“El congreso es un escenario de análisis de la realidad ganadera”: José Félix Lafaurie

Por: 
CONtexto Ganadero
28 de Noviembre 2012
compartir
José Félix Lafaurie, presidente ejecutivo de Fedegán
José Félix Lafaurie, presidente ejecutivo de Fedegán. Foto: Archivo
El presidente de Fedegán expone que el estado de las vías terciarias, la competitividad, la seguridad y las tierras serán ejes de la cita ganadera.
 
El 33 Congreso Nacional Ganadero, que se realizará en Santa Marta el 29 y 30 de noviembre, será el escenario en donde se tocarán los temas que más interesan hoy en día a la ganadería colombiana.
 
Entre los tópicos sobre los que se debatirá está el de la seguridad, el mal estado de las vías terciarias, la ganadería sostenible y las tierras. Sobre esas coyunturas, CONtexto Ganadero habló con José Félix Lafaurie, presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, quien resaltó la importancia del evento como un espacio que sirve para analizar los diversos aspectos que rodean a la realidad ganadera.

CONtexto Ganadero: ¿Por qué es importante para el país el Congreso Nacional Ganadero?
José Félix Lafaurie:
Es importante porque la dinámica de este Congreso es lo que le da sentido y continuidad a una tarea que durante más de 50 años se ha venido haciendo a través de Fedegán. Además, el evento es en un escenario de análisis de la realidad ganadera de gran validez, en donde se exponen y se debaten lascoyunturas que vive la ganadería, que hoy en día son extremadamente sensiblespara el sector.

 
CG: ¿Qué sucesos coyunturales afectan a la ganadería?
JFL:
Tenemos amenazas por las decisiones que se tomen en los diálogos con lasFarc en lo referente al tema de la propiedad privada sobre las tierras. También son hechos de interés todo lo que tenga que ver con el desarrollo rural, así como los temas de seguridad, razón por la cual el Ministro de Defensa va a estar en el congreso. Todos ellos, son tópicos que de alguna manera obligan al sector ganadero a mirarse en el espejo.
 
CG. ¿Son problemáticas que ya se han vivido en el pasado?
JFL:
Son coyunturas sensibles que deben analizarse, pero que en el pasado fueron incluso más agresivas, cuando lo que estaba en juego era la vida, porque fueron miles los ganaderos asesinados, secuestrados y duramente extorsionados y, a pesar de toda esa historia de terror, la ganadería mantuvo su rumbo y su ritmo, al punto de ser un sector cada vez más fuerte y neurálgico de la economía colombiana.
 
CG: Dentro de esas coyunturas también está el estado de las vías terciarias, ¿cree que el Gobierno tomará medidas frente a esa problemática en el congreso?
JFL:
Es a lo que aspiramos porque el elemento que más afecta a la competitividad del sector es de lejos el tema de la infraestructura de comunicación. Uno no puede ir sacando en mulas las cantinas de leche para que pueda llegar a un centro de procesamiento. Si el país no hace un inmenso esfuerzo en esta materia todo lo que se haga en otros frentes caerá al vacío. En consecuencia, aspiramos a que la Ministra lleve propuestas como las que ha venido haciendo el gremio, que apuntan a que Colombia haga un esfuerzo por tratar de mejorar más de 100.000 kilómetros de vías, sin las cuales todo lo que se pueda hacer a nivel productivo no alcanzaría para frenar la competencia externa. Aun mas,mientras los productos ganaderos, carno o leche, se movilizan por caminos intransitables,  las importaciones entran por modernos puertos y llegan por autopistas a los principales centros de consumo, con lo cual se va a cambiar la ecuación de la oferta agroalimentaria en Colombia ahora que entran en vigencia losTLCs. Será más barato, por ejemplo, traer un conteiner de leche en polvo que recoger diariamente cantina por cantina por unas vías que son de herradura; como en la epoca de la colonia. Todo esto es una paradoja, porque mientras la producción nacional se queda en las apartadas veredas rurales, la internacional termina atendiendo los hogares de los grandes centros de consumo de Bogotá.
 
CG: ¿Frente al tema de la tierra, en el marco de las negociaciones con las Farc, con qué dudas y preocupaciones llega el sector ganadero al Congreso?
JFL:
El sector cree que el Gobierno tiene la obligación no solo de respetar la Constitución y las Leyes sino también de proteger aquel que de manera legítima posee y produce desde el campo. Por consiguiente esa discusión que ha querido plantearle las Farc al Gobierno a través de la mesa de diálogo nos parece que es una posición que obligatoriamente tendrá que irse desestimando porque es evidente que aquí no estamos para hacer reformas agrarias, para quitarle la tierra a quien está produciendo, sino para que se desarrollen instrumentos como la Ley de extinción de dominio y la Ley de restitución de tierras, que le va permitir al Gobierno incrementar la oferta de tierras fiscales para poder atender la demanda de campesinos despojados o sin tierra.
 
