Además de estas tareas, los 10 miembros de la comisión, más aquellos invitados que tenían voz, más no voto, se reunirían una vez cada 3 meses, con el fin de hacerle seguimiento a las estrategias planteadas y acuerdos adquiridos por las instituciones participantes.
 
 
Quejas del gremio pecuario
 
La principal dificultad y queja es que desde hace un año el sector bovino se viene preguntando cuál es el actuar de la Comisión Nacional Intersectorial para la Coordinación y Orientación Superior del Beneficio de Animales destinados para el consumo humano, ya que las denuncias por cuenta del beneficio de bovinos y porcinos son cada vez más reiterativas, lo que deja entrever que el objetivo de este grupo interinstitucional no se está cumpliendo.
 
En agosto de 2013, la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán-FNG, le envió una carta al Ministerio de Agricultura en la que le preguntaba por el estatus de la comisión, haciendo énfasis en el que problema de sacrificio ilegal seguía rampante y que la dificultad de garantizar la inocuidad de la carne que se venía ofreciendo en el mercado se acrecentaba. (Lea: Contrabando y sacrificio ilegal preocupan al gremio ganadero)
 
Esta Comisión sesionó en 2 ocasiones el año pasado (2012), sin desarrollar sus objetivos y sin que a la fecha se hayan integrado los equipos técnicos encargados de apoyarla, gestionar sus decisiones y llevar propuestas a la misma. La Comisión debería sesionar cada 3 meses y es el escenario natural de coordinación de las políticas y actividades orientadas a combatir el sacrificio clandestino, el contrabando de animales en pie y el abigeato”, señalaba la misiva.
 
Para Carlos Serrano, gerente del Frigorífico Jongovito, Frigovito, ubicado en Nariño, con la creación del comité, se suponía que se iban a reunir todas las instituciones con el propósito de que se formaran unidades regionales que adelantaran acciones concretas en las diversas zonas del país, empezando por el censo de todos los expendios de carne, actividad que sigue en el tintero.
 
“Este problema tiene de todo, falta de autoridad y de conciencia de la misma gente. Nunca se ha generado un mecanismo para que se controle y se mida, o donde por lo menos existan indicadores que permitan ver el avance o los planes de mitigación y control que hay sobre ese delito, pero no hay nada; no es sino letra muerta”, argumentó Serrano. (LeaFedegán y los gremios agropecuarios, preocupados por el contrabando)
 
El gerente de Jongotivo criticó que las normas sobre el ideal de una planta de beneficio sean cada vez más exhaustivas, exigiéndole más al funcionamiento legal, mientras el control a la actividad ilegal es tan limitado.
 
Por su parte, Oliverio Solano, gerente del frigorífico Río Frío, ubicado en Santander, sostuvo que el accionar de la comisión no es nulo, pero que los resultados de gestión no se ven y tampoco sabe de planes que controlen el ingreso de carne al departamento, la cual tiene como destino los restaurantes o algunos los hogares, pero que no se comercializa en los centros de distribución formales que existen en la región.
 
“Acá el problema no es que haya disminuido el beneficio sino que siguen entrando carnes de contrabando a la ciudad, sin que ninguna entidad haga algo para controlarlo o erradicarlo”, afirmó Solano. (Lea: 167 municipios de Colombia tienen lugares dedicados al sacrificio clandestino)
 
A su vez, Armando Daza, gerente nacional de los Frigoríficos Ganaderos de Colombia, Friogán, aseguró que en la zona de Sucre y sus alrededores la clandestinidad sigue rampante, sin que nadie haga nada, mientras que en el Meta, la problemática radica en el beneficio ilegal de porcinos, por lo que pidió acciones a la comisión intersectorial.
 
“En la frontera el problema no es el faenado clandestino sino el contrabando. Tenemos datos de que están ingresando diariamente 450 animales en pedazos de carne listos para el consumo de Cúcuta y áreas aledañas. Todo esto a razón del comportamiento del bolívar, lo que convierte este delito en un negocio muy lucrativo y atractivo, pero que perjudica a todo el gremio”, sostuvo Daza.
 
Los miembros de la comisión responden
 
El Invima, uno de los actores con mayor preponderancia señaló a través de Harry Silva, director del área de Alimentos y Bebidas, que en este momento el grupo ha logrado conformar unas unidades regionales en donde se realizaron diagnósticos de la problemática en el sector cárnico y en especial del sacrificio clandestino que se presenta en cada zona, actividad que perjudica la comercialización legal del carne. Silva sostuvo que estos diagnósticos son el insumo para establecer planes de acción y prioridades sobre las acciones que se deben adelantar para el control al beneficio ilegal. (Lea: “El abigeato es el gran culpable del sacrificio clandestino”: Torrijos)
 
Ante el trabajo efectuado por el comité, Silva manifestó que “cualquier acción que se genere de manera interinstitucional es un avance para iniciar actividades de control para el sacrificio clandestino. Este espacio es un instrumento que ha sido creado por el Gobierno nacional para trabajar desde el nivel regional la problemática que se presenta en  la producción de la carne a lo largo de la cadena”.
 
Finalmente, el funcionario aseguró que las reuniones se vienen llevando a cabo de acuerdo a la periodicidad que establezcan en las regiones, dependiendo de la urgencia y de los trámites de la problemática diagnosticada, y enfatizó que el papel del Invima es netamente técnico.
 
En tanto, el ICA aseguró que su presencia en la comisión intersectorial se debe a la competencia que tienen en materia de sanidad animal y control a la movilización de bovinos, porcinos y sus productos. Sin embargo, desde la entidad oficial aseguran que no tienen ninguna injerencia alguna en cuanto al sacrificio ilegal, tampoco en dar a conocer los avances logrados por el grupo de trabajo, labor que sostienen le corresponde al Ministerio de Salud. (Lea: Más de 12 mil reses al mes se sacrifican de forma ilegal en Colombia)
 
“La erradicación del beneficio ilegal de animales no corresponde solo al sector público y menos a la comisión y sus integrantes, el consumidor debe ser educado con el fin de que no consuma carnes de las que se desconocen sus condiciones de sacrificio y transporte, por lo que el sector privado también debe hacer parte de esta gran cadena de formación”, adujo el Instituto Colombiano Agropecuario.
 
Por último, ante las respuestas del ICA, CONtexto Ganadero quiso conocer los alcances logrados por el grupo de trabajo con el Ministerio de Salud, pero el cuestionario enviado no fue respondido por la entidad, siendo la segunda oportunidad que dicha cartera no atiende las solicitudes de este diario.