En la poca vigencia de la Ley de restitución ya hay dos millones de hectáreas que están sometidas a controversia, entre ellas igual cantidad por parte de lasFarc y de paramilitares. Hay más de 800.000 hectáreas comprometidas por cada uno de estos actores armados. Por eso lo que el Estado debe hacer en virtud delos instrumentos que tiene es quitarle esas tierras a quienes las han usurpado sin afectar aquellas que fueron adquiridas legítimamente. Por consiguiente, meparece inconveniente abrir un debate sobre la tierra legalmente adquirida y mucho más cuando el sector pasa por una difícil situación.
 
CG: ¿Que retos deben plantearse sobre la productividad de las tierras?
JFL:
Cualquier proyecto de desarrollo rural que involucre la tierra tiene que estar orientado a los retos de la globalización y en esa misma medida que el Gobierno utilice los mecanismos que ya tiene para generar una producción empresarial de gran escala sin la cual no vamos a ser competitivos.
Hay que generar compatibilidad entre la atención al pequeño productor, de los cuales Fedegán representa a cerca de 400.000 y especialmente a 244.000 que tienen menos de 10 animales, lo que es igual a pobreza rural e indigencia en el campo, con el empresario que realmente es capaz de crear a través de economía de escala mayores niveles de competitividad.

Por esto también nuestras dudas sobre las negociaciones con las Farc, porque este tipo de economía empresarial no está en las cuentas de la guerrilla, es un imposible categórico para la guerrilla que exista ese empresariado grande.

Aquí es importante mencionar las incoherencias de un Gobierno que en el Congreso tramita un TLC con la Unión Europea que puede dejar a 300.000 productores de leche en la quiebra y que por otro lado negocia con aquellos que con sus actos terroristas han sido los mayores causantes de pobreza rural e impulsan un modelo de desarrollo rural minifundista.
 
CG: ¿Será el tema de la seguridad uno de los tópicos que se tocarán en el congreso?
JFL:
Sí, porque hemos visto que en los últimos meses han sido recurrentes los ataques de las Farc a la población civil y a la infraestructura del país. Así que lapresencia del Ministro de Defensa en el fondo es para que el Gobierno explique hacia donde va en materia de seguridad porque es evidente que sin ella no es posible la reconversión, ni incrustar a la ganadería colombiana en los mercados internacionales. Además, el ganadero ha venido perdido la confianza que tenía en la política de seguridad del Estado. Por eso todos los esfuerzos que se hagan en esta materia serán bienvenidos. Y los ganderos estamos prestos para apoyar a la Fuerza Publica en su tarea de garantizar seguridad.
 
CG: ¿Por qué la ganadería sostenible es tema eje del congreso?
JFL:
Fedegán se jugó hace mucho tiempo la carta de la ganadería sostenible, por múltiples razones, por reconversión productiva, porque mejora los suelos, porque tiene la capacidad de dar repuestas anticipadas al tema del calentamiento global,y a lo que es captura de carbono. Y en consecuencia, queremos oír al Ministro de Medioambiente para ver que dice con respecto a las compensaciones  ambientales de aquellas empresas que desarrollan grandes proyectos mineros, cuyas compensaciones podrían ser aplicadas a una ganadería sostenible en una alianza minería – ganadería.
Este tema de la ganadería sostenible es un gana-gana: ganan las empresas extractivas, gana el país, gana la ganadería y en un aspecto en el que tenemos un liderazgo mundial.
 
CG: ¿Arranca con el congreso la celebración de los 50 años de Fedegán? 
JFL:
Sí, arranca y va a ser el inicio de un año de análisis permanente y descentralizado de la realidad ganadera del país. Van a haber foros en diversas regiones, también publicaciones sobre temas especializados como el de la tierra y el de los Tratados de Libre Comercio. La celebración no va a ser una fiesta, es un año de estudio de la realidad ganadera.
 
CG: ¿Qué invitación desea hacerles a los participantes del congreso?
JFL:
La agenda que tenemos es ambiciosa, en la que se abordarán temas complejos de la realidad que enfrentamos y de los desafíos que se aproximan,razón de más para que los ganaderos participen de manera proactiva en este 33 Congreso Nacional Ganadero, con una mirada renovada sobre “lo rural”. Así que hacemos un llamado a los productores pecuarios para seguir escribiendo la historia del sector, participar en este evento y aportar insumos a quienes toman las decisiones públicas, para que florezca un campo más incluyente, con paz y bienestar para todos.